España pasa a ocupar la tercera posición en el ranking de e-Participación elaborado por Naciones Unidas
02/09/2010
Según el informe United Nations E-Government Survey, destinado a analizar el nivel de desarrollo de la eAdministración en los 191 países que conforman este organismo, España ha experimentado un avance inigualable en materia de e-Participación desde el pasado 2008.

Fuente:  www.cibersur.com     Fecha:  02.09.2010

 En los últimos años las tendencias por las que más han apostado las administraciones para potenciar sus relaciones con los ciudadanos han sido la multiplicación de las vías de participación y canales para la recepción de sus opiniones y la proliferación de numerosas redes sociales y blogs que permiten un mayor acercamiento a la población. Así lo refleja el último estudio United Nations E-Government Survey, realizado por la ONU con el propósito de conocer el nivel de desarrollo de los indicadores E-Gobierno y E-Participación en los 191 países que forman parte de la organización.

Según muestra el índice E-Participación, España se encuentra en la tercera posición de los 157 países analizados, lo que representa una escalada de 31 puestos respecto a los datos recopilados en 2008, y mantiene a nuestro país en una posición privilegiada, solo por debajo de la República de Corea y de Australia.

En lo que al indicador de desarrollo de E-Government respecta, España aparece situada en un nada desdeñable noveno puesto, quinto si solo se tienen en cuenta los países europeos. Este dato representa una mejora de once posiciones si lo comparamos con el recogido en 2008, año en el que España se encontraba en la posición número 20.

A pesar de estar por delante de países tan significativos como Francia, Alemania o Japón, y de que la eAdministración ha experimentado un impresionante desarrollo en la calidad de los servicios que presta a los ciudadanos, lo cierto es que todavía quedan logros por cumplir. De hecho, para trámites como el empadronamiento o la inscripción en el registro civil de un nuevo nacimiento, el ciudadano todavía se ve obligado a desplazarse físicamente hasta la sede administrativa correspondiente.

La Administración local representa el talón de Aquiles de nuestra sociedad en lo que al avance de la eAdministración se refiere. Algo lógico si se tiene en cuenta que muchos ayuntamientos están experimentando recortes significativos en sus partidas presupuestarias.

Las opciones tecnológicas disponibles hoy en el mercado, les permiten dar un giro a esta situación a través de proyectos en los que los costes son reducidos y el retorno de la inversión, casi instantáneo. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la puesta en marcha de proyectos de tecnología documental, tal y como reconoce Julio Olivares, presidente y fundador de DocPath: “El software documental está haciendo que organizaciones de todos los tamaños presten un servicio más personal a sus clientes a un coste muy razonable. La Administración local no tiene por qué quedarse atrás y si sabe elegir las aplicaciones que mejor se adapten a su foco de interés, muy pronto podrá estar tan avanzada electrónicamente como lo está la Administración General del Estado”.