inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
28/09/2016
Tecnología, AEC
Tecnología, AEC
24/08/2015
La tecnología apunta a convertir el teletrabajo como uno de los retos más importantes para la competitividad de las empresas

 Fuente;  www.abc.es

Silvia es una más dentro de su empresa. Pero tiene un hijo. Pequeño, adorable y gracioso, como todos los bebés del planeta. La conciliación familiar es, para ella, como tantas otras madres, una tarea pendiente. La empresa busca incrementar la productividad. Con las fórmulas tradicionales, los empleados quedan obligados a los empleados.

La sociedad se ve envuelta en un problema generacional. Por un lado, ahí están los empleados de mayor edad que tuvieron que aprender a dominar las herramientas tecnológicas y acceder a internet; por otro, los llamados «nativos digitales» que, prácticamente, han crecido con todo tipo de aparatos electrónicos, absorbidos claro está en el seno de la empresa, donde comienza a popularizarse en algunos sectores como la comunicación o las finanzas.

Además de un aspecto moral, el reto del llamado «teletrabajo» tiene, también y sobre todo, una vertiente tecnológica, en donde las empresas proveedoras y fabricantes han puesto sus miradas. Dispositivos móviles, herramientas para videoconferencias, velocidades extras de internet. Todo camino a seguir para cumplir una máxima: ser productivo ya no es es sinónimo de estar en la oficina y marcar horarios estrictos.

Los expertos creen que la tecnología es un elemento fundamental para este cambio de rumbo. Según el último informe «Flexibilidad en la vida laboral», elaborado por Ericsson, el 32% de los trabajadores creen importante la posibilidad de trabajar en remoto, mientras que el 43% dan importancia a tener un horario de trabajo flexible.

Como no podía ser de otra manera, la tecnología quiere estar al servicio de este tipo de perfiles laborales. Un tercio de los empleados considera a los dispositivos tecnológicos «muy importantes» para su labor profesional, dado que les aporta la flexibilidad necesaria para trabajar en cualquier lugar y en cualquier momento. Muchos de ellos creen que utilizarlos difumina los límites entre el trabajo y la vida personal.

«La tecnología es un elemento fundamental para dar a los empleados lo que cada día demandan, que es más flexibilidad. Lafrontera entre las horas laborales y las que no se trabaja es cada día más confusa y al final lo que los empleados quieren es poder conectarse en todo momento cuando a ellos les venga bien», relata a ABC Beatriz Barreto, directora del departamento de recursos humanos de Ericsson.

Con la incorporación de diversas aplicaciones y servicios informáticos, las empresas han tenido en bandeja una serie de ventajas para ayudar a los trabajadores a inaugurar esta tendencia, que se incrementa sobre todo en países como Suecia o EE.UU. Lo que propugnan las nuevas tecnologías es un mundo totalmente conectado.

¿Dónde queda la conciliación familiar? ¿se pone en riesgo estar con la familia en los momentos libre con la facilidad de trabajar en cualquier parte? ¿Puede haber un conflicto familiar al no desconectar nunca? «Se puede dar el caso, pero la tecnología lo que tiene que permitir es que te organices y que, por tanto, en un momento determinado, por ejemplo las mujeres con la conciliación, puedas salir pronto del trabajo y, si queda algún elemento pendiente, poderse conectar en casa».

En general, los trabajadores pasan más tiempo con el teléfono móvil o «smartphone» que con el PC, lo que indica que la necesidad de movilidad es universal. «La flexibilidad de la tecnología permite que tú organices tu horario de trabajo. Evidentemente, puede haber un mal uso que haga que las personas echen muchas más horas, es una frontera difusa, pero lo que queremos es que haya un estilo de vida flexible y eso es cada vez más importante», subraya.

Es una de las patas en las que apoyarse en el futuro de las empresas. «Es una fuerza laboral que pertenece a una generación que ha crecido con la tecnología y con las redes sociales es un tipo de trabajador un poco diferente. Es un reto que desde las empresas tenemos que estar preparados». De hecho, el perfil que buscan desde hace algún tiempo son personas que sepan manejarse bien en entornos colaborativos, acostumbrados a la agilidad, de respuestas casi inmediatas, conectados permanentemente en lugar de trabajadores de estructuras más rígidas. «Tecnología y flexibilidad son elementos fundamentales para la fuerza de trabajo actual», insiste.

Los expertos creen que el hecho de que las empresas adopten pronto y rápido tecnologías que permiten estar más abiertos es fundamental para prosperar y pòsicioanrse en un futuro más exigente y competitivo. «Causa un efecto multiplicador de la economía», sugiere. Los trabajadores más jóvenes son «plenamente conscientes» del entorno en el que viven, en donde internet ha copado gran parte de la innovación. «Es lo que les va a dar oportunidades laborales».

En España, hla cosa cambia. Según el «Libro Blanco del Teletrabajo en España» solo un 26% de los españoles realiza algún tipo de trabajo desde su hogar, mientras en Europa la media es de un 35%. Instalar la oficina en casa es algo a lo que los españoles aún no están acostumbrados a pesar de que permite una mayor conciliación laboral y familiar

el 22% de las empresas cuenta ya con programas de teletrabajo, que aumentan la productividad entre un 5% y un 25% respecto a los que trabajan 40 horas en la oficinal según datos de BBVA. El ecosistema existe, se está desarrollando y, según diversos informes, tiene demanda. ¿Será más que una tendencia?




2016
Todos los derechos reservados

SPC