El cloud sacará del paro a unos cuantos
13/03/2012
Un estudio de IDC publicado por Microsoft señala que en cuatro años la nube generará casi 134.000 empleos nuevos en nuestro país.

Fuente:  www.redestelecom.es  Fecha:  13.03.2012

Muchos piensan que el cloud computing es sinónimo de despido. Más protagonismo para las máquinas. Algo parecido a la Revolucíón Industrial. Nada más lejos de la realidad. Un estudio de IDC, que ha hecho público Microsoft, revela que la nube creará 14 millones de nuevos empleos en todo el mundo en 2015 y que casi 134.000 corresponderán a España. Asimismo, augura unos beneficios de 1,1 billones de dólares por año para esa misma fecha relacionados con el cloud. Esto, combinado con con el ahorro de costes y el aumento de la productividad, desembocará en más empleo.
 
John F. Gantz, chief research officer y vicepresidente senior de IDC, sabe que hay una "percepción errónea muy común es que el cloud computing eliminará puestos de trabajo, cuando realmente es al contrario, ya que se trata de uno de los mayores generadores de empleo. Y este crecimiento se producirá en todos los continentes y en organizaciones de cualquier tamaño, ya que los mercados emergentes, las ciudades pequeñas y las pymes disponen del mismo acceso a los beneficios del cloud que las grandes compañías y las naciones más desarrolladas”.
 
La banca y las comunicaciones se prevé que sean los segmentos de negocio que más actividad tengan, a pesar de que no se caractericen por ser los que antes adoptan este tipo de soluciones. En cuanto al tamaño de las empresas, la creación de puestos de trabajo será muy similar tanto en las que cuentan con más de 500 empleados como en las menores, aunque sean éstas las que adoptarán las soluciones en la nube con mayor velocidad, dada la idiosincrasia de estos servicios. Asimismo, IDC considera que las inversiones en nube pública llevarán a un crecimiento laboral más rápido que las que se hagan en nube privada.
 
Por regiones, las diferencias se hallan especialmente entre los países emergentes y los desarrollados, donde las cifras dependen más del gasto en TI y la adopción de cloud que de la composición de la propia industria. Respecto a EMEA, al tratarse de una compleja mezcla de países emergentes y desarrollados, está previsto que se creen más empleos que en Norteamérica. El informe también apunta que cada gobierno puede influir en el número de puestos de trabajo creados por el cloud computing.