Periodismo Digital 2010: Impacto de la digitalización en los medios de comunicación
08/07/2010
Uno de los fenómenos más grandes que golpeó el periodismo en 2009 fue Twitter. Su capacidad de saciar la sed con noticias inmediatas y de opiniones de ejecutivos y de consumidores se transformó en un canal muy atractivo y el 35% de las publicaciones ya ofrecían Twitter como la parte de su propuesta online. Un porcentaje que un año después se ha visto aumentado hasta el 41%.

Fuente: www.puromarketing.com     Fecha:  08.07.2010

Oriella PR Network, alianza de agencias de comunicación en 20 países de todo el mundo, y Canela PR, la agencia independiente que representa a la red en España, han presentado el Estudio sobre "Periodismo Digital 2010", una investigación a nivel mundial sobre cómo la digitalización de los medios ha cambiado el entorno de los profesionales de la comunicación, así como los efectos de la recesión en este sector.

En el informe han colaborado un total de 774 periodistas, seleccionados entre varios soportes (periódicos, revistas, radio, TV, blogs…) de 15 países (Alemania, Bélgica, Brasil, España, Estados Unidos, Europa del Este, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suecia).

Según los datos del pasado año, el principal impacto sobre el periodismo vino de la crisis económica. Muchos temían la supervivencia de sus publicaciones y más de la mitad esperaban una pérdida de ingreso publicitario de más del 10%. Este año 2010 la contratación de publicidad ha derivado en un resultado mezclado.  El 39% de los encuestados todavía espera una pérdida de más del 10%, aunque es bastante menos que el año pasado. Mientras tanto, la publicidad online todavía crece a pesar de la recesión. Aunque todavía existe la incertidumbre sobre el estado de la publicidad, hay indudablemente más esperanza que hace doce meses.

Entonces se especulaba sobre la robusta salud del sector publicitario en Internet, a costa de la publicidad impresa y de pantalla. Esta tendencia parece que sigue, pero la pregunta durante los próximos doce meses es si el aumento reciente de la publicidad tradicional significa que el número de transiciones se estabiliza.

A opinión de los profesionales de la comunicación consultados, la confianza empieza a volver, pero todavía existe un notable ambiente de incertidumbre.

Desde el punto de vista más pesimista, entre el 41% y el 43% de los encuestados consideran que los medios de comunicación online están todavía lejos de ser rentables y la calidad del periodismo se podría erosionar debido a la falta de recursos editoriales. Sin embargo, ambas cifras son reducciones del año anterior donde más de la mitad creyó que esto era lo que sucedería.

El estudio también da paso a algunas perspicacias más positivas. El año pasado sólo una cuarta parte pensó que se reduciría el número de medios de comunicación. Esta cifra todavía se ha disminuido más en 2010, ahora sólo el 14% mantiene esta opinión, ya que se destaca la posibilidad de supervivencia que hoy el mundo online ofrece a los medios de comunicación.

Uno de los fenómenos más grandes que golpeó el periodismo en 2009 fue Twitter. Su capacidad de saciar la sed con noticias inmediatas y de opiniones de ejecutivos y de consumidores se transformó en un canal muy atractivo y el 35% de las publicaciones ya ofrecían Twitter como la parte de su propuesta online. Un porcentaje que un año después se ha visto aumentado hasta el 41%.

Considerando el uso extendido de Twitter y sus tentativas de monetizar su API, habría sido razonable asumir que este número podría haber sido más alto. Es verdad que más de la mitad de publicaciones en el Reino Unido, EE.UU y Brasil ofrece esto. El número más alto de los encuestados que ofrecen canales en Twitter están Reino Unido, EE.UU y Brasil.

La aparición de la economía de las aplicaciones ha causado una nueva corriente de ingreso para los medios de comunicación y, ante tarifas de publicidad muy bajas, se ha convertido indudablemente en una opción atractiva. El “Financial Times” y el “Wall Street Journal” han tenido un modelo de suscripción para su actividad online durante algunos años, otros empiezan ahora a seguir el ejemplo.

Según los datos del estudio, una cuarta parte (25 %) de los medios de comunicación podría plantearse la posibilidad de poner en práctica un modelo de negocio que ofrezca el contenido vía una suscripción de pago. El 30% ofrece el acceso online sólo si se es suscriptor de la versión impresa y casi una cuarta parte (22 %) accede al contenido vía aplicaciones de pago de smartphones.

Se puede ver por qué los modelos de cobro aumentan en popularidad cuando se estima que el 45% de las publicaciones desvelan que entre el 60 y el 100% de su contenido en línea es nuevo, y no repite las noticias de la versión impresa.

Mientras crece el deseo de poner en práctica el contenido editorial en línea sobre plataformas móviles y pagar por ello, existe un efecto perjudicial evidente en otras áreas de salida de los medios de comunicación. En 2008, una de las tendencias principales era la aparición del contenido en vídeo. El 41% ofrecía fragmentos de TV online y esta cifra creció hasta casi el 50 % en 2009.

Este año sin embargo, el número se ha visto reducido hasta el 39 % en parte debido a las reducciones de presupuesto como consecuencia de los recortes en publicidad y las presiones de producir noticias.

Otros formatos que han bajado en popularidad en los últimos 12 meses son los lectores de blogs (del 22 % al 18%) y las comunidades de foros de La ralentización en la adopción de las publicaciones de nuevos formatos en línea también se puede ver en los periodistas que están satisfechos de recibir de los profesionales de las comunicaciones. En particular, las exigencias por el contenido multimedia se han nivelado o han empezado a bajar.

La demanda de la liberación de las noticias en los medios de comunicación sociales, escogida por el 19% de los periodistas en el estudio de 2008, y por el 15% en 2009, se ha nivelado en el 16% en 2010. Mientras tanto, el contenido en vídeo ha caído al 27,5% del 35 por ciento, y el de audio/podcasts ha caído al 15% del 19%. Es posible que estas caídas estén causadas por el hecho que ahora las publicaciones tienen las capacidades de producir su propio contenido multimedia mientras que antes dependían de terceras partes.

Por otro lado, el interés por el contenido de noticias tradicionales sigue prosperando: Al 75 por ciento le gusta recibir comunicados de prensa al correo electrónico, y el 52 por ciento quiere recibir imágenes. Mientras el mundo de las comunicaciones es cada vez confiando en los profesionales de las RRPP para dirigir el contenido básico de las noticias que ellos producen. Los comunicadores que pasan por alto esta necesidad esencial lo hacen bajo su responsabilidad.

La llegada de los nuevos medios de comunicación no muestra signos de hacer el trabajo del periodista menos intenso. Casi la mitad (46%) admite esperar producir más contenido y cerca de uno de cada de tres (30%) siente que trabaja más horas. La tercera parte considera que las exclusivas son más importantes y el 28% admite que tiene menos tiempo para investigar historias en primera persona.

Sin embargo, a pesar de esta presión añadida, sólo uno de cada cinco (21%) siente que la calidad total del periodismo ha disminuido y sólo uno de cada seis (16%) disfruta en realidad del resultado de su trabajo. Esto demuestra que el apetito de los consumidores por la tecnología de desarrollo rápido se refleja también dentro de la comunidad periodística. Las diferentes tecnologías surgidas durante el año pasado que los medios de comunicación pueden utilizar se ven más como una ayuda y no como otra capa de administración.