inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
29/09/2016
EY, AEC
EY, AEC
26/08/2015
El 48 % de las empresas familiares españolas prevén aumentar su presencia en los mercados internacionales este año, aunque sólo el 30 % aumentarán al menos un 5 % su plantilla, según la consultora Ernst & Young (EY).

 Fuente;  www.lavanguardia.com

Así lo revela un estudio elaborado conjuntamente con la Universidad de Kennesaw State (Estados Unidos) que abarca 21 mercados globales y que recoge que el 48 % de las empresas encuestadas en España tiene intención de expandirse a mercados internacionales.

Las grandes empresas familiares españolas operan, de media, en 22 países como reacción a la crisis de consumo interno que provocó la recesión y que les obligó a internacionalizar su actividad.

Sin embargo, la internacionalización de estas compañías no tendrá repercusiones relevantes sobre el empleo, ya que sólo el 30 % de las empresas encuestadas pretende aumentar su plantilla por encima del 5 %, mientras que un 67 % no introducirá nuevas contrataciones.

El estudio indica que los negocios familiares de Alemania, Francia, Bélgica y Suiza son los más internacionalizados, mientras que los de Australia, Rusia e Indonesia son los que están en menos mercados y sitúa a las empresas familiares españolas en quinta posición.

De acuerdo con EY, las compañías españolas muestran el grado de satisfacción más alto con sus directivos de toda Europa Occidental, hasta el punto de que el 100 % de las empresas encuestadas para el estudio afirma estar satisfecha con su consejo de administración.

El 47 % de las empresas familiares están controladas por su tercera generación, a diferencia de la mayor parte de los países del entorno, donde la gestión de estas empresas está mayoritariamente en manos de su primera o segunda generación.

De acuerdo con EY, esta circunstancia contribuye a la profesionalización de los equipos directivos, "una de las principales bazas" de los negocios familiares en España.

España está, junto a Alemania, a la cabeza de favorecer la inclusión de mujeres en los puestos de máxima responsabilidad, ya que los encuestados de estos países son los más receptivos a que su próxima consejera delegada (CEO) sea mujer.

En el conjunto de países analizados -europeos, países del Golfo, Estados Unidos, Rusia, China, India y Japón entre otros-, el 70 % de las empresas prevén que el próximo CEO sea mujer -el 11 % lo considera "fuertemente"-, y el 55 % de las compañías tienen al menos una mujer en su consejo de administración.
El estudio hace hincapié en la importancia de la sucesión en la dirección de la empresa.
España, en consonancia con su alto grado de satisfacción con los consejos de administración, confía mayoritariamente en este órgano de dirección para planificar la sucesión.

Así, el 35 % apuesta por dejar esta decisión en manos de su consejo de administración, el 30 % en manos del CEO y sólo el 22 % pretende confiarla al núcleo familiar.

El experto en empresa familiar de EY Simeón García-Nieto, opina que la recuperación económica será "un buen caldo de cultivo" para el impulso de las fortalezas de las empresas familiares, como "la flexibilidad, la innovación y la capacidad de adaptación a los cambios".EFECOM


 




2016
Todos los derechos reservados

SPC