Los ciudadanos no tendrán que presentar fotocopias del DNI y certificados de empadronamiento en la Administración central
02/01/2007
Las nuevas medidas permitirán el ahorro de 7,5 millones de documentos en papel y cerca de 7 millones de horas en gestiones
  • Los departamentos de la Administración General del Estado comprobarán los datos
  • Entran en vigor el 1 de enero y adelantan beneficios introducidos en el proyecto de Ley para el Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones

2 de enero de 2007

Los ciudadanos ya no tienen la obligación de adjuntar la fotocopia del Documento Nacional de Identidad, ni copia de su certificado de empadronamiento a cualquier escrito, comunicación o formulario que tengan que presentar en los procedimientos tramitados por la Administración General del Estado, así como por los organismos que dependen de ella.

Esta medida, aprobada por el Consejo de Ministros en el pasado mes de abril, va a suponer un beneficio directo para los ciudadanos que van a ahorrar tiempo, dinero y papel en sus gestiones con la administración.

Cada año, los españoles presentaban 4 millones de fotocopias del D.N.I. y 3,5 millones de certificados de empadronamiento que ya no deberán realizar. Según los cálculos de la Unión Europea sobre el coste de los trámites oficiales, la eliminación de estos dos documentos permitirá que los ciudadanos se ahorren cerca de 7 millones de horas en sus gestiones con la Administración central.

El Ministerio de Administraciones Públicas ha desarrollado y extendido las aplicaciones informáticas que permiten la consulta interna de datos para que estos documentos sean ya innecesarios.

La iniciativa avanza uno de los preceptos que se contienen en el proyecto de Ley para el Acceso de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas, que se encuentra en tramitación en el Parlamento, que recoge que no se pedirán a los ciudadanos documentos que ya obren en poder de las propias instituciones públicas.

Actualmente, los trámites de la AGE con más demanda de fotocopia de DNI son prácticamente todos los de iniciación y los relacionados con Tráfico, mientras que las gestiones más demandadas que requieren de la presentación del volante de empadronamiento son los vinculados a la obtención del DNI y del permiso de circulación.

A partir de ahora será el propio Departamento ante el que se solicita el trámite el encargado de comprobar, de oficio, la identidad del interesado. Esta consulta se realizará, en los casos en los que sea estrictamente necesario, accediendo bien a la base de datos de la Policía -tras obtener la autorización del interesado-, para confirmar la identidad, bien a la base de datos del INE, para validar el domicilio.

La consulta se realizará con máximas garantías de seguridad y preservando la privacidad de los datos. En caso de que el interesado no dé su consentimiento a realizar esa consulta, deberá aportar su correspondiente documentación en papel.