Abrirá factura electrónica oportunidades de negocio
14/01/2011
La entrada en vigor de la factura electrónica abre nuevas oportunidades de negocio para proveedores de equipo de cómputo, software y equipos para el escaneo de facturas con código bidimensional para comprobar su autenticidad.

Fuente:  http://nortedigital.mx    Fecha:  14.01.2011

Así lo expresó ayer el director de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Guillermo Soria Magaña, quien destacó también que las empresas que recibieron autorización de Hacienda para ordenar la impresión de sus facturas hasta el 31 de diciembre pueden recibir de manera dosificada sus impresiones durante éste y el año entrante, lo que implica que las imprentas tengan trabajo por un buen tiempo.

Señala que en el proceso de transición que se cierra en el 2012, quienes se plieguen al sistema de factura electrónica tendrán dos opciones.

Una de ellas es para quienes ya se habían integrado a él en años pasados.

De acuerdo con las reglas del 2010, se debió adquirir un software a un proveedor autorizado por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

La compañía que lo instala en su sistema tiene en sus manos la emisión de un reporte de lo facturado dentro de los 17 días siguientes al mes del ejercicio.

Además de enviar a su cliente la factura digital vía Internet sin necesidad de imprimirla.

Quien recibe el documento se obliga a realizar su contabilidad en línea, pudiendo acudir al proveedor autorizado para ello, informando al SAT sólo de datos generales y globales.

Esta situación cambia para la legislación aplicada en el 2011.

Se mantiene la compra del software al proveedor autorizado, pero la empresa que lo adquiere debe enviar su documento electrónico a un proveedor que se encarga de certificar la factura y enviarla al cliente a la vez que realiza el reporte de la expedición al SAT.

Quien recibe la factura al final de la cadena tiene la obligación de comprobar que se trata de una factura auténtica, por lo que debe consultar en la página del SAT de acuerdo con los datos incluidos en el código bidimensional, además de informar al fisco en forma detallada de las operaciones realizadas.

Esto a la larga provocará que el SAT tenga no sólo control de las operaciones de compraventa realizadas por las compañías, también de sus inventarios para comprobar que las ventas corresponden realmente a la disposición de mercancía.

Señala que únicamente servirán como comprobantes, sin necesidad de emitir factura electrónica, los documentos que amparen pagos de contribuciones, operaciones ante fedatario público que consten en escritura pública o póliza, salvo los honorarios y los gastos derivados de la escrituración.

También se establece que quienes opten por emitir comprobantes fiscales digitales y vayan a continuar utilizando en el 2011 los comprobantes fiscales impresos que aún tengan vigencia, podrán emitirlos simultáneamente, sin tener que dictaminarse, si incluyen en el reporte mensual de folios utilizados los datos de los segundos.

Las personas morales no contribuyentes podrán expedir comprobantes fiscales impresos con código de barras bidimensional cuando los ingresos consignados en sus declaraciones no excedan de cuatro millones de pesos.