Las empresas creen que existe mucho potencial en las redes sociales que aún no está explotado
19/01/2011
A pesar de su amplio potencial, la mayoría de las compañías tienen todavía que capitalizar sus capacidades en las redes sociales, no sólo escuchar a sus clientes, sino también analizar conversaciones y transformar esa información en beneficio.

Fuente:  www.mkm-pi.com    Fecha:  19.01.2011

Muchas organizaciones continúan aferradas a viejos paradigmas, utilizando las redes sociales para lanzar mensajes de marketing en una sola dirección, en vez de capitalizar la oportunidad de monitorizar, analizar y participar en millones de conversaciones entre consumidores.

Un estudio de Harvard Business Review patrocinado por SAS, el líder en Business Analytics dirigido a 2100 compañías, reveló que:


 

  • El 75% de las compañías encuestadas no conocen dónde están hablando sobre ellas sus clientes más valiosos.
  • El 31% no mide la efectividad de las redes sociales.
  • Sólo el 23% utiliza soluciones analíticas de social media.
  • Sólo un 7% están integrando las redes sociales en actividades de marketing.

En general, las compañías continúan investigando formas de evaluar y demostrar la contribución de las redes sociales al resultado final de la compañía.


 

MUCHO CAMINO POR RECORRER

Más de la mitad de las compañías que respondieron están utilizando las redes sociales. Pero sólo una cuarta parte sabe dónde están hablando sobre ellas sus clientes más valiosos. Incluso menos está aplicando soluciones analíticas al estudio de las redes sociales. Casi ninguna ha intentado analizar el sentimiento de sus clientes. Sólo un 7% está intentado integrar las redes sociales en la estrategia global de marketing, como gestión de campañas, análisis de distribución minorista, CRM y business intelligence.

“Las compañías están perdiendo la oportunidad de hacer más efectiva la comercialización de sus productos y manejar su reputación”, afirma Luis Méndez, Director General de SAS España. “No saben quiénes están hablando sobre sus marcas, productos o servicios, y mucho menos están gestionando los sentimientos positivos y negativos. No pueden valorar la influencia de alguien alabando o criticándoles, ni pueden testear los mensajes de marca, videos etc. En definitiva, están perdiendo oportunidades de marketing.”