Big Data e IoT cambian el futuro de la vida urbana
08/09/2017
Cada vez son más las ciudades que aplican las TIC con el objetivo de beneficiarse de una infraestructura que garantice un desarrollo sostenible y un  incremento de la calidad de vida de los ciudadanos. Y es que actualmente el Big Data y el IoT están transformando el entorno urbano

De hecho, anticiparse a los atascos o prevenir desastres naturales, planificar la asistencia sanitaria y los servicios sociales, o contar con redes eléctricas inteligentes son algunos ejemplos de la ‘magia’ del Big Data. Por ello, y con el objetivo de seguir explorando el futuro de las urbes y cómo es posible gestionar las ciudades de forma más inteligente, más de 7.000 expertos internacionales de 82 países diferentes se dan cita en Selangor Smart City & Future Commerce Convention, que se celebra en Malasia estos días.

Beneficiarse de las soluciones de Big Data e IoT para convertirse en Smart Cities

En este encuentro, Bismart, una de las empresas españolas más innovadoras del mundo en el campo de las Smart Cities y especializada en el internet de las cosas y Big Data, estará presente en el panel Big Data & Smart Cities, un panel centrado en cómo las organizaciones y las administraciones locales pueden utilizar Big Data para construir ciudades más inteligentes. En este encuentro, Albert Isern, CEO de Bismart, compartirá sus conocimientos y experiencia en este campo además de presentar sus últimas soluciones para las ciudades del futuro.

Actualmente el Big Data y el IoT están transformando el entorno urbano

Necesitamos una gran base de datos que se rellene correctamente y, si es posible, automáticamente. También es necesario hacer esfuerzos en la calidad de los datos, la homogeneización y georeferenciación de los mismos para identificar hogares, negocios, y equipamientos. Asimismo es preciso mejorar la interoperabilidad entre los sistemas de información propios y de terceros como contratistas que prestan servicios municipales como recolección de basura, o limpieza de calles, por citar un par de ejemplos. Y es que el poder de los datos permite a las ciudades llevar a cabo el proceso de transformación hacia las ciudades inteligentes”, señala Isern.

Fuente: http://www.revistabyte.es