La factura electrónica permite ahorrar el 1,5% del PIB español
23/02/2012
Red.es impulsará el desarrollo de la e-Factura en España mediante la inversión de 650.000 euros en la segunda mitad del año.

Fuente: http://www.siliconnews.es  Fecha: 23.2.2012

Invertir ahora para poder ahorrar más en el futuro. Esta es una de las conclusiones que se extrae del VI Congreso de Facturación Electrónica y Digitalización Certificada, que se está celebrando hoy en Madrid.

En él el director general de Red.es, Borja Adsuara, ha anunciado que la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) invertirá 650.000 euros para incentivar el desarrollo de la factura electrónica.

La cantidad puede parecer elevada, pero como ha recordado el vicepresidente primero de la patronal tecnológica Ametic, Martín Pérez, la factura electrónica permite, según datos de la propia Administración, ahorrar 15.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, el 1,5% del PIB español.

Esto hace que las inversiones en desarrollo de la factura electrónica en nuestro país sean más que necesarias. Como ha recalcado Martín Pérez, el uso de cada factura electrónica permite un ahorro de unos 0,75 euros para el receptor y de 1,90 para el emisor.

Adsuara aprovechó para recordar que desde 2010 la Setsi ha destinado ya 475.000 euros para fomentar el uso de la factura electrónica, lo que ha permitido que ya sean 2,2 millones de clientes los que la usen, pero todavía debe potenciarse más. El año pasado el 43% de las empresas de 10 o más empleados ya enviaron facturas electrónicas en algún momento, y el 20,4% las recibieron.

Adsuara también ha matizado que más allá de los beneficios económicos, la factura electrónica se constituye también como un elemento clave para el desarrollo del sector TIC, ya que fomenta la productividad, el ahorro y el empleo.

Además, ha señalado que la e-factura puede ayudar a las empresas privadas a cobrar aquellas cantidades que les debe la Administración Pública, y ha señalado que ésta es una de las principales preocupaciones del actual Gobierno. “La factura electrónica puede ayudar a que se paguen las facturas en papel que terminan olvidadas en un cajón”, señaló.

Pero aún queda trabajo por realizar, ya que España ocupa el puesto 18 dentro de los países de la Unión Europea en cuanto a uso de la facturación electrónica.