Internet y móviles frente al gran terremoto
14/03/2011
La Red hierve con las noticias que llegan desde Japón a consecuencia del terremoto de magnitud 8,9 y sus constantes e intensas réplicas. Google se ha apresurado a habilitar una herramienta para ayudar a encontrar a las personas desaparecidas, y mientras tanto los testimonios e imágenes de personas afectadas sobre el terreno inundan servicios como Twitter, YouTube, Tumblr y otros sitios de publicación de textos e imágenes.

Fuente: http://www.elmundo.es  Fecha: 14.03.2011

Tras un temblor de semejante magnitud, una gran parte de las redes de telecomunicaciones del país asiático se han visto bloqueadas y otras saturadas. Hay que tener en cuenta que Japón es uno de los países más desarrollados en cuanto a redes de telecomunicaciones, tanto por cable como inalámbricas.

La Red ha sido ahora, igual que hace 16 años, el mejor aliado de los ciudadanos en Japón tras un devastador terremoto. Una vez más, Internet ha resistido en situaciones críticas. De hecho, ya en el anterior gran seísmo en Japón, el terremoto de Kobe de 1995, se vino abajo cerca del 20% de la red telefónica local, y resultaron afectadas 285.000 líneas.

Entonces, hubo un aumento de 20 a 50 veces en el número de llamadas telefónicas en el día del evento y al día siguiente. Se instalaron 2,550 teléfonos y 361 faxes gratuitos, incluyendo puntos para llamadas internacionales. De hecho, el servicio de mensajería 'online' IRC fue un valioso aliado de los servicios de emergencia.

País hiperconectado
Según datos de febrero de este mismo año proporcionados por los operadores móviles japoneses aglutinados en la TCA, el número de líneas activas de telefonía móvil supera las 118 millones, de los que más de 96 millones gozan de conectividad a Internet.

De hecho, el uso que los japoneses suelen hacer del teléfono móvil es, precisamente, el correo electrónico. No obstante, muchos (japoneses o no) han hecho uso de servicios como Twitter para contar rápidamente lo que estaba pasando.

Y es que el tráfico de datos móviles se ha podido garantizar mínimamente en casi todas las zonas del país menos en las más afectadas, a diferencia de la red fija.

Españoles como José Manuel Segura Álvarez (@ungatonipon), Héctor García (@Kirai), Gemma Ferreres (@gferreres) y Rodrigo Fernandez (@zordor), entre otros, han ido narrando puntualmente sus experiencias durante el terremoto y sus constantes réplicas.

Precisamente en Twitter, prácticamente todos los temas del momento (tanto en el mundo como en España) se refieren al terremoto de Japón. Asimismo, redes sociales como Facebook siguen al minuto la evolución de la catástrofe, y YouTube tiene reunidos multitud de impactantes imágenes en vídeo en su propio canal en Citizentube.

Caída de líneas, la Red resiste
"Muchos estaban intentando llamar por sus teléfonos móviles, otros enviaban e-mails desde sus teléfonos", comenta el español Javier Lavandeira, que trabaja en una tienda de Apple en el barrio de Ginza. "Los operadores de telefonía móvil ya estaban colapsadas. En ese momento ya no era posible hacer llamadas de voz, pero las líneas de datos seguían funcionando".

"Sólo nos pudimos comunicar via Internet, la mayoría de los compañeros enviaron 'e-mails' desde sus teléfonos móviles, otros se comunicaban vía Twitter, Mixi (la red social Japonesa más grande) o Facebook", comenta Lavandeira. Vi que algunos compañeros y clientes hablaban con familiares a través de Facetime o Skype", prosigue.

Lavandeira añade: "Desde este momento hasta que cerramos (casi seis horas más tarde), prácticamente toda la información nos llegaba vía Internet: Twitter y Facebook, Yahoo! y Google News, YouTube y Ustream; como los teléfonos no funcionaban, algunos compañeros estaban llamando a sus familiares a través de Facetime o Skype"

Debido al colapso del transpñorte público, Labandeira decidió volver a casa andando. Miró la ruta en Google Maps para hacerse una idea del camino más corto. Eran las 20.30 horas. "Finalmente llegué a casa un poco después de la medianoche, después de haber andado 20 kilómetros", concluye. Aquí se puede consultar su trayectoria.

Más herramientas
Lo cierto es que decenas de miles de personas se han visto literalmente 'tiradas' en las calles de una metrópolis como Tokio, la mayor del mundo, dado que los transportes públicos se vieron colapsados por la interrupción de los ferrocarriles y el metro, auténtico motor de la ciudad.

En cualquier caso, surgieron mapas de refugios en la Red para aquellos que no puedan trasladarse de vuelta a sus casas, gracias al servicio de planos de Google.

Buscador de personas
Precisamente Google no tardó en reaccionar y tal y como ocurrió con otras catástrofes naturales, como el terremoto producido en Nueva Zelanda o los producidos en Chile o Haití, habilitó una web para ayudar a encontar a las personas desaparecidas.

La página, http://japan.person-finder.appspot.com, permite buscar a las personas desaparecidas en una base de datos que esta siendo creada por los propios usuarios utilizando el nombre de los desaparecidos.

Si se encuentran coincidencias con el nombre escrito en el buscador aparece un perfil de esa persona con los datos que otros usuarios o familiares han ido añadiendo y la posibilidad de seguir aportando datos. Si no hay coincidencias con la base existente, la página permite escribir información y un mensaje destinado a la persona desaparecida.

Los usuarios también pueden dejar información sobre ellos mismos a sus seres queridos o agregar información sobre otra persona.

Google creó este buscador de personas en colaboración con el Departamento de Estado de EEUU después del terremoto que devastó Haití en enero de 2010. Desde entonces, ha creado sitios web para los afectados por el terremoto de Chile en febrero y el terremoto que azotó China en abril.