inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
30/09/2016
AEC
AEC
19/06/2015
Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC)

 ¿En que me momento se encuentra el sector de la consultoría?
— El sector de la consultoría es un sector muy importante en un país porque es el que provee de vanguardia tecnológica, de conocimientos, aporta inteligencia a las empresas, y les ayuda a adaptarse, a solucionar sus problemas. El sector de la
consultoría ha ido creciendo en España con mucha rapidez, la consultoría
ha evolucionado desde la original, basada en la estratégica, en la organización, en los recursos humanos, a la actual, que en gran parte es consultoría tecnológica, esto ha hecho que durante muchos años creciéramos rápidamente.

La crisis ha supuesto en España una caída, no tanto de facturación que se ha mantenido pero sí de márgenes, ha sido una caída muy fuerte, hemos pasado de crear mucho empleo a mantener el empleo con un ligero crecimiento.

Creemos que a partir de este año, con la mejora económica en España y sobre todo, con la tendencia hacia la nueva economía digital, va a hacer que se acelere
la demanda de consultoría.

Somos un sector muy vanguardista, que aporta mucho, que ha tenido unos años de ajuste importante interno pero que esta dispuesto a ayudar a la transformación digital de la economía española.

— ¿Qué cambios va a introducir la economía digital?
— La economía digital tiene una parte que son las empresas de internet pero tiene otra parte, que es el mayor porcentaje, que es la adaptación de la economía real al mundo digital, todas las empresas tienen que adaptarse al mundo digital y eso conlleva un esfuerzo, un nuevo procedimiento, unas tecnologías muy llamativas
y ahí es donde hay un trabajo imponente.

La economía digital es muy competitiva, el mundo no nos espera, y o vamos a la velocidad tecnológica que va el resto de Europa o nos quedaremos atrás, y además
nuestro empleo no puede venir basado en salarios bajos, no tendría sentido, tiene que venir basado en salarios crecientes y eso sólo se puede conseguir siendo más productivos, y ser más productivos significa: valor, tecnología, diseño, y una carrera por las excelencia en la cual tenemos que estar con los países más avanzados
de Europa.

— ¿Qué se puede hacer para combatir la temporalidad en el trabajo y el paro juvenil?
— España ha estado en la UVI a punto de estar intervenida, con una destrucción sin precedentes de empleo. Ahora, tenemos todavía muchos problemas pero hay un cambio, se empieza a crear empleo, todavía temporal, con niveles salariales muy bajos, pero ya se empieza a crear. En general la reforma laboral es positiva y está permitiendo crear empleo con poco crecimiento económico, ahora bien, esto
no es suficiente, tenemos que conseguir un compromiso social, empresas, trabajadores y Administración, para conseguir una economía abierta, productiva y competitiva, donde se equilibre el consumo interno con nuestra capacidad exportadora, y donde hagamos un esfuerzo por incorporar valor y conseguir ser productivos y competitivos al mismo tiempo que se mejoran los salarios

— ¿Hace falta otra reforma laboral?
— El mundo laboral va a seguir evolucionando siempre y todavía hay retos que superar, hay que ir adaptándose a la economía. Los países mediterráneos tenemos una norma laboral muy similar, muy corporativa, el sistema nórdico está mucho más asentado en el dialogo. La experiencia nos dice que tenemos que avanzar hacia la flexibilidad centro europea, hacia su productividad y ojalá hacia su salario.

— ¿Cree que la recuperación se mantendrá?
— Es muy difícil hablar a futuro, en el plazo de un año sí. La recuperación está muy asentada, está siendo más intensa de lo que creíamos, falla el brutal endeudamiento que tenemos, que en el caso público sigue creciendo y en el caso privado hay un desapalancamiento muy lento.

A corto plazo soy optimista pero a medio plazo hay que hacer cosas porque todavía hay desequilibrios importantes. En todo caso este año se va a crecer un 3% y se van a crear unos 600.000 empleos.

— ¿En qué sectores va a crecer más la consultoría?
— La consultoría ha crecido estos años con mucha dignidad, hemos aguantado la crisis de una forma muy significativa, al final de la crisis hemos crecido en 25.000 personas.

Por sectores, telecomunicaciones está volviendo a animarse, administración ha estado muy plano y esperamos que crezca, y la sorpresa es que ya empieza a crecer la industria y la distribución, con lo cual tenemos un mapa más equilibrado. Se trata de que la economía por entero se incorpore a la economía digital, y continuar con la internacionalización de las empresas.

— ¿Empiezan a invertir más las empresas en consultoría?
— Creemos que van a empezar a invertir, la inversión está creciendo pero todavía está en ratios bajos, creemos que todavía hay mucho potencial de crecimiento, venimos de unos momentos en los que las empresas lo han pasado mal, hay problemas de financiación, todavía hay mucha prudencia a la hora de invertir, pero ya vamos viendo cambios de tendencia y a lo largo de este año y del que viene habrá un incremento de inversión significativo.

— ¿A qué problemas de enfrenta el sector?
— Tiene varios problemas, uno de ellos es la contratación a subasta pura del precio, la consultoría es un tema muy delicado intervienen muchas personas y no se puede con
contratar sólo a precio, debemos ir al sistema europeo de adjudicación, que
no pese sólo el precio, sino que pese también la confianza, la calidad, la solvencia, este es uno de los temas más importantes que hemos tenido, se contrata sólo por precio y eso ha hecho que haya proyectos que no han prosperado y que haya alguna percepción de baja calidad. El otro problema es la falta de actividad, el
sector de la consultoría es muy competitivo, ha aguantado reduciendo márgenes, no despidiendo personas, y hemos crecido gracias a la acción de nuestras empresas que han salido fuera. Este año vamos a mantener esa tensión exterior pero tenemos que empezar a crecer dentro y recuperar esos márgenes.

— ¿Está infravalorado el sector de la consultoría en España?
— Creo que sí, hemos caído en una crisis económica tan severa, que unos han aprovechado y otros no han tenido más remedio que ir a subasta, a veces nos hemos sentido tratados como una commodity, ahora que las cosas han cambiado
la gente va a percibir el valor que aportamos. Aportamos valor y debemos
ser retribuidos por el valor que aportamos.


— ¿Cuál es la situación de la consultoría española con respecto a otros países?

— España podría convertirse en una potencia importante a nivel mundial en consultoría, tenemos excelentes técnicos, ingenieros, consultores, tenemos una relación calidad precio muy competitiva, por eso estamos creciendo en Europa, y como sector estamos pidiendo ser considerados como un sector estratégico,
no queremos subvenciones, queremos convencer a los actores públicos y a las grandes empresas de que podemos ser un sector potentísimo con colaboración publico- privada.

— ¿Qué previsiones tienen para este año?
— En 2015, vamos a crecer en España y vamos a crear empleo, y vamos a volver a ser el primer empleador de universitarios de España. No hay ningún sector que
contrate tantos universitarios, y somos el sector que más invierte en formación interna en la economía española. Nosotros competimos claramente por el talento, necesitamos a los mejores. Estos años en los que no había márgenes no podíamos dar las carreras profesionales que se daban antes, mucho talento se ha
ido fuera, y ahora estamos intentado retener el talento haciendo atractivas
las relaciones internas, los recursos humanos, motivar con formación, estimular con trabajos que van cambiando, con valor de innovación, y podemos ser unos de los
actores para evitar la fuga de talentos más importantes de la economía española. Hay que invertir más en formación dedicada al empleo.

— ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sector?
— Tenemos la exigencia de estar a la vanguardia en los nuevos modelos de gestión, en comprender y anticipar las tendencias del mercado, hacer útiles las nuevas tecnologías, incorporar valor, cobrar por valor, y ahí tenemos unos retos muy importantes. Otro de los retos es la falta de vocaciones tecnológicas cuando tienen buena salida. En determinadas titulaciones técnicas tendremos falta de profesionales en poco tiempo. Tenemos como país unas tasas de inversión inferiores a nuestro entorno europeo, el sector que más invierte en formación y en
innovación es el de la consultoría, ahí tenemos un reto colectivo. Hay un debate que va a condicionar la vida de las personas y es el espacio único digital.




2016
Todos los derechos reservados

SPC