Bruselas cree que la nube puede contribuir al PIB europeo 160.000 millones al año
28/09/2012
E.P La Comisión Europea ha aprobado este jueves una estrategia para potenciar el sector de la informática en la nube en Europa con la que espera promover unos 2,5 millones de nuevos empleos y generar un crecimiento económico de 160.000 millones de euros al año en el horizonte de 2020.

Fuente:  www.comunicacioneshoy.es

"Ese podía ser el resultado y es lo que está en juego", ha explicado en rueda de prensa la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes, para presentar la estrategia europea para promover el sector en Europa.

La informática en la nube permite almacenar, procesar y utilizar datos --documentos de texto, imágenes y vídeos-- ubicados en ordenadores a distancia, a los que se accede a través de Internet y ofrece soluciones informáticas más rápidas, baratas, flexibles y potencialmente más seguras para todos los sectores de la economía. Servicios de como Facebook, Spotify o Gmail utilizan este tipo de tecnología.

Kroes ha asegurado que los servicios de informática en la nube pueden "estimular la actividad de las pequeñas empresas" sobre todo gracias a la posibilidad de ofrecer servicios "más adaptados, convenientes y mucho más baratos" y que las administraciones públicas puedan ofrecer a su vez "servicios públicos más integrados, más eficientes y con un menor coste para el contribuyente". El ahorro de las empresas que recurren a la informática en la nube se sitúa "entre el 10 y 20% o más", ha explicado.

Enfoque europeo, no nube única

Aunque algunos Estados miembros ya han comenzado a desarrollar iniciativas de informática en la nube como Francia a través de Andromède, Reino Unido con G-Cloud o Alemania con Trusted-Cloud, Kroes ha advertido de que los beneficios económicos potenciales de desarrollar el sector de la informática en la nube serán "muchos más limitados" en Europa si no se promueve "un enfoque europeo" para desarrollar los estándares técnicos necesarios y las normas que protejan los datos privados de los usuarios aunque Bruselas no propone crear una nube única europea.

Bruselas propone en su estrategia identificar en 2013 los estándares necesarios para garantizar a los usuarios la interoperabilidad entre los servidores en la nube, la portabilidad de sus datos a otra nube y la reversibilidad, cuyo desarrollo dejará en manos de la industria, según ha explicado Kroes.

No obstante, apoyará el desarrollo de "esquemas de certificación" voluntarios para los proveedores de servicios en la nube para garantizar la seguridad de sus servicios y la protección de datos y ha propuesto desarrollar contratos "seguros y justos" para aumentar la confianza entre los usuarios.

"Muchos usuarios potenciales consideran que la informática en la nube todavía es demasiado complicada, arriesgada y poco fiable. Tenemos que eliminar esas barreras", ha justificado Kroes.

Modelos de contratos
Por ello, uno de los pilares de la estrategia presentada este jueves se centra en desarrollar los modelos de contratos que cubran aspectos como la preservación de los datos una vez finalizado el contrato, la revelación e integridad de datos, la ubicación y transferencia de los mismos, la propiedad de los datos y las responsabilidades directas o indirectas para reforzar la confianza de los usuarios en los servicios informáticos en la nube e indicará las medidas que deberán adoptar los proveedores de servicios en la nube para gestionar riesgos de seguridad en la estrategia sobre ciberseguridad comunitaria que presentará próximamente dado que los usuarios ceden el control de la seguridad sobre sus datos hasta cierto punto al proveedor de servicios en la nube.

Bruselas defiende que "los usuarios de nubes tengan más control sobre sus datos". "Los modelos de contratos cubrirán cómo se utilizan los datos en la nube y cuestiones de responsabilidad", ha precisado la comisaria, que ha insistido en que "los usuarios necesitan saber que sus contratos son seguros y justos", mientras que "los estándares y las certificaciones ayudarán a los usuarios a evaluar y comparar servicios y saber en cuáles pueden tener confianza" y garantizar que los usuarios puedan "cambiar de nube", incluido cuando se detecten fallos o desaparezca la información. "Se podrá limitar ese daño", ha asegurado.

El Ejecutivo comunitario también defiende en su estrategia poner en marcha un "partenariado europeo para la nube" que reúna a los Gobiernos y a la industria informática y de telecomunicaciones para identificar los requisitos relevantes para promover los servicios en la nube en el sector público y avanzar en servicios comunes e incluso en la adquisición conjunta de los mismos.

Estándares, en manos de la industria
Kroes ha explicado que dejará en manos de la industria elegir los estándares técnicos para potenciar la interoperabilidad entre servidores en la nube, la portabilidad y reversibilidad en los que ya está trabajando y ha avanzado que el 98% de las empresas le han trasladado que "iniciarán o aumentarán sus inversiones en la nube". "Hace falta que las partes interesadas den su visto bueno. No proponemos normas técnicas obligatorias", ha insistido.

No obstante, Kroes se ha mostrado partidaria de que los Veintisiete no desarrollen "sistemas diferentes". "Es importante tener un sistema similar a nivel internacional", ha precisado, algo que abordará con las autoridades estadounidenses "en las próximas semanas".

Aunque las empresas estadounidenses dominan en la actualidad el sector de la informática en la nube, Kroes ha dejado claro que "las empresas europeas no están en desventaja" e incluso "son más importantes" pero ha insistido en la necesidad de lograr la competencia "justa" en el sector.

Entre las principales compañías europeas que ofrecen servicios de informática en la nube se encuentran Flexiant, CloudSigma y ProfitBricks y empresas como las alemanas SAP, Software AG, Dassault Systems o la sueca Spotify o la británica ARM, mercado en el que operan gigantes como Intel, IBM, Google, Oracle, Amazon, Apple, Cisco, Microsoft, Dell y Facebook.

Bruselas apuesta por re-evaluar las tasas de copyright para copias privadas para ajustarlas al modelo de servicios en la nube, aunque Kroes ha explicado que el Ejecutivo comunitario todavía trabajando en estas propuestas. " Si todos estamos a favor de una remuneración decente de los artistas, hay que tener en cuenta que la tecnología sigue su curso y tenemos que dejar claro cómo resolver todo esto", ha explicado.