inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
07/02/2017
Las pymes pueden satisfacer todas sus necesidades de infraestructura de TI mediante la adopción de un enfoque de TI híbrido que les proporcione el rendimiento de los sistemas en las instalaciones con la flexibilidad de la nube. Las soluciones HPE con procesadores Intel® Xeon® te lo ponen en bandeja.

Cuando una pequeña o mediana empresa busca diseñar o actualizar su infraestructura de TI, a menudo, la elección más importante a la que se enfrenta es si crear su infraestructura en las instalaciones o pasarse a la nube pública, pero la mejor opción es hacer ambas cosas.

Las pequeñas y medianas empresas que aprovechan un enfoque de TI híbrido obtienen una serie de beneficios clave, pero, para llegar a esta realidad, tienen que seguir algunas prácticas recomendadas. Según Aberdeen Group, para llegar a una infraestructura de TI híbrida efectiva, las pymes deben:Con un enfoque de TI híbrido, las pequeñas y medianas empresas pueden aprovechar el mayor control, el acceso más rápido y la mayor seguridad que implica el enfoque en las instalaciones, beneficiándose al mismo tiempo de la mayor agilidad, los costes reducidos y la mejor flexibilidad que ofrece la nube. Y, lo mejor de todo, un enfoque de TI híbrido se puede implementar de forma fácil y rápida, lo que representa una opción perfecta para las pymes que quieren prescindir de los altos costes y la complejidad que suelen conllevar los enfoques tradicionales.

Comprender sus requisitos de infraestructura en la nube. Al trabajar para entender cuáles son los servicios y aplicaciones que deben ejecutarse en la nube pública, las pequeñas y medianas empresas lograrán una infraestructura de TI híbrida mucho más eficaz.

Conocer sus necesidades tecnológicas actuales. Para obtener el máximo rendimiento al cambiar a una TI híbrida, las empresas necesitan tener una visibilidad completa de todos sus servidores, procesos y aplicaciones, tanto en dispositivos físicos como en la nube.

Preparar sus sistemas internos para un mundo híbrido. Obtener los beneficios de un enfoque de TI híbrido resultará imposible si los sistemas en las instalaciones de una organización están obsoletos, saturados y mal gestionados. Las pymes deben asegurarse de que su base en las instalaciones se mantenga actualizada, se ejecute con un alto rendimiento y esté lista para afrontar los retos de la TI moderna.

Hacer que la nube y los sistemas en las instalaciones trabajen juntos. Mediante el uso tanto de la nube como de los sistemas en las instalaciones, estas organizaciones serán capaces de obtener el máximo provecho de ambas plataformas y de aumentar la capacidad de sus iniciativas tecnológicas.

Crear una infraestructura diseñada para satisfacer las necesidades actuales y futuras. Con una infraestructura híbrida ágil y flexible, las pymes pueden reducir la complejidad de estas tecnologías y aumentar su capacidad de utilizarlas para obtener ventajas competitivas.

 

Fuente: http://tecnologiaparatuempresa.ituser.es




2017
Todos los derechos reservados

SPC