inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
29/09/2016
PwC, AEC
PwC, AEC
18/02/2015
El pensamiento estratégico y la adaptabilidad no son diferentes a lo que se pedía hace 10 años, pero la tecnología digital las coloca como elementos clave para enfrentar el mercado.

 Fuente;  http://elempresario.mx

El enfoque estratégico o la adaptabilidad son habilidades deseables en un director general, si bien no son sustancialmente diferentes a lo que se habría exigido a un CEO 10 años atrás, el impacto que las tecnologías digitales tienen en la actualidad en los clientes obliga a las empresas a revaluar sus capacidades propias y las de sus líderes.

El 58% de los 1,322 líderes entrevistados por PwC, como parte de su 18ª Encuesta Anual Global de CEOs, entre ellos Jorge Nacer, presidente de Nacer Global, considera un desafío el acelerado cambio tecnológico, el cual pone en evidencia la escasez de competencias clave en las empresas, lo que supone un peligro para el crecimiento. A pesar de ello, los directivos ya no cuestionan dicho cambio, lo asumen. El 80% de los entrevistados dijo que los dispositivos móviles y el big data son aspectos clave de su estrategia de negocios.

De hecho, la tecnología permea en todos los aspectos del negocio: obliga a las empresas a reevaluar sus capacidades y el valor que crean, y las empuja a aprovechar las herramientas digitales para dar a los clientes lo que desean. Provoca nuevas regulaciones desde el gobierno, haciendo indispensable un mejor diálogo entre el sector privado y el público. También ayuda a las empresas a desarrollar y gestionar una fuerza laboral y una red de colaboración más diversa, adaptable y conectada que nunca, expone PwC.

Estos desafíos contrastan con un panorama competitivo, que también cambia rápidamente. La competencia ahora viene de fuentes nunca antes vistas, lo que a su vez genera nuevas regulaciones y patrones de consumo. De hecho, más de 30% de los CEOs dijo que en los últimos tres años incursionó en nuevas industrias y 56% cree que las organizaciones competirán en nuevos sectores en los próximos tres años.

La tecnología también lleva a construir nuevas y diversas alianzas, el manejo apropiado de esas redes sociales son importantes para el éxito futuro. La diversidad y la inclusión son fundamentales para formar la cantera de talento de la que pueden echar mano las empresas, por ello 77% de las directores general tiene previsto promover este tipo de estrategias.

Ante este panorama ¿cuál es la capacidad “critica” que debe tener o cultivar el CEO del mañana para competir en el mercado? El 32% de los entrevistados por PwC destacó el pensamiento estratégico, mientras que 19% consideró la adaptabilidad como la capacidad más importante.

Poseer una sana apreciación surrealista también es deseable para planificar de manera más efectiva, después de todo, muchas tecnologías disruptivas no existían hace unos años y en la actualidad startup dominan industrias enteras.

Ante la falta de una visión de rayos X o habilidad para ver el futuro, la flexibilidad en la toma de decisiones y ser curioso acerca del mundo de los negocios, son las cualidades que destacaron los entrevistados.

“Un atributo necesario de los CEOs para el éxito en el futuro es la curiosidad. De ésta viene el aprendizaje y las nuevas ideas. En las empresas que están cambiando rápidamente, si no eres curioso, si no estás aprendiendo, si no tienes nuevas ideas, vas a tener un problema real”, considera Michael Dell, presidente ejecutivo de Dell.

Hay otra cualidad tanto o más importante que subrayaron los entrevistados: la humildad.

“Un director general humilde es capaz de escuchar y aprender del equipo que ha construido; serán capaces de aprovechar al máximo las ventajas de la diversidad que están cultivando y serán receptivos a las ideas que se generan de nuevas colaboraciones. La humildad dará al CEO la confianza de pasar lo que ha aprendido a la siguiente generación de líderes”, destaca el estudio de PwC.


 

 




2016
Todos los derechos reservados

SPC