inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
27/09/2016
PwC, AEC
PwC, AEC
11/03/2015
Las empresas del Ibex 35 mejoran la información sobre sus riesgos y su modelo de negocio

 Las grandes compañías en nuestro país todavía tienen algunos retos importantes: una mayor claridad en la comunicación de la estrategia, el Gobierno Corporativo y su visión de futuro.

El 80% de los inversores considera que la calidad de la información reportada tiene un impacto directo en su percepción sobre la calidad de la gestión de la compañía.

Madrid–marzo de 2015–La descripción de los riesgos vinculados ala estrategia y la comunicación del modelo de negocio son los aspectos que más destacan en la información corporativa transmitida por las empresas del Ibex 35 y donde más han mejorado en el último año. Estas son algunas de las conclusiones del informe Análisis del estado del reporting integrado en las empresas del IBEX 35, que por cuartoaño consecutivo elabora PwC. El documento evalúa la calidad y efectividad de la información corporativa publicada por las empresas del Ibex 35 en 2014, a partir de los diversos ámbitos de reporting considerados por el Marco del Comité Internacional de Reporting Integrado (en adelante Marco <IR>).

El informe muestra un avance sustancial en la descripción de los riesgos-vinculados al negocio- a los que se enfrentan las empresas del Ibex 35 y de los mecanismos de gestión establecidos para mitigarlos o prevenirlos. En este sentido, la mejora es más que notable: el 59% de las empresas del Ibex 35 analizadas comunica este ámbito de forma efectiva, frente a solo un 9% el año pasado.

Las grandes compañíasen nuestro paístambién han evolucionado en la descripción de su modelo de negocio, con una mayor inclusión de elementos gráficos que facilitan el mejor entendimiento del negocio. En este sentido, el 54% de las empresas analizadas logra comunicar su modelo de negocio de forma efectiva, frente a un 31% el año pasado. Asimismo, la totalidad de empresas aporta alguna información sobre las actividades diferenciales y generadoras de valor de su modelo de negocio. En lo relativo a los factores del entorno en el que operan, se observa un ligero avance y un progreso en la vinculación de dicho entorno con las decisiones estratégicas adoptadas: el 46% de las empresas analizadas aborda de manera efectiva esta información, frente a un 33% el año pasado.

Áreas de mejora

A pesar de los avances en la información publicada por las empresas del IBEX 35, persiste la tendencia a publicar información destinada, mayoritariamente, al mero cumplimiento de los requerimientos normativos. Con ello, las empresas pierden la oportunidad de comunicar eficazmente el valor creado. El análisis de PwC identifica cuatro grandes áreas de mejora:

• Las empresas nocomunican su estrategia con objetivos fijados en el tiempo, tanto a corto, medio y largo plazo.Se observa un leve retroceso en cuanto a la precisión a la hora de comunicar la estrategia, lo que redunda en una menor claridad en la descripción de la estrategia global o de los principales segmentos de actividad. En este sentido, el 40% de las compañías españolas comunican de forma efectiva su estrategia y asignación de recursos, frente a un 57% el año pasado.

• Las compañías todavía deben avanzar en la información sobre suGobierno Corporativo.Esta, en la actualidad, se ciñe a cumplir con las exigencias de la CNMV, sin avanzar más allá de estos requerimientos y sin mostrar una evolución respecto a años anteriores. Las empresas cotizadas españolas, por ejemplo, informan sobre asuntos como la composición de sus consejos o las funciones y obligaciones definidas en sus reglamentos, pero no entran a describir cómo estos órganos contribuyen a la consecución de la estrategia de la organización y a la sostenibilidad de su modelo de negocio. Sólo el 16% de las empresas analizadas desarrolla una comunicación efectiva en este ámbito, frente a un 17% el año pasado.

• La visión a futuro de la compañía no se encuentra plenamente desarrollada, ya que no incluye la descripción de aspectos como el acceso o restricción a los principales capitales (financieros o no financieros) y los mecanismos de gestión implantados, ni aquellos temas que pueden afectar la viabilidad de la compañía. Todavía nada más que un 21% de las empresas analizadas comunica de forma efectiva esta información, frente a un 14% el año pasado.

• Información sobre los indicadores claves para su negocio y alinearlos con sus prioridades estratégicas. En este ámbito, si bien informan sobre una serie de indicadores generales, continúan sin comunicar abiertamente aquellos que son verdaderamente clave para la marcha de la compañía, específicos a la empresa, que aportan objetivos claros de medición y que permiten el seguimiento de los objetivos estratégicos. En la actualidad, el 15% de las empresas comunica de forma efectiva estos parámetros, frente a un 5% el año pasado.

 

Una necesidad creciente para los inversores
Los inversores exigen cada vez más a las empresas una información integrada que les ayude a comprender los negocios de las compañías y su evolución futura. Según una encuesta realizada por PwC a inversores en todo el mundo, el 80% considera que la calidad de la información reportada tiene un impacto directo en su percepción sobre la calidad de la gestión de la compañía.

Ese mismo informe señala que el 87% de los inversores desearía encontrar un vínculo claro entre los distintos elementos del reporting (objetivos estratégicos, riesgos, principales indicadores de desempeño, modelo de creación de valor y sus elementos fundamentales, entre otros elementos). A su vez, la claridad y precisión de la información incide en la confianza que otorgan los analistas a sus propios análisis de inversión, lo cual, puede repercutir en la capacidad de la compañía para captar fondos a lo largo del tiempo.

Normativas internacionales y nacionales
Además de los inversores, tanto la Unión Europea como los reguladores nacionales, han impulsado recientemente normativas para mejorar la información que facilitan las empresas. Un buen ejemplo de ello es laDirectiva Europea 2014/95/UE, del 22 de octubre, sobre divulgación de información no financiera y de diversidad para grandes sociedades y determinados grupos, adoptada por la Comisión Europea en septiembre de 2014. Esta norma define los requerimientos de reporting no financiero para las compañías europeas con más de 500 empleados.

Otro más reciente, es la actualización, por parte de la CNMV, del Código de buen gobierno de las empresas cotizadas en febrero de este año. Esta normativa tiene el objetivo de dar respuesta a las demandas regulatorias y generar confianza en los mercados donde operan.

 

 

 

 




2016
Todos los derechos reservados

SPC