inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
26/09/2016
Tecnología, AEC
Tecnología, AEC
06/11/2015
Un estudio español comprobó que menos de la mitad de las teleconsultas requirieron de una visita presencial posterior.

 Fuente;  www.cibersur.es

Los dermatólogos que utilizan tecnologías digitales aplicadas a la salud (eSalud) mejoran la calidad de vida de sus pacientes y ahorran costes a la asistencia sanitaria, según la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES), que organiza el curso para dermatólogos Oportunidades de la tecnología digital en la consulta el viernes 6 de noviembre en colaboración con Stiefel-GSK. AIES es una asociación multidisciplinar que tiene como objetivo fomentar la introducción de la eSalud en la asistencia sanitaria.

“Cada vez más dermatólogos utilizamos herramientas de eSalud para mejorar la precisión de los diagnósticos y tratamientos, informar y formar al paciente y ofrecer la mejor asistencia posible en todo momento y en cualquier lugar”, explica el doctor Sergio Vañó, presidente de AIES y coordinador de la Unidad de Tecnologías

Médicas del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS). La eSalud engloba diferentes productos y servicios para la salud, como aplicaciones móviles, teleconsulta, wearables (dispositivos de monitorización en ropa y accesorios), salud 2.0 (online), Big Data (análisis de grandes cantidades de datos), sistemas de apoyo a la decisión clínica, la historia clínica digital, el Internet de las cosas en salud, la impresión 3D y los videojuegos de salud, entre otros.

En el curso se presentan resultados de diferentes estudios que demuestran resultados de la eSalud en dermatología, como la teleconsulta. Así una investigación publicada en el número de octubre de la revista International Journal of Dermatology concluye que “la literatura disponible ha demostrado que las intervenciones de teledermatología dan lugar a una mejor calidad de vida, y esos cambios se correlacionan con las mejoras en la gravedad de la enfermedad y el curso clínico”.

En España, un estudio del Servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario de Pontevedra, publicado el pasado mes de julio, comprobó que menos de la mitad de las teleconsultas (48%) requirieron de una visita presencial posterior y que la concordancia diagnóstica entre el dermatólogo que realizaba la teleconsulta y el que la realizaba de manera presencial fue del 89%.

Uno de los ponentes del curso, el doctor Guillermo Romero, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Ciudad Real, coordinó un estudio en 2014 que indicaba que el 26% de los hospitales españoles realizan teledermatología, lo que supone el triple de los que lo realizaban 5 años atrás.

Aplicaciones móviles

Uno de sus objetivos de AIES es establecer recomendaciones sobre los criterios de calidad en la teleconsulta. También trabaja en la edición de estudios y publicaciones, organiza eventos, forma a profesionales sanitarios y audita la calidad científica de aplicaciones, programas y dispositivos para la salud, entre otros servicios.

En el ámbito de las aplicaciones móviles existen más de 165.000 dedicadas a la salud y muchas de ellas dedicadas a los trastornos dermatológicos, aprovechando las oportunidades de la cámara que incorporan la mayoría de los teléfonos móviles. “Podemos encontrar, junto con aplicaciones inútiles o incluso auténticos fraudes, que pretenden, por ejemplo, curar el acné con la luz del móvil, a otras que ayudan a concienciar a la población en hábitos saludables, como la protección solar, o que ayudan a la prevención de cáncer de piel y melanoma”, comenta el doctor Vañó. Por ese motivo, asegura, “es necesario validar las que son útiles y están avaladas científicamente de las que no”.

En el curso también se presentan las posibilidades que aportan a la consulta médica las impresoras 3D, los wearables, el Big Data y la inteligencia artificial, entre otros. Para el doctor Kazuhiro Tajima, miembro de la Junta Directiva de AIES y psiquiatra de la Fundación Hospital de Alcorcón, en Madrid, “el profesional sanitario se encuentra cada vez con más posibilidades de atender mejor al paciente con la eSalud pero para ello debe contar con herramientas validadas que estén integradas en la asistencia sanitaria”.
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC