inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
06/04/2017
Un estudio demuestra que este término es crucial en la toma de decisiones empresariales, tanto para afianzarlas como para romperlas.

La compañía Iron Mountain ha presentado las conclusiones de un estudio sobre la confianza corporativa realizado a partir de unas 3.000 entrevistas a líderes empresariales. Un elevado número (77%) afirma que perdería la confianza en una empresa que hubiera tenido una brecha de datos, lo que hace de la gestión de la información uno de los principales aspectos que contribuyen a la confianza entre las empresas y sus clientes y proveedores. Tanto es así que este concepto es tan importante en el mundo de los negocios que puede ser causante de facilitar o romper un trato comercial

En este sentido, el estudio revela que la mayoría de los empresarios consideran valiosa la confianza en su negocio por parte de clientes (91%) o de empresas colaboradoras (88%), y un 95% está de acuerdo en que la confianza es importante a la hora de tomar decisiones empresariales importantes, teniendo más peso en la decisión final que el precio. Los resultados también sugieren que las organizaciones con unas buenas políticas y prácticas de gestión de la información son percibidas como más fiables que otras empresas que no cuentan con estas medidas.

Ahora bien, una vez perdidas, la confianza y la reputación son muy difíciles de recuperar. De hecho, esta investigación muestra que la mayoría de los profesionales (78%) cree que la confianza sólo se puede recuperar en muy contadas ocasiones, y un 2% considera que nunca se repara el daño.

Por otro lado, los aspectos reputacionales también son muy importantes para todos los encuestados. La mayoría, por ejemplo, ve valor en una atención positiva por parte de los medios de comunicación (86%), en la fortaleza de la marca (88%) y en cómo se percibe a sus directivos (89%). Igualmente, la mayor parte otorga un gran valor a la protección de la información más importante de la empresa como pueden ser los datos de los clientes (87%) y la propiedad intelectual (92%), enfatizando la importancia de gestionar esta información de forma segura para minimizar los riesgos de brechas, mitigar el riesgo del daño a la reputación y mantener buenas relaciones con proveedores y clientes.

En opinión de Ignacio Chico, director general de Iron Mountain España, “nuestro estudio demuestra la importancia que la confianza tiene a la hora de tomar decisiones empresariales, por lo que instamos a las organizaciones a que pongan en marcha políticas, procesos y prácticas sólidas de gestión de la información”. Y añade: “Un fracaso en la seguridad de la información puede poner en serio riesgo la reputación de una empresa y las relaciones con clientes, proveedores y empleados, lo que significaría tocar fondo”.

Fuente: http://www.ituser.es 




2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos HagaClic