Mirada al actual ecosistema fintech global
02/02/2017
En España, el 75% de las startups fintech tienen menos de cinco años y han generado ya 2.000 puestos de trabajo, una cifra importante pero bastante discreta si se compara con los 60.000 empleos creados por estas compañías en Reino Unido.

La interacción con el cliente, la rapidez en la generación de soluciones, la conexión con una nueva generación de clientes, la capacidad de disrupción y la gran experiencia para el usuario que generan las fintech son algunas de las cualidades que van a ayudar a innovar y a impulsar la transformación digital del sistema financiero internacional.

De acuerdo con un estudio realizado por Bankia Fintech by Innsomnia, en España ya existen alrededor de 215 startups fintech, la mayoría de ellas especializadas en tecnología financiera, financiación, nuevos pagos, préstamos, divisas, herramientas de inversión, critomonedas y agregadores financieros.

El 75% de las startups financieras de nuestro país tienen menos de cinco años y han generado 2.000 puestos de trabajo. En 2015 recopilaron 130 millones de euros, convirtiéndose en el sector que más inversión de capital riesgo y business angel atrajo. A lo largo de 2016, las fintech han continuado ocupando las primeras posiciones. De cara a los próximos años, tal como revela el informe de Bankia Fintech by Innsomnia, las cuatro áreas de negocio más prometedoras serán la inteligencia artificial, blockchain, regtech e insurtech.

Panorama global en 2015

A nivel internacional, las alrededor de 15.000 fintech existentes recibieron en 2015 una inversión de 22.300 millones de dólares, lo que supuso uncrecimiento del 75% con respecto al año 2014. En Reino Unido, el anuncio del Brexit ha provocado que importantes empresas de Londres tengan la necesidad de encontrar nuevos espacios donde ubicarse que les permitan operar en toda Europa, y países como Alemania ya están apostando por captar todo ese talento. Por su parte, la Comisión Europea ha fijado entre sus objetivos para 2017 diseñar una comisión encargada de abordar la situación del sector.

Según se desprende de un estudio realizado por Accenture, el gran incremento de la inversión global en fintech ha venido impulsado por un crecimiento relativamente moderado del sector en Estados Unidos, el más grande del mundo, que recibió 4.500 millones de dólares para nuevos fondos (un aumento del 44%) en 2015; el rápido crecimiento del sector en China, que aumentó un 445% (casi 2.000 millones de dólares), así como en India (1.650 millones de dólares), Alemania (770 millones de dólares) e Irlanda (631 millones de dólares).

Europa y Asia mantienen su liderazgo en 2016

El imparable crecimiento global de la inversión en fintech ha continuado siendo impulsado en 2016 por Europa y Asia, tal como refleja Accenture en su informe. Las inversiones globales en tecnología financiera alcanzaron durante el primer trimestre de 2016 los 5.300 millones de dólares, un 67% más que en el mismo período del año anterior, y el porcentaje de inversiones destinadasa compañías fintech de Europa y Asia Pacífico casi se duplicó, alcanzando el 62% del total de inversiones.

De acuerdo con el estudio, los proyectos colaborativos de fintech están ganando terreno sobre los llamados jugadores “disruptivos” que entran en el mercado para competir contra las instituciones financieras. La financiación de proyectos colaborativos de fintech, que representó el 38% de la inversión total en este sector en 2010, creció hasta el 44% en 2015 a nivel global. En Europa, sin embargo, fueron los “disruptores” los que pasaron del 62% en 2010 al 86% en 2015.

Desde el punto de vista de Accenture,los disruptores pueden competir al principio contra los bancos pero, a menudo, terminan aliándose con ellos a través de inversiones, adquisiciones y alianzas. Un claro ejemplo de ello ha sido la reciente participación del BBVA en Atom Bank, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido.

Tecnologías que marcarán tendencia

En 2015, Francisco Gonzalez, presidente del BBVA, hizo unas sorprendentes declaraciones:

“En el futuro el BBVA será una firma de software”. Esta frase da una idea de hasta qué punto la tecnología está impactando en el negocio bancario y de cómo los bancos tradicionales, plenamente conscientes de ello, están reaccionando. Desde el punto de vista de Fernando Maldonado, analista principal de Delphos Research, serán dos las tecnologías que tendrán un fuerte impacto en el sector de las fintech a corto plazo: la inteligencia artificial y Blockchain.

“La primera hoy ya es una realidad, y en 2017 tomará distintas formas, ya sea embebida en todo tipo de aplicaciones e incluso permitiendo el desarrollo de asistentes personales virtuales para gestionar nuestras finanzas”, asegura el analista. Por su parte, Blockchain aún no tendrá un efecto significativo sobre el mercado, pero su impacto será muy elevado en los próximos años.

“ En general, el ecosistema de las fintech, aunque no a la misma velocidad en todos los nichos del negocio bancario, está madurando. Los bancos tradicionales seguirán comprando innovación, adquiriendo conocimiento y desarrollando negocio del nutrido ecosistema de startups”, concluye Fernando Maldonado.

Fuente: www.computerworld.es

http://www.computerworld.es/pubs/cw1340/index.html?page=12