¿La computación en la nube es una iniciativa clave para las empresas?
07/03/2012
Gustavo Rodríguez, director de Servicios de Softline Argentina, advierte en esta nota sobre los desafíos de las áreas TI ante este paradigma y las distintas opciones de proveedores sobre la "cloud computing"

Fuente: http://tecnologia.iprofesional.com  Fecha: 7.3.2012

En el último semestre, el caudal de información vinculada a servicios "cloud computing" creció considerablemente, siendo, además, uno de los tópicos más con más convocatoria en congresos y conferencias TI.

Como consecuencia de esta exposición, el término resulta cada vez más familiar tanto en las áreas de sistemas informáticos como en el ámbito corporativo en general.

Como primer paso, antes de comenzar a desarrollar algunas de las implicancias de la utilización de los servicios cloud, con sus pros y contras, resulta necesario delimitar a qué nos referimos cuando hablamos de la nube, ya que son muchas las definiciones y conceptos que circulan detrás del término.

La computación en la nube permite a los usuarios alojar toda o parte de la infraestructura (Hard, Soft y datos) de su información fuera de sus oficinas, pudiendo acceder a ella, de manera remota, en cualquier momento, desde cualquier lugar y dispositivo, con el sólo requerimiento de una conexión a Internet.

Entre las principales ventajas que presenta esta tecnología, se pueden mencionar:

• Movilidad: Acceso a la información.
• Flexibilidad: Servicios gratuitos y de pago según las necesidades de los usuarios.
• Elasticidad: Empresas con facilidad de escalabilidad.
• Disponibilidad: Capacidad de procesamiento y almacenamiento sin instalar máquinas localmente.
• Reducción de costos: Sólo se paga por su uso.

En efecto, la aceleración de implementación de procesos, la innovación, la reducción de costos y optimización de tiempos –consecuentemente- en las organizaciones puede lograr un incremento de la productividad, son características puntuales que permiten pensar que estamos transitando un nuevo paradigma en la era digital.

Pero no son estas las únicas especificidades de la nube, existen algunas deficiencias que frenan la migración a cloud, entre las que podríamos destacar, en términos generales, la dependencia de los servicios en línea (accesibilidad a Internet) y la falta de garantías en la seguridad de la información.

En lo que respecta específicamente a la Argentina, se adicionan: la falta de servicios confiables y de alta velocidad de acceso a Internet y el elevado costo de acceso a banda ancha.

Detrás de esa nube de conceptos, ventajas y desventajas, están naciendo un sin número de tendencias tecnológicas.

De esta forma, el desafío más importante que deben enfrentar los proveedores de servicios cloud, será garantizar la seguridad y calidad de la información, tanto en términos contractuales, como de confidencialidad.

El resguardo de la información en entornos TI es el aspecto más importante a la hora de implementar procesos, soluciones y herramientas.

Por esta razón, si la plataforma está gestionada según la definición de un acuerdo de nivel de servicio (SLA) detallado y preciso, y cuenta con un monitoreo exhaustivo, que permita brindar un rendimiento acorde a la prestación, estaremos ante una prestación interesante y segura.

Sin dudas, el rol de los CIO está cobrando cada vez un lugar más importante a la hora de tomar decisiones estratégicas en las compañías, ya que la incorporación de nuevas tecnologías permite aumentar la productividad de las organizaciones, habilitando conseguir un diferencial al momento de capturar nuevos mercados o retener clientes.

El desafío de las áreas TI para 2012 será, entonces, estudiar y organizar la inversión, teniendo en cuenta que, si bien es mucha la publicidad que rodea a la nube, deberán entenderse las distintas opciones de proveedores y analizarlas a partir de sus estrategias particulares.