Primer Economista del Banco Mundial propone una salida para la crisis financiera
05/03/2009
Con el auspicio de la Asociación de Banqueros de Kuwait y en cooperación con la oficina del Banco Mundial en ese país, el martes 3 de febrero se llevó a cabo en la Cámara de Comercio de Kuwait un simposio titulado “La crisis financiera mundial y sus repercusiones".

Fuente: http://web.worldbank.org  Publicación: 03.02.2009

Personas de contacto:
Lamia Bahy -2291-3509
Dina Al-Gharabally 2291-3508
En la ciudad de Washington:
Merrell Tuck +1 202 415-1775
 
Kuwait City, 3 de febrero de 2009. Con el auspicio de la Asociación de Banqueros de Kuwait y en cooperación con la oficina del Banco Mundial en ese país, el martes 3 de febrero se llevó a cabo en la Cámara de Comercio de Kuwait un simposio titulado “La crisis financiera mundial y sus repercusiones". En el encuentro intervino el primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial, Sr. Justin Lin, que se encontraba en Kuwait participando en la conferencia de la Red Mundial para el Desarrollo.
 
En su alocución ante distinguidos miembros de la comunidad bancaria y otros profesionales del sector financiero, el Sr. Lin explicó la necesidad de realizar un esfuerzo a nivel mundial para afrontar la crisis, y la importancia de evitar el proteccionismo, que, en su opinión, tendría efectos perjudiciales en una economía mundial que ya se encuentra en dificultades. El Sr. Lin señaló, asimismo, que las enseñanzas recogidas de crisis económicas anteriores, como la Gran Depresión y la crisis financiera japonesa de los años noventa, podían ayudar a evitar un agravamiento de la situación o un desplome en el futuro, pero que era importante recordar que cada crisis tiene sus propias características peculiares, por lo que es difícil aplicar la misma fórmula en todos los casos.
 
El economisto titular del Banco Mundial se refirió también al problema del aumento del desempleo y al papel fundamental que pueden y deberían cumplir los gobiernos para poner freno a esa situación. Subrayó la necesidad de que los gobiernos emprendan un esfuerzo coordinado que se traduzca en un conjunto de medidas de estímulo a nivel mundial, e hizo un llamado a los países de ingreso alto a reservar una pequeña parte de sus respectivos paquetes de estímulo económico en un fondo que ayudaría a financiar paquetes de estímulo en países de ingreso bajo que no tienen espacio fiscal. "Los países de ingreso bajo enfrentan más obstáculos que los de ingreso alto. Si esos problemas se tratan de resolver hoy, el potencial de crecimiento de esos países puede ser mucho mayor una vez superada la crisis “, dijo el alto funcionario.
El Sr. Lin comentó luego que cuando los países de ingreso alto invierten en abordar estos problemas, pueden obtener una alta rentabilidad en el largo plazo.
Al comentar en mayor profundidad otra iniciativa propuesta por el Presidente del Grupo del Banco Mundial, el Sr. Lin instó a Kuwait a invertir el 1% de los activos de su fondo soberano en proyectos de infraestructura en países africanos. Tales inversiones producirían un rendimiento estable en el largo plazo para dicho fondo, y al mismo tiempo generarían empleos y eliminarían obstáculos al crecimiento del país anfitrión. Al destacar que Kuwait ha sido un generoso contribuyente de asistencia para el desarrollo en el pasado, el Sr. Lin dijo que ese país puede pensar en cumplir un papel de liderazgo en apoyo de estas iniciativas.
El alto funcionario reiteró la necesidad de que los gobiernos devolvieran la confianza en el sistema financiero y contuvieran las crecientes tasas de desempleo, pues de lo contrario el resultado podría ser una situación de inestabilidad no sólo económica, sino también social y política. Instó a los gobiernos a “tomar la iniciativa para responder a estos desafíos, pues de lo contrario el mundo sufrirá una recesión mundial prolongada que podría haber durado poco tiempo".
 
El moderador de la sesión fue el Sr. Abdulmajeed Al-Shatti, presidente de la Asociación de Banqueros de Kuwait y principal organizador del encuentro.