Las 'telecos' se plantan ante Industria y eluden cuantificar la inversión en móvil
15/09/2009
El entendimiento entre Industria y las operadoras no pasa por su mejor momento. Hoy termina el plazo para que las compañías definan cuánto están dispuestas a invertir a cambio de frecuencias de 900 Mhz. Las telecos afirman que dar una cifra es imposible si el Gobierno no aclara las reglas del juego.

Fuente: http://www.cincodias.com    Fecha: 15.09.2009

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, lanzó un mensaje bastante claro al sector hace poco más de diez días. La compañía que quiera mejorar su posición en las frecuencias de la deseada banda de 900 Mhz tendrá que "aportar los compromisos que está dispuesta a asumir para equilibrar, desde el punto de vista económico, las ventajas que obtendría".

El secretario de Estado no dio mucho tiempo para ello. De hecho, el plazo termina hoy, con el objetivo de que el Ministerio de Industria pudiera conocer cuanto antes qué es lo que cada operadora está dispuesta a poner encima de la mesa antes de decidir cómo afronta el nuevo reparto de las escasas frecuencias de 900 Mhz.

Pero las operadoras no han seguido exactamente este camino. Su argumento es que ninguna empresa puede comprometerse o detallar un plan concreto de inversión si no conoce cuáles son las reglas del juego, según fuentes de las compañías. Por eso, piden que primero sea el Gobierno el que clarifique el escenario y decida si se va a repartir espectro y cuánto. Industria rehusó ayer comentar esta situación.

El proceso cobra complejidad porque hay dos procedimientos paralelos y ligados entre sí. Por una parte, está la posibilidad de que las operadoras de móvil que tienen frecuencias en 900 Mhz pidan recalificar sus licencias para poder dar banda ancha y no sólo voz. Por otro lado, los beneficios que conseguirán con este cambio podría contrarrestarse con el reparto de las frecuencias que hay entre las cuatro compañías con red, porque Orange reclama más espectro y Yoigo no tiene. Telefónica y Vodafone tendrían que ceder frecuencias.

Para cumplir al menos con una parte de lo pedido por Ros, Telefónica, Vodafone y Orange han presentado al ministerio o van a hacerlo hoy una propuesta para cambiar sus licencias de 900 Mhz y poder dar banda ancha móvil, según fuentes de las compañías. Pero lo que no han hecho es poner sobre la mesa inversiones detalladas.

"Cómo puedo comprometerme a invertir sin saber cuáles son las reglas del juego", asegura una operadora. Fuentes de Orange explican que han mostrado su disposición genérica a realizar desembolsos asociados a la red y la cobertura, pero sin concretar. Esta compañía ha reclamado cuatro megahercios adicionales en 900 Mhz.

Una de las demostraciones más claras de las dudas que tienen las operadoras sobre el momento en el que está el proceso es que Yoigo no ha hecho ninguna propuesta. Es la compañía que más interés tiene en el reparto de frecuencias, ya que no dispone de ninguna en la banda de 900 y quiere cinco megahercios. Si no ha hecho propuesta, explica la firma, no es porque no esté dispuesta a invertir. "Mañana mismo si es necesario presentamos el plan de inversión", afirma, "pero primero tendrá que haber un procedimiento formal del Gobierno".