inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
01/10/2016
Tecnología, AEC
Tecnología, AEC
10/09/2015
En España, 1 de cada 4 internautas considera que la nube es imprescindible para guardar y acceder a sus imágenes, música y documentos. Algo que muestra, según la firma de investigación GfK, el potencial crecimiento de este mercado para las empresas de tecnología.

 Fuente;  www.cibersur.com

Esta es una de las conclusiones del estudio Global GfK Almacenamiento en la nube: ¿hasta qué punto es esencial para los internautas?, que ha realizado en 22 países del mundo.

Para el estudio, se llevaron a cabo entrevistas online y presenciales a más de 26.000 personas, mayores de 15 años, durante el verano de 2014. Los países incluidos en el análisis fueron: Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong (región administrativa especial de China), Italia, Japón, México, Polonia, Rusia, Corea del Sur, España, Suecia, Taiwán, Turquía, Reino Unido, Ucrania y EE.UU.

Los entrevistados contestaron a una única pregunta: ¿Hasta qué punto está usted de acuerdo con esta afirmación? “Es esencial para mí poder almacenar y acceder a mis fotos, documentos y otros contenidos en la nube”, entendiéndose por “la nube” un lugar seguro en internet, al que puede accederse desde cualquier lugar o dispositivo.

A pesar de que en España (25%) el dato favorable es seis puntos porcentuales menos que la cifra global (31%), la diferencia entre los menos entusiastas del almacenamiento cloud es aún más reducida, ya que sólo les separa 1 punto porcentual. En España los que no consideran a la nube imprescindible para guardar sus contenidos ascienden al 19% de los consultados, frente al 18% del ámbito internacional.

No se han encontrado grandes diferencias en cuestión de género. El porcentaje global arroja un 31% de mujeres y hombres que opinan por igual que la nube es indispensable para almacenar y consultar sus documentos, mientras que en España se observa una leve distancia, en la cual el 27% de las mujeres frente al 23% de los hombres, que piensan que el cloud es esencial.

Donde sí se presentan más variaciones es en los grupos de edad. En España, los más entusiastas se concentran en los jóvenes entre 15 y 19 años, con un 30% de las respuestas positivas. Incluso las edades entre 40 y 49 años presentan un alto porcentaje de aceptación (27%). Los resultados globales, por su parte, sitúan a los consultados de la generación millennials, de 30 a 39 años, entre quienes mayoritariamente consideran esencial la nube, llegando a alcanzar el 37%. Sólo un 12% de este grupo de edad cree que la nube es prescindible.

“A pesar de la popularidad creciente del almacenamiento en la nube por parte de los internautas, global y localmente, el mercado de soportes para almacenamiento físico, tales como USB y memory cards, continúa creciendo a buen ritmo en España” explica Laura Nieves, Business Manager de Consumer Electronics de GfK en España.

En México están los más convencidos y en Alemania los más críticos

En cuanto al resto de países analizados, los entrevistados en Latinoamérica son quienes se muestran más entusiasmados con el uso de la nube. De hecho, México se coloca como el líder, ya que el 49% de los encuestados afirma que guardar sus documentos en la nube es esencial para ellos. Le sigue Brasil con un 44%.

Turquía (43%) es el tercer país más favorable al uso de la nube para guardar y consultar sus contenidos, el cuarto es China, donde un 40% dice estar de acuerdo con que la nube es esencial para ellos.

Alberto Gómez, director de GfK, comenta: “Con un porcentaje tan significativo de personas que considera que la nube es esencial, está claro el potencial de mercado para las empresas de tecnología que ofrecen servicios en la nube o que mejoran la experiencia de uso. Un ejemplo de ello radica en el aumento de los servicios de seguridad o de personalización de su utilización, tales como álbumes de fotografías digitales que pueden ser fácilmente compartidos con otras personas”

El creciente atractivo de la nube no se basa tanto en el almacenamiento, que es una función básica que un disco duro externo decente puede ofrecer, sino también en la conveniencia: el ser capaz de acceder a los archivos desde cualquier dispositivo o ubicación, sin tener que llevar un USB o un disco duro externo. También elimina el riesgo de pérdida de los archivos por extravío o daño en el dispositivo de almacenamiento.

En particular, la nube ofrece una forma sencilla de acceder a las fotos y vídeos tomados con teléfonos inteligentes, cuando su capacidad de almacenamiento interna se llena o el smartphone no es accesible. Esto conlleva la ventaja adicional de que a continuación, se puede acceder a las imágenes desde cualquier otro dispositivo. Tener estas razones de uso en mente ayudará a las empresas a adaptar sus ofertas de forma más atractiva al creciente ‘mercado cloud’.

El estudio muestra que el caso contrario reside en países como Alemania, Canadá o Australia donde son más críticos con la necesidad del almacenamiento cloud. En Alemania, la proporción de quienes no la consideran esencial asciende hasta el 50%, la más elevada entre los 22 países analizados. Le siguen Canadá con un 39% y Australia con el 37%.

A este dato, se suman otros países como Estados Unidos o Japón, tecnológicamente punteros, que no destacan por su interés en este tipo de almacenamiento. Un 29% de los entrevistados estadounidenses afirma estar en desacuerdo con que el uso de la nube sea fundamental, frente a un 27% que alega lo contrario. La misma paradoja se presenta en Japón, donde sólo un 10% considera imprescindible el cloud y un 15% no. Hay una enorme mayoría de internautas nipones (75%) para los cuales la nube es solo medianamente importante para almacenar y consultar su información.

 

 


 




2016
Todos los derechos reservados

SPC