La red social que no tiene edad
11/03/2011
El programa de teleasistencia psicológica ayudará a ancianos solos o ansiosos Ofrece la posibilidad de contactar con otros usuarios y familiares La aplicación ha sido diseñada por tres universidades valencianas

Fuente: http://www.elmundo.es  Fecha: 11.03.2011

Las tres universidades valencianas han desarrollado una aplicación informática que permite asistir psicológicamente a los ancianos a través de las tecnologías de la información y combatir la soledad y los estados ansiosos o depresivos en la tercera edad.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha visitado este mediodía el Centro Social La Amistad, donde se realiza una prueba piloto de esta nueva tecnología, bautizada como 'Programa Mayordomo' y en cuya creación han participado la Universitat de València, la Universitat Jaume I de Castellón y la Universidad Politécnica de Valencia.

Entre las aplicaciones que este nuevo software pone a disposición de los ancianos figura una herramienta de diagnóstico que permite detectar cuadros depresivos o ansiosos y enviar una alarma a un profesional sanitario.

Además, el programa informático reproduce ambientes virtuales que permiten mejorar el estado anímico de la persona a través de imágenes y sonidos que emulan un entorno de naturaleza.

Contra la brecha digital
Esta nueva herramienta permite a los usuarios escribir en un diario virtual en el que pueden introducir elementos multimedia, como fotografías o recursos musicales, y que puede ser utilizado también con fines terapéuticos.

El acceso de las personas mayores a esta aplicación, que ha sido desarrollada por psicólogos, está supervisado por personal sanitario, que puede restringir las herramientas disponibles a las más adecuadas a la situación clínica detectada por el programa.

El nuevo software pretende también reducir la brecha digital en la tercera edad, de manera que el sistema ofrece la posibilidad de contactar telemáticamente con otros usuarios y con familiares, mediante correo electrónico o videoconferencia, y permite acceder a Internet fácilmente.

Todas estas herramientas se han diseñado para que resulten sencillas a los usuarios, con una interfaz simple e intuitiva y un teclado especial con teclas más grandes y coloreadas en el que las letras están dispuestas por orden alfabético.

Apto para inexpertos
Según los estudios prácticos realizados por las universidades que lo han desarrollado, el programa es fácil de usar incluso para usuarios que no habían utilizado un ordenador o accedido a Internet anteriormente.

Además, los resultados de esta investigación demuestran que tras hacer uso del sistema los ancianos incrementaron "de forma significativa" sus niveles de satisfacción y alegría y disminuyeron su grado de ansiedad.

La alcaldesa ha destacado la "absoluta modernidad y vanguardia" de esta aplicación, que se puso en marcha en septiembre y que en la actualidad está siendo evaluada en un grupo de ocho personas con vistas a comercializarla más adelante.

Según Barberá, este programa permite mejorar notablemente la calidad de vida de las personas mayores y les ayuda a relacionarse, a la vez que contribuye a reducir la brecha digital, que, según dice, disminuye en la ciudad en 5.000 personas cada año.