Administración 1.0, 1.5, 2.0 By Félix Serrano
27/11/2007
Circula por la red un gracioso pero muy certero chiste o cuento llamado Actualizar de NOVIA 7.0 a ESPOSA 1.0. Los que hemos trabajado en las unidades de informática nos sentimos identificados por la problemática común del cambio de versión y los quebraderos de cabeza que acarrea.

Administración 2.0

26 Noviembre 2007 por Felix Serrano

En el post Administración 1.0 veíamos el largo y curvo camino recorrido hacia la eAdministración y en Administración 1.5 vemos cómo nos encontramos ahora en una encrucijada: ¿vamos a acabar de poner en marcha la versión 1.0, que nunca funcionó del todo bien, o esperamos a la nueva versión 2.0, de la que hablan maravillas, aunque de momento todo lo que hay son betas?

La moda “dospuntocero” se origina hace muy muy poco: fué en 2004 cuando se organiza por primera vez la Web 2.0 conference. Para obtener luz sobre su esencia, acudimos a su definición en el libro Web 2.0 de la fundación Orange:

“Es en ese escenario, en el que interactúan lo social (cómo y dónde nos comunicamos y relacionamos) y lo tecnológico (nuevas herramientas, sistemas, plataforas, aplicaciones y servicios) provocando cambios de lo uno sobre lo otro. Surge una nueva Red caracterizada como la web de las personas frente a la web de los datos, correspondiente a la versión uno, la Web 1.0.”

Y entonces, ¿qué es la Administración 2.0?. Bueno quizás en Tecnimap lo sepan, pues han adoptado ese lema para la edición de 2007. Desde luego lo que para mí no es sólamente la eAdministración en el sentido tradicional del término, o sea, las TIC aplicadas a la gestión de los procedimientos y a la relación con los ciudadanos.

Muchos antes que yo, incluso en este mismo Blog, han entrado a este trapo. Administracion 2.0 de Chica Gato, Más sobre Administración 2.0, de Alorza, Administración 2.0, (éste me gusta especialmente) de Carlos Guadián, … todos pesos pesados. Pero bueno, para eso estamos, para modelar entre todos esta, todavía informe, escultura.

En los programas de ayudas para la incorporación de las TIC en las empresas se un especial hincapié en huir del modelo de tecnificación clásico, basado en el PC y la aplicación de gestión (ahora lo llaman ERP). Se va un paso más allá impulsando la transformación del modelo de negocio, de los procedimientos internos, de la cadena de suministro, de las estrategias de marketing, de la competencia en un mercado global. Así pues confiamos que la utilización de la tecnología en las Administraciones lleve, tarde o temprano, de forma inevitable e inexorable a una transformación de las mismas.

Una cierta visión mecanicista estaría representada fundamentalmente por la definición de la Administración 2.0 como la promoción de uso de las herramientas 2.0. Es decir, si utilizamos wikis y blogs, si hacemos un poco de personalización por aquí, un poco de twitter por allá, ponemos unos videos en youtube… pues ya como que casi hemos hecho la Administración 2.0.

¿De verdad es tan fácil? ¿Entonces porqué iniciativas como los foros del 060 no funcionan y otras parecidas como “Las 1001 ideas“funcionan?. Alorza explica con lucidez, y sin pelos en la lengua, en su post El éxito de las 1001 ideas de ProPolis algunas de las posibles causas. Aunque no implica que yo esté necesariamente de acuerdo con todas ellas, lo que si es cierto es que la tecnología, sola, la herramienta pura no es suficiente

Adopción de la InnovaciónRecientemente he escrito varios artículos donde doy la clave de lo que debería y lo que no debería ser la Administración 2.0. En Burrocrracia manifestaba mi rechazo a la simple mecanización del procedimiento, sin acometer un rediseño del mismo para tomar ventaja de la tecnología. En Por una Administración de la Innovación me atrevía a sugerir, basandome en un informe de IPTS, un enfoque más innovador, en el que va a cambiar el papel social de la Administración Pública, apoyandose por supuesto en la tecnología, pero centrandose más en la creación de valor para la sociedad que en la eficiencia de los servicios como destino final de la eAdministración.

Podríamos poner algunos ejemplos para clarificarlo. Sabemos que la reciente Ley de Contratos del Sector Público, establece dos cosas, una es la obligatoriedad, en un cierto plazo, de facturar electrónicamente a las AAPP, y la otra la creación a corto plazo de estandares para la remisión de esas facturas. Es conocido el caso de Contratación electrónica pública en Dinamarca, pionera en este tipo de medidas, que ha tenido un gran éxito. Así pues, la Administración ejerce de líder tecnológico, ayudando a las empresas y traccionando a la sociedad, en ámbitos en los que el sector privado, sólo, no es capaz de avanzar lo suficiente, ni con la suficiente velocidad.

En el ámbito de los ciudadanos, tenemos otro ejemplo muy claro en el impulso a las actuaciones de identidad electrónica y firma digital, especialmente el dedicado al e-DNI. Obviamente, estamos en el comienzo, y un simple cálculo nos arroja décadas hasta que estas herramientas sean aceptadas y usadas comunmente por los ciudadanos, pero las ventajas son inmensas.

Bueno, para concluir, haré una pequeña parodia del estilo del cuento que citaba al principio de este post, como una carta que un usuario que acaba de cambiar de versión envía al servicio técnico.

Estimados Sres. del Servicio Técnico:

El mes pasado cambié de la versión de ADMINISTRACION 1.0 a la nueva versión ADMINISTRACION 2.0 y he observado que el programa inició varios procesos inesperados que ocupan mucho espacio y recursos importantes. En el folleto explicativo del programa no venía mención alguna a este fenómeno. Además, nueva la versión 2.0 se autoinstala en todos los demás programas y se ejecuta durante el inicio de cualquier otra aplicación, interrumpiendo todas las actividades del sistema.

Aplicaciones que antes funcionaban como ALEGACIONES Y RECURSOS 6.0 , DIAS HABILES 3.6, AJUSTES PRESUPUESTARIOS 1.9, ORGANIGRAMAS 3.0, ya no funcionan, y, lo que es peor: el sistema se cuelga cada vez que intento cargarlos.

De vez en cuando, aparecen avisos de personas a las que no he invitado que intentan hablar conmigo, a través de un programa residente que no he conseguido bloquear.

Aparentemente, no puedo lograr mantener a ADMINISTRACION 2.0 en minimizado al ejecutar alguna de mis aplicaciones favoritas. Estoy pensando en volver al programa anterior ADMINISTRACION 1.0 pero no me funciona el Desinstalar.

¿Me podría ayudar?
Gracias.
UN USUARIO AGOBIADO.

Estimado USUARIO:
Este es un motivo de queja muy común entre los usuarios de ADMINISTRACION 1.0 , pero se debe en la mayoría de los casos a un error básico de concepto: Mucha gente aumenta la versión de ADMINISTRACION 1.0 a la 2.0 con la idea de que ADMINISTRACION 2.0 es sólo una actualización con nuevo interfaz gráfico y algunas utilidades adicionales.

Sin embargo, ADMINISTRACION 2.0 (al contrario de ADMINISTRACION 1.0) es un SISTEMA OPERATIVO completo. Y su creador lo diseñó para controlar todo el sistema.

Es muy poco probable que pueda configurar de nuevo a ADMINISTRACION 2.0 y volver a la versión anterior. Hay una funcionalidad de emulación incorporada en ADMINISTRACION 2.0 para hacer las funciones de la versión 1.0, por compatibilidad, así que no parece necesario.

Es imposible desinstalar, eliminar o configurar los archivos del programa una vez instalados. No puede volver a ADMINISTRACION 1.0 porque la versión 2.0 no está programado para eso. Hay quienes han intentado el FORMATEO TOTAL DEL SISTEMA para luego instalar los programas ADMINISTRACION 1.0, pero sinceramente, le recomiendo vea el Manual, apartado “Precauciones”, en el capítulo “Volver a hacer todos los trámites a mano” y se convencerá de que no es una buena opción.

ADMINISTRACION 2.0 es un programa muy interesante, pero con un alto costo de mantenimiento. Considere la posibilidad de instalar algún software de cooperación social para repartir el trabajo y lograr decisiones consensuadas.

Un saludo.
Servicio de Atención al Usuario

Escrito en Administración Electrónica, web 2.0 | Tagged , , , , | 4 Comentarios »

Administración 1.5

24 Noviembre 2007 por Felix Serrano

En el anterior post veiamos el largo camino que nos conduce hacia la e-Administración 1.0. Porque esta e-Administración, que yo etiqueto como 1.0, no es ni más ni menos que una evolución de las redes, sistemas, aplicaciones y servicios públicos, tecnificándolos, reemplazando medios, pero manteniendo su diseño y filosofía. Es decir, nada nuevo en el fondo, excepto un cierto perfume de modernidad.

Porque, ¿dónde estamos ahora?.

En una encrucijada.

Nuestro post “eGovernment Benchmark Survey 2007 ” se hace eco del análisis de la Comisión Europe, realizado por Cap Gemini, sobre el avance de los servicios públicos electrónicos. Quizás a algunos les puedan tranquilizar las cifras que se ofrecen sobre España (70% en disponibilidad de servicios y de 84% en sofisticación) pero a mi no me satisfacen por varias razones.

Para empezar, la situación es muy desigual. En lo que se refiere a la prestación de servicios públicos electrónicos, todos estamos haciendo cosas, pero el grado de avance y el porcentaje de disponibilidad de los trámites del órgano administrativo competente es muy variable.

Así por ejemplo, en casos de excelencia como la siempre citada AEAT, o el mismo Ministerio de Industria, y algunas de las más avanzadas Comunidades Autónomas (Cataluña, Euskadi, …), ayuntamientos con mucho músculo como el de Madrid, o el de Fuenlabrada, por poner algunos ejemplos (sé que me dejo muchos en el tintero), no cabe duda de que están en la brecha, son el ejemplo a seguir.

Pero, ¿están todas las administraciones a este nivel?. Evidentemente, no. Además, servicios básicos para el cuidadano, como el acceso a los diversos Registros (Registro Civil, Padrón de habitantes, …) y otros trámites comunes como la renovación del carnet de conducir aún no están en Internet, aunque se anuncian.

Porque no debemos olvidar que el análisis de Cap Gemini citado se ocupa sólo de los 20 servicios básicos, y que el rango de servicios que ofrecen las administraciones es muy superior. Siempre estoy a favor de los análisis comparativos, en el tiempo y con nuestros compañeros, pues tienen un importante efecto tractor. Pero en este caso a mi me gustaría ir un poco más allá.

Por ello quiero hablar del uso real de esos trámites electrónicos que hacen los ciudadanos o las empresas. En la misma página de la Comisión aparece el i2010 annual Report 2007 for Spain. Las cifras que ofrece, del año 2006, es que un 23,8% y un 58,1% de los cuidadanos y empresas, respectivamente, han utilizado los servicios de e-Administración, pero sólo el 7% de los ciudadanos de forma interactiva, y 38% de las empresas en forma intercativa (han rellenado algún tipo de formulario). Es decir, que uno de cada cuatro ciudadanos y una de cada dos empresas sabe que el Ministerio, Comunidad Autónoma o Ayuntamiento que sea tiene página web y ha acudido a ella en busca de información, y probablemente la haya encontrado (no sé los datos, pero quizás sólo los hits en el BOE puedan ya dar cuenta de esta estadística) . Y sólo uno de cada catorce y una de cada tres empresas han interactuado al menos una vez al año electrónicamente con las AAPP.

De hecho, estamos en una situación de transición, que se complicará en los próximos años. Ahora para cada trámite electrónico que ponemos en línea acabamos teniendo que soportar dos caminos, el tradicional y el del papel. Esto no sólo produce más trabajo para los encargados de gestionar el trámite y de los encargados de proveer los medios para ello. También produce desajustes entre ambos caminos que es preciso reconciliar de una manera u otra. Y para colmo, muchas de las teóricas ventajas de la electronificación del trámite se pierden por el hecho de mantener la doble vía.

Pero no queda otro remedio, la ley 11/2007 LAECSP lo deja bien clarito en su artículo 6, a partir del 31 de diciembre de 2009, todos los trámites de la AGE deberán estar disponibles electrónicamente, y los de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos “siempre que lo permitan sus disponibilidades presupuestarias”.

Hay excepciones a la doble vía, por supuesto. Las ayudas a la I+D para proyectos de TIC convocadas por el MITYC por ejemplo ya se tramitan exclusivamente por vía electrónica, con obligatoriedad de uso de firma electrónica. Para ello se apoya en un Registro de Entidades que realizan actividades de I+D. También tenemos casos como el Servicio de Licitaciones Electrónicas de la Generalitat de Catalunya, que también se apoya en un Registro Electrónico de Empresas Licitadoras. Está claro que ambos casos son posibles por la naturaleza opcional del trámite, pero cuando el trámite tenga caracter obligatorio, como por ejemplo las tasas o impuestos, no podremos en principio contar con esa ventaja.

Las empresas españolas, además de salir estupendamente retratadas en los indicadores del informe eGovernment, están de suerte, ya que están recibiendo un importante empuje en los programas de apoyo del Plan Avanza, y especialmente en ámbitos como la Factura Electrónica no cabe duda de que se está echando el resto. Así por ejemplo la recientemente publicada Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público, en la Disposición final novena, establece un plazo de un año para que se publiquen las normas que permitan el uso generalizado de la e-factura para todas las empresas con las que contrate la administración, tres meses después será obligatoria para las empresas grandes, y dieciocho meses después para todas las empresas.

En fin, para ir concluyendo este post está claro que “algo se mueve” en la e-Administración, razón por la que me atrevo a aventurar, por hacer una apuesta positiva, que estamos en la Administración 1.5.

Pero, ¿estamos ya en la Administración 2.0?.

Mmmm… todavía no.

Pero eso lo veremos en el siguiente post.

Escrito en Administración Electrónica | 5 Comentarios »

Administración 1.0

24 Noviembre 2007 por Felix Serrano

Este año no he escrito nada para el TecniMAP. A decir verdad, mi trabajo actual me situa más dentro del lado de los consumidores que de los productores de la e-Administración. También me ha faltado tiempo material que no he podido rescatar de mis ocupaciones profesionales. No obstante, sí tenía pensadas algunas ideas, que aprovechando la red social, voy a intentar condensar y aportar al evento desde esta tribuna.

Como lo que pienso contar es un poco largo para encajarlo en un solo post, escribiré tres, denominados Administración 1.0, Administración 1.5 y Administración 2.0, reflejando el pasado, presente y futuro de la e-Administración, siempre obviamente desde mi óptica y experiencia personal.

Ingresé en la Administración en 1993. Entre los años 1994 y 1995 mi trabajo fué reemplazar las redes locales del Ministerio, basadas en ARCNET, por redes ETHERNET, a 10 Mbps, y troncal FDDI. Lo más novedoso y perdurable del proyecto fueron los sistemas de cableado estructurado, par trenzado categoría 5, que probablemente aún subsisten, y el sistema de direccionamiento TCP/IP, con los rangos de direcciones de la clase 10.10.*.* asignados por el MAP. Todo ello sentó las bases de los ulteriores sistemas que, combinando Windows NT y UNIX dieron cobertura a los sistemas y aplicaciones corporativas.

Como curiosidad, uno de los primeros escollos fué desmantelar el ordenador personal más grande del Ministerio: un UNIVAC que ocupaba todo el CPD, y que de hecho ya sólo tenía una única aplicación y un único usuario. El desmantelamiento se culminó con éxito, dejando sitio para todo lo que iba a venir a continuación.

La red del MinisterioEran los tiempos de Downsizing, del Cliente-Servidor, de los Sistemas Abiertos. Internet era algo de pocos, principalmente universidades, y los pocos ciudadanos que accedíamos era siempre por modem y RTC.

La informática, incluso en los sitios más avanzados como el nuestro, era siempre interna, con frecuencia fragmentada, y aparte de la nómina y alguna base de datos corporativa (y los inefables DBASE), todo se hacía obviamente en papel. El PC era el rey, aunque escasamente más que reemplazando a la máquina de escribir y a la calculadora. Podríamos decir que era la e-Administración beta 0.1.

En 1996 sucedieron dos hechos muy importantes, aunque de diferente signo: El Ministerio se conectó a internet, con su primera página WEB y su primer correo electrónico corporativo, basado en Lotus Notes, pero por otro lado el cambio de gobierno determinó que nuestra Subdirección General de Tratamiento de la Información no merecía tal rango, y desapareció, siendo asumidas sus funciones por la Oficialía Mayor.

Compartir espacio con los fontaneros, los electricistas, y las señoras de la limpieza, no fué que digamos un idilio, y quedó claro que venía a reflejar dos circunstancias: por un lado nos aplicaron el estatus que, según algunos, correspondía a unos meros “proveedores de servicios”, pero al mismo tiempo podria ser consecuencia de un creciente temor por la creciente dependencia e influencia de “los informáticos” en los asuntos de palacio, lo que pudo haber pesado en las decisiones que provocaron este retroceso.

Guia de Aplicaciones y ServiciosPoner en marcha Lotus Notes costó muchos esfuerzos, en especial su pasarela con X.400, lo que entonces era el troncal de correo corporativo de las Administraciones públicas, aunque liderado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Por contra, aprovechando las posibilidades que este entorno ofrecía, se desarrolló una aplicación de gestión de servicios interna, con interfaz basado en WEB y enlazada con el correo electrónico, que estuvo funcionando para todo el Ministerio hasta el año 2005. Al mismo tiempo las aplicaciones corporativas seguian creciendo, Oracle 7 era el rey, y ya se empezaba a hablar de la arquitectura de tres capas… aunque también mucho de los virus.

A finales de la década se levantó un notable revuelo por el temido “Efecto 2000“. Tuvo muchos efectos beneficiosos: el más visible, que se aprovechó para renovar todo el parque de equipos y de aplicaciones. También se desarrolló un Plan de Contingencias, probablemente el primero que se realizó en el Ministerio, al menos en el ámbito de los sistemas de información. Pero para mí el mayor de los efectos fué la toma de conciencia de que las TIC se habían convertido en un elemento crítico en las organizaciones, y particularmente en las Administraciones Públicas. Así que a finales del milenio seguramente nuestra e-Administración era ya versión 0.5… aunque seguía siendo beta.

El año 2000 sí que trajo sin embargo una revolución: nuevas elecciones y esta vez no se cargan la Subdirección de informática sino el Ministerio de Industria y Energía entero. ¡Larga vida al Ministerio de Ciencia y Tecnología!. Seguramente esta es la época más turbulenta que recuerdo. ¿Habeis vivido alguna fusión de grandes empresas u organizaciones?. En dos legislaturas consecutivas yo viví dos, ambas diferentes, y os aseguro que no es divertido. Además, hay que dedicar tantos esfuerzos que durante dos años casi no haces otra cosa que reorganizar servicios y gente. Tiempo perdido para modernizar la Administración.

Aún a pesar de ello se hicieron muchas cosas. Se consolidaron los servicios corporativos de todo tipo. Se implantó el Directorio Activo. Se hizo una migración de datos masiva hacia los sistemas especializados (SAN). Se empezaron a desarrollar aplicaciones de firma electrónica. Se empezaron a usar Portales para organizar la publicación en la WEB. Y lo más importante, ya se pusieron en marcha los primeros sistemas interactivos de tramitación en línea, aplicados a las ayudas de Proyectos de I+D.

MinisteriosSalir a la calle con sistemas interactivos fué mucho más dificil de lo que habíamos calculado, y nos pegamos algunos fuertes batacazos. De repente, el controlado mundo de la intranet ya no era aplicable. Servidores en cluster, balanceadores, máquinas virtuales java, y teléfonos hirvientes, domingos hasta la madrugada rezando para que el sistema no se cayese … sin éxito. Aprendimos duramente conceptos como pruebas de carga y calidad de servicio. No sólo los funcionarios, sino las empresas que se embarcaron con nosotros en la aventura. De todos modos al final de todo ello habíamos llegado a la e-Administración 0.9 … aún beta.

En 2004 nuevas elecciones y nuevo Ministerio… de Industria que resurge de sus cenizas, aunque transformado, y acompañado por Turismo y Comercio. Vaya, casi reconstruyen el antiguo MICYT, aunque con el orden cambiado. Vuelta a empezar, cambiar todo, unos que vienen, otros que se van. No voy a hablar de tecnologías aquí, pero sí de los compañeros que empezamos el viaje en la Industria del 1993. En esta última vuelta de tuerca la fuerza centrífuga ha sido ya demasiado fuerte y ha terminado por dispersarnos a todos: algunos en MUFACE, otros en el CSIC, otros en el Ayuntamiento de Madrid, otros en Economía y Hacienda, … otros en Sociedad de la Información.

Bueno, ya no me cabe duda de que en estos últimos años el Ministerio sí que ha alcanzado la e-Administración 1.0, y se dirije raudo hacia la 2.0, pero… esa es otra historia.

Escrito en Administración Electrónica, Funcionario | Tagged , , , , , , | 6 Comentarios »