Dos grandes gasoductos: el ruso y el europeo
07/08/2009
Turquía tiene una presencia clave en los dos grandes proyectos de gasoductos, el Ruso y el europeo. Hace poco menos de un mes Ankara firmó el acuerdo intergubernamental para el desarrollo de Nabucco, destinado a transportar gas desde Asia Central y el mar Caspio a Europa evitando Rusia.

Fuente: www.euronews.net     Fecha: 07.08.2009

Hoy ha dado también su autorización para que el gaseoducto promovido por Moscú, el South Stream, pase por sus aguas territoriales en el mar Negro.
Rival de Nabucco, el conducto respaldado por Bruselas para reducir la dependencia europea del gas ruso, con el respaldo de EEUU, está diseñado para bombear gas desde la región del Caspio hasta Austria a través de Turquía pasando por Bulgaria, Hungría y Rumanía. Bruselas confía en que el gasoducto pueda comenzar a construirse en 2011 y estar operativo para finales del 2014, con un coste de casi ocho mil millones de euros y capacidad para transportar 31.000 millones de metros cúbicos de gas suministrado -de llegar a buen puerto las tratativas en curso- de los países señalados en color sepia.

Entre tanto y más al norte, el objetivo del Kremlin es tender un gasoducto operativo a partir de 2015, que siga exportando gas ruso por debajo del Mar Negro a Bulgaria. Después se bifurcará en dos: “Corriente norte” sube por Rumanía y Hungría hasta el norte de Italia. “Corriente sur” atraviesa Grecia y el mar Adriático para desembocar en el sur italiano. La capacidad será de 63.000 metros cúbicos al año y el coste oficial del proyecto rondaría los 10 mil millones de euros.

Si Bruselas busca una alternativa a la dependencia del gas ruso, Moscú quiere evitar a la vecina Ucrania y una nueva guerra del gas que vuelva a poner en peligro el suministro a su principal importador: Europa. Con Turquía jugando a dos bandas para garantizarse una parte del floreciente negocio del gas.