inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
25/09/2016
Capgemini, AEC
Capgemini, AEC
18/08/2015
El estudio de la firma de análisis californiana Altimeter y la consultora Capgemini subraya que las empresas que no invierten en innovación se darán cuenta de que "la evolución no espera".

 Fuente;  www.lavanguardia.com

Grandes empresas como Volkswagen, Walmart, Nestlé y AT&T han creado centros de innovación con los que buscan evolucionar al ritmo de la tecnología en una era del darwinismo digital en la que los más lentos corren el riesgo de extinción, según un nuevo informe divulgado hoy.

El estudio de la firma de análisis californiana Altimeter y la consultora Capgemini subraya que las empresas que no invierten en innovación se darán cuenta de que "la evolución no espera".

Los autores recuerdan, en ese sentido, que desde el año 2000, el 52 % de las empresas que integran la lista Fortune 500, que agrupa a las 500 mayores empresas de Estados Unidos, "se fusionaron, fueron adquiridas o cayeron en bancarrota".

"La amenaza que las empresas emergentes (startups) plantean a los sectores establecidos es mayor que nunca", insiste el estudio, que señala que muchas de esas nuevas compañías están comiendo terreno a empresas más grandes mediante una combinación de superioridad tecnológica y atención a la experiencia del usuario.

El estudio analiza la situación de 200 empresas, las 40 mayores en cinco sectores: automotriz, servicios financieros, telecomunicaciones y manufactura.

Un 38 % de las empresas analizadas han creado centros de innovación, y Silicon Valley es el lugar favorito, con un total de 53 centros, frente a los 10 de Londres, 9 de París, 7 de Singapur y seis de Tokio y Shanghai, entre otras ciudades.

La posibilidad de "obtener acceso a las últimas tecnologías" es lo que atrae a la mayoría de empresas a Silicon Valley, según el reporte recién publicado.

Entre las empresas que se han establecido en la meca de la innovación en California figura la automovilística BMW, que ha abierto un laboratorio en Mountain View, localidad en la que tiene su sede el gigante tecnológico Google.

La también automovilística Volkswagen ha creado, por su parte, un laboratorio en la Universidad de Stanford (California), donde busca, además de realizar investigación puntera, reclutar a jóvenes talentosos.

Por su parte, la cadena de supermercados Walmart, el mayor empleador privado de Estados Unidos, ha abierto un laboratorio al sur de San Francisco, en la localidad de San Bruno, concentrado en innovar en el área de ventas en línea con el objetivo de competir con la firma de comercio electrónico Amazon.

Las ventas a través de la web de Walmart totalizaron los 12.200 millones de dólares en el 2014, frente a los 89.000 millones de dólares de Amazon.

Las empresas manufactureras son las que más apuestan por los centros de innovación: más de la mitad de las que se consideraron para el estudio han abierto laboratorios de ese tipo y están concentradas en experimentos con impresoras 3-D y robótica, así como en el análisis de datos.

Por el contrario, sólo el 28 % de las compañías de servicios financieros tiene laboratorios de innovación.

Un 63 % de las empresas encuestadas dijeron que la innovación en el área de móviles es su principal prioridad, seguida del análisis de datos, la robótica, la realidad virtual y las impresoras 3-D.

Las compañías mostraron también un gran interés en el internet de las cosas, como se conoce a la creciente tendencia a conectar dispositivos cotidianos, como el lavavajillas, el refrigerador o el aire acondicionado a internet, lo que permite su control remoto.

El estudio apunta que este tipo de iniciativas también tienen sus riesgos.

En ese sentido, un directivo de un banco global no identificado apunta que esos laboratorios pueden ser "un desperdicio masivo de recursos".

El banquero subrayó que los directivos de la empresa pueden ver esos laboratorios como centros remotos y resistirse a implementar sus sugerencias.

Varios de los ejecutivos que participaron en el estudio mencionaron, en ese sentido, que resulta clave establecer líneas claras de comunicación para que las ideas que salen de los laboratorios de innovación sean aceptadas por los responsables en las sedes centrales de las empresas.COM

 




2016
Todos los derechos reservados

SPC