inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
29/09/2016
IBM, AEC
IBM, AEC
09/07/2015
El Foro Santiago 2014 delinea el camino para que las autoridades, el entorno y sus habitantes concuerden en políticas y acciones que hagan frente a la crisis de la mano de la tecnología. Uno de los ejecutivos de IBM entrega sus claves a continuación.

 Fuente;  www.lanacion.cl

Santiago fue nombrada este año como una de las 100 ciudades más resilientes del mundo según la Fundación Rockefeller. Frente a esto, las crisis de contaminación y desastres naturales en concordancia con las oportunidades tecnológicas actuales, será uno de los principales temas a abordar en el Foro Santiago 2041 el próximo 9 de julio.

Bajo el concepto de "Santiago a Prueba", reflexionará en la voz de diversos expositores sobre la capacidad de la capital para hacer frente a contingencias y desafíos a largo plazo. El encuentro es organizado por Siemens, IBM, Chilectra y Universidad del Desarrollo y está estructurado en torno a dos paneles de discusión: gestión de emergencias y transporte público sustentable. De esta manera, se abarcarán los problemas de corto y largo plazo que enfrenta el Gran Santiago, con una mirada multidisciplinaria.

Al respecto, el Chief Technology Officer (CTO) de IBM Chile, Jorge Mujica se pregunta si el calificativo de "resiliencia" se le puede otorgar a una metrópolis donde la conciencia no es parte del escudo de armas. El ejecutivo de la tecnológica, cree que las grandes soluciones no pasan por recopilar grandes volúmenes de información como se piensa, sino en aplicarlos estratégicamente para gestionar aspectos como la movilidad sostenible, la movilidad sustentable o la gestión de emergencias.

Imagen foto_00000002"Hay que lograr un acercamiento ecológico para preservar una ciudad y a sus ciudadanos. Cuando ya hablamos de estrategias de movilidad, ya entramos en el tema de la contaminación, el consumo de energía y salud. Ahí, si tiene mucha relevancia el big data", sostiene.

Recuerda esas fechas de plena Copa América en que hubo 2 días de preemergencias y que un estudio de la situación, al menos a través de redes sociales, arrojó un dato revelador: pese a que todo mundo estaba al tanto de la mala calidad del aire, por lo menos 3.214 chilenos hicieron igual un asado ese dia. "Por esos días la Universidad Santa María publicó que la contaminación de un asado equivale a la que genera un bus de los nuevos que recorre 40 kms ó 400 kms de un bus de los amarillos antiguos y la gente aunque no sacó el auto o se quedó en su casa, contaminó igual o peor que cuando sale. Es decir, la medición arroja datos significativos sobre la cultura sustentable de la gente, pero también de la inconciencia de las personas", explica el speaker del Foro Santiago 2041.

Responsabilidad compartida


Agrega que generar esa conciencia no pasa por comprar más o menos autos eléctricos, sino sensibilizarse genuinamente ante el tema. "Pareciera fácil culpar a las personas, pero tenemos que dotarlas de un nivel de educación y conocimiento para que la transformación sea compartida".

La gestión requerida ante una gran emergencia como son los terremotos en Chile encuentra un relato valorable en nuestro último gran capítulo al respecto. Gestión que debe pasar por procesos, integrar a las instituciones que colaboren en la comunicación de esas decisiones. "El 27F, aunque se diga lo contrario, es un buen ejemplo de una reacción respecto a lo que se dio en Japón tiempo después, que fue algo bastante más grave en un país supuestamente más desarrollado", comenta Mujica.

-El principal problema de estos días es la polución y la congestión vehicular que van de la mano. ¿Qué casos de éxito existen en el mundo en que se haya intervenido desde la tecnología para mejorar otras ciudades colapsadas del mundo?
-Evaluemos algo concreto para Santiago: el verdadero modelo para la restricción vehicular sabemos que es por los dos últimos dígitos de las patentes, pero eso no te asegura que el mayor número de autos en circulación sea el que más contamina. Si esto se hiciera, de una forma aún más simple, basados en las primeras letras de la patente te ayudaría a intervenir en los autos según el año de su inscripción. Una pequeña condición, pero tan lógica que si la combinas con, por ejemplo, el registro civil y te lleva a replantearte completamente el asunto.

Eso es algo que ya estamos llevando adelante en países como Japón para que los planes se basen en la capacidad de contaminación de los vehículos y no el número del parque automotriz, porque no asumimos que todos los vehículos contaminen de la misma forma. En Chile nos hemos quedado pegados en ciertos modelos asumidos como correctos, pero nos hemos llevado grandes sorpresas trabajando con universidades y alumnos tesistas que proponen modelos súper interesantes para resolver temas como éste y muchos otros.

Imagen foto_00000014Conocimos otro caso de estudio que relaciona el estrés de la gente los días de preemergencias o restricción. Se da cuenta de personas que están bajo estrés y manejan de forma agresiva aumentando estadísticamente el número de accidentes, disminuyendo de paso las condiciones viales. Es algo de mucho sentido común. Si cruzas esos estudios con información y la data adecuada, puedes prever esa cantidad de accidentes de tránsito y estar preparados para responder rápido en situaciones de ese tipo para prevenir la congestión y los atochamientos. Revisamos permanentemente este tipo de investigaciones y queremos ver cómo hacerlos viables, pues no tienen gran complejidad, sino que son difíciles de implementar desde una perspectiva política o burocrática.

-¿Cuál es el rol compartido con el usuario de estas tecnología para lograr mejoras como las que propone el Foro Santiago 2041?
-La integración social de estas soluciones dependen de ese usuario, también. Y bastante. ¿Estamos en condiciones de culpar 100% a las personas o la falta de educación de las personas en algo que también es responsabilidad del Estado?. Sería interesante implementar en el currículum educacional una cultura sobre como desempeñarse en la ciudad, enseñar sobre Smart Cities, inteligencia artificial y big data. Ahí la primera reflexión es si hemos llegado a ese punto de transición para que la gente experimente un cambio de actitud. Tiene que ver con la legislación, por otro lado. Pero si la gente ignora que un refrigerador contamina más mientras más alimentos tenga, culturalmente es poco lo que se puede hacer. Si una persona va al supermercado y compra mucha mercadería, más de la que necesita, sin contar con un modelo de cómo consume, lo más probable es que bote mucha comida. Esa persona puede ser receptiva a un incentivo por contaminar menos, pero, ¿cómo ayudamos a que una familia sepa cómo y cuánto comprar para el refrigerador y el consumo? Nuevamente, todo esto pasa por un modelo educativo y de conciencia.
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC