Las consultoras españolas inician su conquista internacional
10/07/2007
La patronal del sector busca vías de crecimiento para la asesoría tecnológica nacional y prepara la elaboración de un libro blanco que recoja las buenas prácticas de la profesión.

Expansión 05/07/2007, por L.Junco

La Asociación Española de Consultoría (AEC), que representa el 85% del negocio de las firmas de tecnologías de la información, anunció ayer que, en 2006, "el sector facturó 7.570 millones de euros, con lo que representa el 1% del PIB nacional, tras crecer un 9,8%", afirmó Diego Pavía, presidente de la asociación y máximo responsable de Atos Origin en España. Además, "la consultoría induce hasta ocho veces esta tasa en los sectores donde asesora", añade José de Rafael, director general de la AEC.

Ante la madurez y estabilidad de la consultoría tecnológica –donde el outsourcing (externalización de servicios), que el año pasado creció un 20%, alcanza ya el 40% de la facturación del sector; y el desarrollo e integración de aplicaciones representa el 42%–, "ahora, es el momento de elaborar un referente de las relaciones entre la oferta y la demanda", aseguró el presidente de la asociación.

El manual

En este contexto, la patronal, que espera facturar 8.357 millones en 2007 (un 10,4% más), está elaborando un libro blanco que, previsiblemente, estará finalizado el último trimestre del año. Se trata de "un manual cultural, filosófico y aplicado de las buenas prácticas del sector, que homogeneizará las relaciones entre las partes", afirma Pavía. No se trata, por lo tanto, de proponer cambios sustantivos, "sino que se busca un estándar que nos sirva de referencia de aquí a cinco años, en el que se recogerán los temas de mayor calado para la profesión", explica el presidente de la AEC.

La mayoría de los consultores coincide en que "el sector tiene que ser más transparente y profesional", apunta Ginés Alarcón, presidente de T-Systems en España. "El cliente debe entender cuáles son las claves del negocio; lo que puede pedir y lo que no", añade. "Es necesario comunicar y promover nuestra imagen entre los clientes, los gobiernos y la industria, para hacer más atractivo nuestro sector", afirma Françoise Enaud, consejero delegado de Steria.

Según José Luis Galí, presidente de Matchmind, "todo lo que sea estandarizar comportamientos éticos es positivo, pero no es prioritario. Lo principal es traer tecnología puntera y desarrollar nuevas iniciativas empresariales".

El actual déficit tecnológico español y la apuesta decidida de los gobiernos por la Sociedad de la Información "permiten situarse en un escenario de crecimiento hasta 2010, para lo que será necesario apostar por la internacionalización, la deslocalización tecnológica y la figura del consultor como agente de innovación", afirma De Rafael.

Por ello, desde la AEC, se ha lanzado un nuevo modelo de consultoría tecnológica encaminado a incrementar el potencial que tiene España en relación con el resto de países de la UE. "El precio de la consultoría tecnológica nacional es la mitad y, en ocasiones, hasta un tercio menor que en el resto de países de la zona euro, pero con la misma calidad".

Valor añadido

La patronal ya ha acuñado el término Value shore, para una iniciativa destinada a "diferenciar a España y conseguir convertir el mercado nacional en el músculo tecnológico de la UE", señala Pavía. Este proyecto está encaminado a solucionar la ausencia de recursos humanos cualificados y la expansión de la consultoría española en el exterior.

Actualmente, la AEC mantiene "conversaciones con la Administración pública" para la aprobación de la iniciativa, que representará una inversión de 2.000 millones de euros, hasta 2011.

Además de promover la consultoría en otros países, "apoyados por el Gobierno", el proyecto también persigue la deslocalización de otros servicios "de menor valor añadido a países de Europa del Este y Latinoamérica", explica Pavía.