Los autónomos españoles apuestan por las redes sociales en sus negocios
13/05/2011
Tres de cada cuatro autónomos que disponen de equipamiento informático (ordenador, PDA o Smartphone) tienen acceso a Internet, de los cuales un 36% tiene también página web propia. Así se desprende del informe ‘El trabajador autónomo y la Sociedad de la Información 2010’, elaborado por Fundetec en colaboración con la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), y con la participación de IDC, para conocer la situación de éstos en cuanto a implantación y uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Fuente:   www.mkm-pi.com    Fecha:  13.05.2011

El informe está subvencionado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración a través de de la Dirección General de la Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la Responsabilidad Social de las Empresas.

Presentado hoy en Madrid, se trata de la tercera edición y está basado en cerca de 3.500 encuestas realizadas a autónomos de toda España, distribuidos por comunidades autónomas y 9 sectores de actividad (automoción, comercio, construcción, transporte, industria, actividades financieras, científicas, hostelería, etc.).


  El director general de Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la Responsabilidad Social de las Empresas, Juan José Barrera, ha subrayado que “el informe 2010 va a permitir establecer una comparación con los dos años anteriores, a la par que va a proporcionar una información actualizada y fiable de la utilización que efectúan los autónomos españoles de las TIC. Los resultados van a ser de gran utilidad para orientar las políticas de fomento y mejora de la productividad y competitividad de este colectivo”.

 Como ha explicado Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec, “con un porcentaje de un 52% de autónomos que no dispone de ningún tipo de equipamiento informático, resulta imprescindible conseguir que este colectivo tome conciencia de la necesidad de integrar las TIC en sus negocios para que éstos adquieran los niveles de productividad y competitividad necesarios para poder sobrevivir en la situación económica actual”.

 Novedades

El informe incorpora tres novedades en esta edición. La primera de ellas es la creación de los índices Fundetec, que muestran el nivel de madurez (básica, media y avanzada) en cuanto a la informatización de los autónomos, pero prestando más atención a las aplicaciones y servicios utilizados -como son el certificado digital y la factura electrónica- que al equipamiento informático material (hardware).


 El índice Fundetec de informatización básica -ofimática- se sitúa en el 34%, aunque con notables diferencias en función del sector de actividad de que se trate. Asimismo, mientras el de madurez intermedia es el porcentaje de autónomos que además de ofimática tienen aplicaciones empresariales y acceso a Internet (20%), el de madurez avanzada (8%) incluye  además a los profesionales que utilizan el comercio electrónico (compra y/o venta). En conjunto, existe un nivel de informatización bajo en los sectores de hostelería y de transportes y comunicaciones, mientras que es superior en los de actividades financieras, seguros e inmobiliarias, el de actividades profesionales, científicas, técnicas, salud y servicios y el de industria.


 Por primera vez, el informe analiza la relación de los autónomos con las redes sociales y las aplicaciones de software libre. Respecto a las redes sociales, casi nueve de cada diez autónomos con acceso a Internet (87%) conocen la existencia de éstas y entre ellos las utilizan el 37%, siendo la más usada Facebook (80%) y, a considerable distancia, Twitter (22%) y Linkedin (8%).

En cuanto a la tercera novedad, algo más de uno de cada cuatro autónomos (28%) tienen soluciones en código abierto, principalmente de comunicación (78%), de ofimática (67%) y empresariales (55%); presentan además un elevado grado de satisfacción, pues el 26% se muestran muy satisfechos con este tipo de aplicación y un 69% están bastante satisfechos.

Principales indicadores tecnológicos

En 2010 existían en España 3.126.792 profesionales inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), casi 92.000 menos que en el mismo periodo de 2009, continuando así la tendencia a la baja en el volumen de este colectivo, que ya se registró también en 2008.

En esta situación, ha descendido el número de autónomos con equipamiento informático en 2010 (48%) en cuatro puntos respecto al año anterior. El principal beneficio que una mayor proporción de autónomos con equipamiento informático reconoce a la incorporación de las TIC son las mejoras en la gestión (49%), claramente por delante del aumento de la calidad del servicio a los clientes (12%) y el aumento de la productividad (12%).

 Uno de cada cuatro autónomos informatizados (26%) no tiene acceso a Internet, en tanto que la mayoría (59%) la tienen con conexión fija, el 7% con conexión móvil y el 7% con ambos tipos. Asimismo, el 36% con acceso a internet tienen también página web; de éstos, para el 36% la razón principal es captar clientes, seguido por hacer publicidad (27%) y ofrecer información de sus productos (17%).

 Prácticamente la mitad de los autónomos (46%) que poseen algún equipamiento informático desconocen el certificado digital, algo más de uno de cada tres (36%) lo conocen pero no lo han utilizado, y sólo el 14% lo han usado. Igualmente, la factura electrónica es desconocida por algo más de la mitad de los autónomos con equipamiento informático, en tanto que la utilizan el 9% y sólo la conocen el 38%.

 También el comercio electrónico es una actividad que ha sufrido los efectos de la situación económica. Algo menos de uno de cada diez autónomos con acceso a Internet (9%) vende algún producto o servicio por este canal, mientras uno de cada cuatro autónomos (29%) compra de esta manera a sus proveedores -la mayoría de ellos desde hace al menos un año-.


 En cuanto a las causas para no vender a través de la Red, el 29% considera que su producto o servicio es inadecuado para ser vendido por este canal, el 23% no se lo ha planteado y el 9% desconoce las posibilidades para el negocio. Sin embargo, la razón más mencionada para no comprar por Internet es el tamaño del negocio (27%) y, a continuación, se sitúa el desconocimiento del medio (16%), los problemas relacionados con la seguridad (15%) y la falta de financiación (9%).