Todos estamos en la nube
30/09/2011
Tecnología. El mundo de Internet se prepara para un giro de 180 grados con la computación en la nube. Todos nos veremos implicados en los avances que comprometen la seguridad y el progreso de las comunicaciones

Fuente:  www.elsalvador.com  Fecha:  30.09.2011

Todas las novedades informáticas aplicadas a Internet pasan ineludiblemente por la nube, el ultimísimo sistema informático en que las grandes empresas multinacionales dedicadas a la informática, la comunicación y la tecnología tienen puestos sus ojos en estos momentos.

Este sistema que permite el almacenamiento de datos y accesibilidad desde cualquier lugar y dispositivo ya sea una computadora, teléfono inteligente o tableta será la revolución de los próximos años para los usuarios particulares y las empresas de todo el mundo. Y aunque muchos todavía no se hayan dado ni cuenta, desde hace años están almacenando datos en la nube como ocurre con las redes sociales: Facebook, el correo electrónico de Gmail y Youtube, por mencionar algunos ejemplos.

La nube es tan importante que las autoridades de muchos países están preocupadas por el futuro de la seguridad de sus datos, por eso el Gobierno de Francia anunció esta semana que creará su propio sistema de nube en Internet, para lo cual invertirá más de $180 millones (135 millones de euros), según publica la edición digital del el diario español El País. El objetivo del llamado proyecto Andrómeda es crear una alternativa nacional para evitar que el almacenamiento de datos del gobierno francés se haga en países extranjeros.

En Estados Unidos la Patriot Act o ley antiterrorista permite a las autoridades inspeccionar los datos almacenados en cualquier compañía del país, aunque se guarden en un servidor en territorio extranjero. Por su parte, la Comisión Europea trabaja en la elaboración de una lista de países considerados como puertos seguros a los que transferir datos de forma confiable.

Estos impresionantes avances suceden a diario, y aunque parecen estar un poco lejos de la realidad salvadoreña no sería conveniente perder de vista lo que ocurre fuera, porque será el reflejo de lo que pasará en el país dentro de unos años.

¿En qué consiste la nube?

El origen del término "nube" se refiere a la metáfora con la que originalmente se representaba Internet en los diagramas de red, como una abstracción de la infraestructura. La computación en la nube comenzó a masificarse con los servicios de webmails como los correos electrónicos gratuitos de Yahoo y Gmail a principios de la década de 2000.

"Cloud computing" es un sistema basado en Internet donde los centros de datos para almacenar información y aplicaciones son remotos, esto permite que los consumidores y las empresas usen programas contratando los servicios sin tener que instalarlos, conseguir un almacenamiento mucho mayor y mejor memoria sin tener que gastar en personal de mantenimiento con lo que ser reducen mucho los costes.

"Lo que antes tenías físicamente en discos y servidores ahora ya no, todo esto cambia y toda esa información lo va a tener una tercera persona que en este caso es tu ISP, tu proveedor de servicios de comunicación, entonces esa información está ahí se supone que va a ser privada, aunque hay varios tipos de nubes, públicas o privadas, como las gmail que es pública en la que almacenas tu información en "X" lugar, quién sabe donde pero que es prácticamente pública porque si bien vos tenés tu contraseña cualquier persona la puede accesar si se propone hacerlo", dice René Serrano, ingeniero informático.

La computación en nube tiene tres elementos fundamentales que trabajan unidos como capas y son la infraestructura, la plataforma y el software. La infraestructura "Infrastructure as a Service (IaaS)", es la columna vertebral y la capa inferior de todo el concepto y está basada en computadoras, almacenamiento en bloque y la red. Lo que se consigue es que la información de usuarios y empresas se mantienen en los servidores como un servicio completamente externo. Por tanto, los proveedores son los que se encargan de cobrar a las empresas o usuarios por los servicios según la base establecida y por la cantidad de recursos consumidos.

La plataforma de computación en nube "Platform as a Service (PaaS)" es la siguiente capa y en la que más se está trabajando en el momento, de ahí que todavía suponga un reto definir su funcionamiento abstracto. Las plataformas usan la infraestructura para desarrollar y ejecutar aplicaciones finales, para que los usuarios las usen a través de los servidores centralizados, sin necesidad de invertir en hardware ni software.

Por último, el software como servicio significa que el usuario o la empresa ya no tienen que pagar por las licencias del software instalable sino que utilizan las aplicaciones de las plataformas de servicios, eliminan los gastos de mantenimiento, licencias y de hardware.

Algunos ejemplos de plataformas son Google Apps que crea aplicaciones para empresas como gmail, google calendar, google docs...Y Microsoft, que a través de Azure ofrece sistemas operativos, de desarrollo y hosting.

Las empresas que venden "la nube" ofrecen subscripciones a servicios que pueden ser anuales , como un procesador de textos y así las empresas suscritas reducen costes al mismo tiempo que se lucha contra la piratería de los programas informáticos, lo mismo que sucede para particulares.

¿Cuáles son las ventajas?

Principalmente la disponibilidad del servicio y aplicación web es 24 horas al día y los 365 días del año, la casi eliminación de problemas de mantenimiento, soporte e instalación y el acceso a la nube mediante diferentes tecnologías como teléfonos inteligentes, tabletas, agendas electrónicas, etc... De esta forma los discos duros ya no volverán a estar saturados y se consigue una mayor cantidad de almacenamiento sin necesidad de instalar máquinas localmente.

La nube destaca para las empresas, las principales beneficiadas, por la rapidez con la que funcionan los servicios más básicos, lo que permite ahorrar, ayudando a la formación de nuevas empresas y a la actualización automática del software para estar siempre al día.

Además, el sistema de nube se adapta bien a los negocios que están creciendo porque está diseñado para los grandes aumentos en las cargas de trabajo, por lo cual mejora la capacidad de respuesta. Se paga por lo que se usa y según crece.

Para el ingeniero Serrano en El Salvador la situación se complica: "El problema grande que nosotros vemos aquí es que todavía la calidad de los proveedores de servicios nos fallan (...) todavía tenemos ese riesgo que a nivel nacional se encuentra. No tenemos un ISP (Internet Service Provider) que nos de la fortaleza y seguridad que los servicios van a estar disponibles...Todavía estamos bastante remotos en ese sentido".

Controversia e inconvenientes

Los inconvenientes que se señalan más comúnmente es que si no hay acceso a la red no se puede acceder a las aplicaciones ni a la información. Por otra parte, está el peligro de perder datos y la confidencialida, pues esta información está en manos de servidores y no se puede saber si venden la información a la que tienen acceso, la modifican, etc...

"Para una empresa su información es su recurso principal y se deposita en una tercera persona, es bien delicado ahí es donde está el verdadero reto del clouding, porque la infraestructura y todo está pero el problema pasa por la seguridad, que es el principal reto de la computación", dice Serrano.

Por lo tanto, la seguridad tiene que avanzar a pasos agigantados para cubrir todas las demandas que se le vienen encima y sin crear con ellos problemas en las conexiones.

"A nivel regional todavía están en pañales, como multinacional sí están habiendo poco a poco plataformas, pero a nivel regional todavía hay muchas reservas. Por poner un ejemplo ya hay bancos en Canadá que tienen toda su infraestructura en nube, pero en Latinoamérica yo no conozco a ninguna empresa que tenga todo en nube, todavía hay miedo, temor porque no hay una seguridad plena en los proveedores", afirma Serrano.