inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
27/09/2016
everis, AEC
everis, AEC
30/06/2015
Así, financiados por Everis, Fundación Universidad Empresa y Abanca, el 'modus operandi' ha sido tan sencillo como lanzar con antelación el proyecto, ver en qué ciudades había más demanda para montar la ruta y, durante el trayecto, ir improvisando paradas.

 Fuente;  www.elmundo.es

Las empresas Two Much, Global Shapers Madrid y Quiero salvar el mundo haciendo marketing se han unido para dinamitar toda concepción negativa que planea por encima de la generación joven y «perdida» de hoy en día. Y para cuestionarse, ya que estaban, el modelo de vida y de empresa que supone plantar la sede de todo centro económico en las dos principales ciudades de España: Madrid y Barcelona. Así, con una caravana que durante 30 días ha recorrido más de 30 ciudades, el proyecto 'Qué quieres hacer con tu vida' ha ido por toda España preguntando eso mismo a todo joven interesado en responder. Y, a pesar de que parte de la hipótesis era que la lluvia de respuestas sorprendería, el resultado ha sido abrumador. Las conclusiones son esenciales: los jóvenes tienen talento, valores, pasión y ganas de cambiar las cosas. «No somos una generación perdida», remata Natalia Pedrajas, viajera de la caravana de parte de Global Shapers.

'Qué quieres hacer con tu vida' se basa en tres grandes pilares. En primer lugar, un estudio de investigación que pretende dar respuesta a la hipótesis de que esta generación perdida, está lejos de estarlo. En segundo lugar, la realización de un documental con las imágenes recopiladas para transmitir cuál es esta generación, qué ánimo tiene y, sobre todo, qué está haciendo con su vida. En tercer lugar, y quizás como elemento más importante, la misma caravana. «No estábamos del todo de acuerdo con atraer a las personas a Madrid o Barcelona, que es donde se suelen realizar los grandes eventos y trasladamos el proyecto a una unidad móvil que nos permitía ir allí donde están sucediendo las cosas», explica Natalia Pedrajas. Además de que, como explica, la caravana da un toque juvenil a la iniciativa, al tiempo que reivindica que ello no hace perder profesionalidad, sino ganarla.


PUBLICIDAD

 

 

 

 

 

Así, financiados por Everis, Fundación Universidad Empresa y Abanca, el 'modus operandi' ha sido tan sencillo como lanzar con antelación el proyecto, ver en qué ciudades había más demanda para montar la ruta y, durante el trayecto, ir improvisando paradas. Y, en cada una de las estaciones, confiar en anfitriones que organizaran actividades para responder a la gran pregunta, ¿qué quieren hacer los jóvenes con su vida? Buen ejemplo de ello es Barcelona. Helena Lorenzo, una de las integrantes de la caravana enviada desde Everis se encargó de montar Community Dj, una fiesta en el FAB café donde los invitados podían elegir la música que sonaba desde sus 'smartphones' mediante la aplicación WeJ lanzada por Pau Argelaguet y su socio. Y es que la tecnología ha jugado un papel muy importante en la iniciativa. Sobre todo, en su sentido más humano. Qué quieres hacer con tu vida distribuye un proyecto transversal ajeno llamado The Social Coin, una especie de cadena de favores que plasma el recorrido de éstos en su página web.

Además, el proyecto supone una manera revolucionaria de patrocinar, dado que las empresas implicadas han mandado a sus propios trabajadores. «Es una manera perfecta de que las 'sponsorizaciones' hoy cobren sentido y de que la entidad pueda llevarse el conocimiento que está ganando mediante su implicación en el proyecto», dice Helena Lorenzo como trabajadora de Everis.

Es por ello que todo momento forma parte de un proceso bidireccional y retroalimentativo. Con especial cariño recuerda Natalia Pedrajas, por ejemplo, la parada en Pontevedra. Allí los esperaba África, anfitriona que organizó un espacio de 'coworking' y preparó un escenario en la plaza mayor con distintas dinámicas: un grupo de discusión, un muro de 'post-its' respondiendo a qué querían, los asistentes, hacer con su vida y una cámara fija para contar individualmente la experiencia.

Todavía es pronto para extraer conclusiones. Sin embargo, el proyecto ha permitido confirmar lo que presuponían acerca de esta generación no perdida. La trabajadora de Global Shapers pone como ejemplo la supuesta fuga de cerebros que se está extendiendo en nuestro país. «Parece que la gente joven que se va, está huyendo. Y eso no es así, los jóvenes no lo sienten así. Sienten que se van a experimentar, a vivir cosas nuevas para traerse luego a su país lo mejor que pueden aprender fuera», explica Pedrajas.
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC