inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
30/09/2016
TIC, AEC
TIC, AEC
13/04/2015
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son una buena herramienta para disminuir los efectos del deterioro cognitivo de los pacientes con párkinson y mejorar su calidad de vida. Actualmente, muchos especialistas en esta enfermedad neurodegenerativa están utilizando técnicas de estimulación que tienen un impacto positivo en determinados tipos de pacientes y que permiten desde la estimulación cognitiva a la rehabilitación de la marcha y otras habilidades motoras.

 Fuente;  www.cibersur.es

Asimismo, las TIC también pueden ayudar a detectar antes la enfermedad, hecho relevante teniendo en cuenta que se calcula que más de la mitad de los enfermos tardan una media de 1 a 5 años en ser diagnosticados desde que aparece el primer síntoma. Esta detección precoz de la enfermedad se puede realizar, por ejemplo, con el desarrollo de aplicativos informáticos, que monitorizan la calidad del movimiento o la escritura.

Según Jaume Kulisevsky, director de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), «todavía tenemos que investigar mucho para conseguir diagnosticar antes la enfermedad y poder tratarla mejor, para conseguir que la degeneración neuronal sea más lenta. Las TIC nos pueden ayudar en este diagnóstico precoz, para que los fármacos puedan dar mejores resultados, así como en el tratamiento, para ofrecer mejor calidad de vida a los pacientes».

Jaume Kulisevsky es una referencia estatal y mundial en enfermedades neurodegenerativas. Es director del Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y creador de la Unidad de Párkinson y Movimientos Anormales del Servicio de Neurología de este centro hospitalario. Autor de más de 200 artículos científicos, participa habitualmente como ponente en los principales congresos mundiales sobre esta enfermedad, como el Alzheimer's & Parkinson's Diseases Congress, que se ha celebrado recientemente en Niza, o la reunión mundial de la Movement Disorders Society, que se celebrará en junio en San Diego.

Datos en España
El 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Párkinson, una enfermedad que, según la Sociedad Española de Neurología, afecta a entre 120.000 y 150.000 personas en España. Cada año se detectan 10.000 casos nuevos de párkinson, la segunda patología neurodegenerativa, tras el alzhéimer.

Esta enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso afecta a las zonas del cerebro encargadas del control y coordinación del movimiento y del equilibrio. El temblor es el síntoma más común, pero los pacientes también padecen otros como dificultades en la marcha, rigidez muscular o lentitud en los movimientos. El párkinson también puede provocar depresión, ansiedad, irritabilidad, demencia, trastornos del sueño, hormigueo en las extremidades, disfunción olfatoria, etc.

El 70 % de las personas que padecen párkinson tiene más de 65 años, pero un 15 % de los pacientes no supera los 45 años. Hay muy pocos casos, sin embargo, de enfermos en la infancia y la adolescencia.

Aunque se desconoce el origen de la enfermedad, exceptuando los casos inducidos por traumatismos, drogodependencias y medicamentos, el descubrimiento de formas hereditarias está contribuyendo de manera muy importante al conocimiento de los mecanismos que llevan a la muerte de las células y a la búsqueda de nuevos medicamentos.
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC