El cloud computing explotará en 2014 en nuestro país
06/05/2013
Avanzamos hacia un nuevo arreón del cloud computing, todas las nuevas piezas del puzzle tecnológico se están integrando entre sí con la nube como principal marco.

Fuente:  www.computing.es

Así lo comentaba José Manuel Petisco, director general de Cisco, durante la presentación de su evento anual Cisco Connect: “la arquitectura se mueve a la nube, se puede discutir el formato, si va dirigida a una pyme o a una gran cuenta, la Administración Pública o al sector privado. Lo que es seguro es que convivirán múltiples clouds”.

 

Estamos abocados a un mundo heterogéneo de nubes que tendrán que federarse entre sí, marcado por cuatro motores tecnológicos: el mundo móvil, la apps economy, Internet de las Cosas y los nuevos modelos de acceso a la información. Desde la perspectiva de Petisco, hemos pasado de un entorno cliente/servidor a un mundo móvil/cloud; de la economía web 2.0 hemos pasado a la economía de las aplicaciones; de la comunicación entre personas, hemos evolucionado a la conexión de personas con máquinas y entre las propias máquinas.

De la misma manera en acceso a la información, tenemos a nuestra disposición herramientas analíticas. Cisco apunta que en dos años el tráfico cloud supondrá las dos terceras partes de todo el tráfico del Datacenter global; e l número de dispositivos conectados a la red aumentará hasta los 19.000 millones (1.700 millones de conexiones M2M) y 1,2 millones de minutos de vídeo de Internet cruzarán Internet cada segundo. Todo ello generará un pandemónium de datos que las organizaciones tienen que gestionar, analizar y utilizar en su beneficio. Y la nube es el modelo que puede aglutinar todos los componentes de la nueva era. IDC apunta que para 2020, cloud computing supondrá el 27% de todo el mercado de las TI, generando un universo de nubes interconectadas.

Desde el punto de vista de Norberto Mateos, director general de Intel, un aliado tradicional de Cisco, la carga de trabajo crece constantemente en los centros de datos, “esto hace que los CIO se pregunten cómo mejorar el rendimiento y, al mismo tiempo, renovar sus sistemas”. La respuesta sigue estando en la nube, que permite reducir el consumo energético, los costes y, en consecuencia, acortar el retorno de la inversión. El fabricante de chips destaca tres pilares básicos que deben caracterizar a la nube. En primer lugar debe estar automatizada, es decir, la asignación de recursos tiene que ser dinámica. Su segundo atributo es la federación, “las nubes privadas y públicas deben ser capaces de balancear sus cargas de trabajo de forma segura sin que se produzca una caída del servicio”, puntualiza Mateos.

En último término, la integración del dispositivo resulta básica, en palabras del directivo de Intel, “es necesario que el cloud ajuste el servicio a la naturaleza propia del dispositivo”. Para Santiago Campuzano, director general de Citrix, “el mercado demanda ecosistemas y alianzas entre diversos proveedores de cloud computing. No hay ninguna compañía que ofrezca todo en este ámbito”.

En su opinión, el BYOD es un ejemplo que exige gestionar todos los dispositivos y las aplicaciones MDM. “Todo debe estar disponible premise o como servicio, y se requiere ofrecer una solución flexible y sostenible”, concluye el directivo de Citrix. Mayor énfasis imprime a su visión en torno a este modelo tecnológico Juan Jesús Merino, director de Servicios Profesionales de Unitronics, quien considera que vamos a asistir a un boom del cloud computing. “Pocas españolas hay que no tengan algún proyecto cloud, en un año y medio se va a producir una auténtica explosión de la nube en nuestro país”, apunta Merino.

Las organizaciones ya se están atreviendo a subir procesos claves de negocio. Como ejemplo, el portavoz de Unitronics comenta el proyecto cloud de Mediapro relacionado con los contenidos digitales, con lo que ha conseguido una solución económica y escalable. Otros casos significativos son Rural Servicios Informáticos y Tecnocom, que ofrecen en la nube el core bancario, la aplicación nuclear de las empresas financieras.