Los ministros de Industria de la UE discuten sobre los derechos de usuarios de 'telecos'
31/05/2010
La presidencia española quiere trasladar el ejemplo de su carta de derechos El Consejo de Ministros apoyará la nueva Agenda Digital

Fuente:  http://www.elmundo.es   Fecha: 31.05.2010

Los ministros de Industria de los Veintisiete discutirán el contenido del futuro Código europeo de derechos de los usuarios de servicios de comunicaciones electrónicas.

El objetivo de esta iniciativa es facilitar a los ciudadanos información sencilla y fácilmente accesible sobre los derechos que ya le reconoce la normativa de la UE en cuestiones como protección de datos, aspectos contractuales, cambio de prestador de servicio, transparencia en la información o la calidad del servicio.

Se trata de una de las prioridades de la presidencia española, que quiere trasladar a la UE el ejemplo de la Carta de derechos del usuario de telecomunicaciones, que se aprobó en mayo del año pasado y es una "de las más avanzadas que hay ahora en el mundo", según el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros.

Al estar mejor informados, los ciudadanos podrán ejercer mejor sus derechos y aprovechar los procedimientos que dispongan los Estados miembros para recurrir y resolver las disputas, de acuerdo con la presidencia española, que estará representada en la reunión por el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

La vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes, ya ha anunciado que "la Comisión elaborará para 2012 un Código de derechos en línea de la UE en el que se resuman de manera clara y accesible los derechos digitales de los usuarios en la UE".

Agenda digital
Durante la reunión de este lunes, Kroes presentará a los ministros el nuevo plan de acción del Ejecutivo comunitario para impulsar el sector de las telecomunicaciones, la denominada 'Agenda Digital', cuyo principal objetivo es lograr que en 2020 todos los europeos tengan acceso a Internet de banda ancha de más de 30 megas y que la mitad de los hogares estén abonados a conexiones ultrarrápidas de más de 100 megas. La comisaria se comprometió la pasada semana a escuchar a todas las partes afectadas.

La asociación que agrupa a los principales operadores europeos, ETNO, aseguró que comparte esta meta pero alertó de que será difícil alcanzarla debido al declive de los ingresos y la inversión en el sector de las telecomunicaciones. Por ello, las compañías reclamaron a los ministros que "eviten establecer condiciones reguladoras que creen obstáculos adicionales para la inversión".

En la actualidad, el 80% de las conexiones de banda ancha en la UE tiene velocidades superiores a 2 megas (89% en el caso de España). Pero sólo un 18% son de más de 10 megas (20% en el caso de España). Aunque estas velocidades resultan suficientes para aplicaciones básicas, no permiten servicios más avanzados como TV a la carta, según destacó el Ejecutivo comunitario.

Para ello se requieren nuevas redes de alta velocidad por fibra. Pero actualmente sólo un 1% de los europeos dispone de una conexión de este tipo, frente al 12% de los japoneses y el 15% de los coreanos, de acuerdo con los datos de Bruselas.

Recomendaciones
Con su 'Agenda Digital', el Ejecutivo comunitario quiere promover las inversiones en redes de fibra mediante una recomendación que publicará este año y que se basará en tres principios. En primer lugar, el riesgo de inversión deberá tenerse en cuenta cuando se fijen las tarifas de acceso en función de los costes. Además, se promoverán mecanismos de inversión conjunta entre varios operadores y de reparto de riesgos.

En tercer lugar, los reguladores nacionales deberán regular el acceso a las nuevas redes de los operadores rivales obligándoles también a invertir y teniendo en cuenta el grado de competencia en cada zona.

Además, Kroes pretende que se recurra a ayudas públicas nacionales, de la UE y a préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para invertir en las zonas rurales donde no resulte rentable para los operadores privados. Finalmente, la comisaria quiere que determinadas frecuencias del espectro que han quedado libres con el paso de la televisión analógica a la digital se utilicen obligatoriamente en toda la UE para Internet móvil de alta velocidad.