inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
28/09/2016
Accenture, AEC
Accenture, AEC
20/03/2015
El primer ejecutivo de Accenture ha visitado España y concedido a EXPANSIÓN una entrevista en exclusiva. Nanterme advierte a las empresas, grandes y pequeñas, de que un gran cambio está por llegar y de que, dentro de apenas cinco años, sólo las compañías flexibles y abiertas a la innovación tendrán un hueco en el mercado.

 Fuente;  www.expansion.com

Pierre Nanterme es un ejecutivo francés, muy francés. Tanto, que en 2010 se le concedió la medalla de Caballero de la Legión de Honor, la más conocida -y reconocida- de las distinciones galas. Establecida por Napoleón Bonaparte hace dos siglos, esta condecoración valora su contribución, desde las distintas asociaciones, confederaciones y equipos asesores en que participa, en favor del tejido empresarial francés y de la regulación europea en materias como el cloud computing.

Labores que compagina desde 2011 con el cargo de consejero delegado del gigante de la consultoría y los servicios tecnológicos Accenture. Un coloso presente en 120 países, que en su último ejercicio facturó 31.870 millones de dólares (30.120 millones de euros) y que emplea a 320.000 personas (unas 10.000 en España).

En el mundo que se avecina, las empresas deberán repasar sus planes estratégicos, al menos, una vez al año

"Estamos en un mundo global donde las nacionalidades no tienen importancia. Lo relevante es saber escuchar, estar dispuesto a aprender de los demás y saberse desenvolver allá donde vayas. Son un orgulloso francés, pero eso no me impide valorar la gran aportación que realizan nuestros equipos en Estados Unidos, China o España", sostiene Nanterme. "Es más -añade-, si hay algo bueno que tiene Accenture es precisamente su carácter internacional, que nos permite combinar lo mejor de cada región".

Reorganización

Desde su nombramiento al frente de Accenture, este ejecutivo ha tomado decisiones de calado, incluyendo la reorganización de la compañía en cinco grandes áreas -estrategia, consultoría, tecnología, operaciones y digital-. Esta última, la nueva "niña bonita" del grupo, como reconoce el propio Nanterme, tiene que ver con "la digitalización de las operaciones de nuestros clientes y la búsqueda de nuevas oportunidades. Se avecina una gran Revolución Digital, y sólo las compañías flexibles y abiertas a la innovación podrán sobrevivir", asegura.

"Las nuevas herramientas digitales han puesto la innovación disruptiva al alcance de cualquier empresa, independientemente de su tamaño y capacidad financiera. La tecnología hace posible crear negocios globales y escalables rápidamente, y hacerlo además con un presupuesto mucho más reducido".

"Si no quieres que una start up, casi de la noche a la mañana, eche por tierra todo el know how y los años de trabajo de tu compañía, debes ser tú el que arriesgue e innove", continúa.


En clave personal
DÓNDE NACIÓ: En Lyon, Francia, en 1959. QUÉ ESTUDIÓ: Máster en Gestión Empresarial por la escuela de negocios Essec. SU TRAYECTORIA: Lleva 32 años en Accenture, compañía en la que ha desempeñado cargos de distinta responsabilidad. Empezó en el área de Servicios Financieros (donde llegó a ser responsable para Europa, África y Latinoamérica) y forma parte del equipo directivo desde 2006. Además, participa en el equipo de trabajo 'Green Growth del B20' y es miembro del Comité de Dirección de la Cloud Partnership de la UE. SU PUESTO ACTUAL: Fue nombrado CEO de Accenture en 2011. Es el primer consejero delegado francés de la historia de la multinacional. SUS MÁXIMAS: "Nunca dejes de aprender"; "el cambio que estamos viviendo es fascinante e inédito"; "la Revolución Digital es una gran oportunidad para Europa".

"¿Puede un elefante moverse al ritmo que exige hoy el mercado? Sí, puede", asevera este directivo, pero advierte: "Antes, los planes estratégicos se ideaban durante años y, una vez aprobados, tenían una vigencia de otros tres o cinco años. Eso se ha acabado. En el mundo que se avecina, las empresas deberán repasar sus líneas estratégicas, por lo menos, una vez al año".

En segundo lugar, "las grandes firmas necesitan integrar lo digital en su core. Tienen que creérselo; no basta con crear una pequeña división para experimentar, apartada de toda toma de decisión estratégica". Y, por último, las compañías "necesitan incorporar a sus filas más talento con conocimientos y habilidades tecnológicas".

Nanterme asegura que, antes de la reorganización de Accenture, ellos mismos tuvieron que "integrar" esa apertura al cambio. "Hoy, estamos preparados para la revolución que viene", sentencia.

Syriza y Podemos

"Europa tiene ahora la oportunidad de retomar un papel protagonista en el mundo"

"La única constante va a ser el cambio. Un cambio, además, que será cada vez más rápido. Para no quedarse atrás sólo cabe abrirse a nuevas alianzas. Nos dirigimos hacia una economía de la colaboración".

Para Nanterme, movimientos políticos como los que abanderan Syriza en Grecia y Podemos en España van en contra de esa tendencia hacia una mayor cooperación. "Ese tipo de partidos amenazan el futuro de una Europa integrada e innovadora", opina.

"La Revolución Digital abre una gran oportunidad para que Europa retome un papel protagonista en el mundo. Tenemos muchas condiciones a nuestro favor: somos el mayor mercado del mundo; contamos con grandes compañías, referentes internacionales en sus sectores; y con líderes empresariales de indiscutible valía", enumera.

Pero para que el Viejo Continente se coloque a la cabeza, "tenemos que caminar hacia una mayor integración, tanto en cuestiones laborales como fiscales. Hay partidos que miran al pasado; yo miro al futuro", concluye.


50 años en España

Pierre Nanterme visitó España coincidiendo con la celebración en Barcelona del último Mobile World Congress. "Es un país muy relevante para la compañía", confirma. Accenture acaba de cumplir cincuenta años en el mercado español, al que destina anualmente una inversión de 11 millones de euros y donde emplea a unas 10.000 personas. Siguiendo su política de alianzas y colaboración, cuenta con 150 acuerdos con empresas e instituciones en el país. "Hay muchas razones para ser pesimista sobre el futuro de Europa. Yo soy optimista, pero hacen falta medidas integradoras legales y fiscales. España, en este sentido, ha llevado a cabo algunas medidas muy positivas", asegura.
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC