La movilidad y el cloud redefinen el concepto de Business Intelligence
19/04/2012
La explosión del Big Data y el auge de los dispositivos móviles como tablets y smartphones están cambiando la analítica empresarial, igual que el cloud computing.

Fuente:  www.computing.es  Fecha:  19.04.2012

El gasto en TI a nivel mundial aumentará casi un siete por ciento, o lo que es lo mismo, generará una cifra de negocio de 1,8 billones de dólares en el presente año. Pero lo más relevante es que cerca del 20% de esa cantidad tendrá que ver con la inversión en tecnologías emergentes que están cambiando la industria, como smartphones, tablets, redes móviles, redes sociales y analítica. Así lo ha hecho constar IDC, consultora que asegura también que la gestión del Big Data se convertirá en un deber en 2012, ante el incremento del volumen de contenidos digitales en 2,7 zetabytes, un 48% más que en 2011. Además, cerca del 90% de esa información será desestructurada y llena de información valiosa, pero compleja de entender y analizar.


Ante este nuevo escenario, la consultora llama la atención sobre una nueva forma de aproximación al dato muy diferente de como se venía haciendo hasta ahora, ya que las empresas están demandando una oferta que integre datos y tecnologías analíticas, como bases de datos en memoria y nuevas herramientas de Business Intelligence. Pero sin duda, es la movilidad uno de los principales pilares sobre los que se sustenta ese nuevo concepto de inteligencia de negocio. Efectivamente, según Gartner, en 2013 un tercio del consumo de BI se realizará a través de un dispositivo móvil, destronando así a las aplicaciones de escritorio tradicionales, debido a la dinamización de los puestos de trabajo, que cada vez son más móviles. Esta nueva situación también está reflejada en una investigación de Business Application Research Center (BARC), que asegura que a nivel mundial la adopción de BI móvil es aún incipiente, concretamente del 8%, aunque en los próximos 12 meses la cifra ascenderá hasta el 30%.


El acceso móvil a determinados KPI o indicadores clave de rendimiento es fundamental, y por ello el BI operacional debe presentar una sinergia total con las herramientas de Business Intelligence móvil, con el fin de consolidar un entorno en el que el rendimiento y la productividad puedan ser gestionados fácilmente desde cualquier ubicación. Parece fácil, pero los fabricantes deben desarrollar funcionalidades que tengan en cuenta las implicaciones de trabajar en un entorno remoto, de la forma más accesible posible para el usuario, y ahí es donde las interfaces juegan un papel primordial.


Además, otra ventaja de la movilidad es que incrementa el uso del BI, porque el acceso, sobre todo a través de tablets, invita a los empleados a acceder a sus KPI con mayor frecuencia. Esto resulta especialmente importante porque los usuarios pueden darle a la inteligencia de negocio un uso más operacional, ya que las funciones analíticas frecuentemente son más utilizadas por los ejecutivos.

Subiendo a la nube
Cada año que pasa se hace más popular entre las organizaciones desplegar herramientas de BI en el cloud. Y es que los fabricantes están lanzando progresivamente un mayor número de soluciones mejoradas para este entorno y sencillas de implementar. En junio del año pasado, el BI Leadership Forum averiguó que más de un tercio de las compañías estadounidenses tienen al menos alguna herramienta analítica alojada en la nube, y que el 65% de las empresas está planificando incrementar su estrategia de cloud BI en los próximos 12 meses. Aunque en España las cifras son bastante más modestas, no es menos cierto que la nube aplicada al Business Intelligence también será una realidad a un futuro no muy lejano. Los motivos son, para la consultora Forrester, que este tipo de soluciones basadas en cloud tienen la ventaja de seer relativamente simples y convenientes de instalar, pero además son más escalables para facilitar el acceso a indicadores clave de rendimiento a toda la organización, mejorando la toma de decisiones a todos los niveles. Forrester igualmente asegura que los retos asociados a la seguridad en este entorno están cada vez más solventados, por lo que el miedo a la nube se está disipando.
Por su parte, Gartner ha predicho que 2012 será un año muy activo en cuanto a fusiones y adquisiciones en el mundo del Business Intelligence, puesto que los fabricantes están muy interesados en complementar su oferta con soluciones de cloud computing.

Auto servicio y democratización
Simplificación. Esa es la clave de los desarrollos de los fabricantes de herramientas de Business Intelligence. Por eso están triunfando las opciones de auto servicio o “hágalo usted mismo”, porque permite a los usuarios finales aplicar su conocimiento en métricas y ratios, y compartir su experiencia construyendo dashboards sin necesidad de recurrir al departamento de TI. Así, en 2012 el BI se tornará más operacional y táctico que técnico, algo que está íntimamente ligado con la democratización del dato.
Efectivamente, en un estudio dado a conocer por Information Week, tan sólo el 25% de las compañías que cuentan con un sistema analítico, facilitan a la totalidad de sus empleados el acceso a la misma. El problema es precisamente esa complejidad de uso y la imposibilidad de construir dashboards y métricas por sí mismos, precisando siempre del departamento de TI. Pero Gartner e IDC están convencidas de que esta situación se va a terminar este año, que los fabricantes están simplificando sus soluciones y las organizaciones ampliándolas a toda la plantilla, algo muy positivo, porque cada puesto de trabajo implica una toma de decisiones en mayor o menor medida.