inicio
Regístrate al boletín      Twitter Facebook Linkedin RSS
Mapa del sitio
29/09/2016
02/02/2015
Los enamorados de la tecnología tenemos ante nuestros ojos un momento histórico que disfrutar, y además no solo lo vemos sino que somos protagonistas, eso siempre nos atrae más. ¡Increíble!

 Fuente;  www.microsoftinsider.es

En los últimos meses estamos viendo una gran cantidad de alianzas estratégicas que, mirando atrás en la historia, suelen ser movimientos previos a una gran batalla. Cada uno va preparando sus ejércitos.

Antes de toda gran batalla se producen uniones y frentes, el Señor de los anillos ilustra perfectamente este mecanismo que se ha dado muchas veces en la historia real. Uno de los indicadores más claros de este preludio es que las alianzas se producen entre tradicionales enemigos y grupos con objetivos, filosofía y culturas muy distintas. Siempre bajo la premisa de la supervivencia ante un enemigo común o una oportunidad de las que no se pueden dejar de escapar.

Ver a IBM aliándose con Apple, a Google con VMWare, a Google con PwC, la alianza de Amazon con Trend Micro – Dell – Ubuntu,… nos indica movimientos de batalla. Pero por si alguien tenía alguna duda, acabamos de conocer que Oracle firma una alianza estratégica con Samsung, compañías en las antípodas una de otra y con culturas difícilmente compatibles pero que en la práctica que se quedaban fuera del mapa.

Microsoft es la única que no ha hecho grandes movimientos más allá de un refuerzo de las alianzas con IBM y HP, la razón me parece obvia, Microsoft es el enemigo a batir y el que tiene la posición tomada. Microsoft sigue siendo el estándar de facto más poderoso e influyente tanto en el mundo del Cliente como en el del Servidor, las aplicaciones que mueven el mundo corren sobre Windows y Windows Server en un porcentaje elevadísimo, la Cloud de Microsoft es la que más rápido crece (+114% anual) y el negocio empresarial es más sólido, rentable y con mayores barreras de entrada que el de consumo en el medio plazo. Solo un dato en 2.020 solo el negocio Cloud facturará 200.000 millones de dólares ¿alguien quiere perder?

En esta guerra de frentes y de ejes, en búsqueda de músculo y oferta completa end-to-end, solo aquellos que sepan coordinarse triunfarán, sabido es que grandes frentes han fracasado en la historia por falta coordinación y por liderazgos divididos. Esa quizá sea la gran ventaja de Microsoft. Primero es el único proveedor con una arquitectura sólida end-to-end (dispositivo, on-premise, Cloud privada, hibrida y pública, IaaS, PaaS y SaaS) la segunda gran ventaja de Microsoft es su ecosistema de más de 600.000 Partners en el mundo y sus alianzas ya totalmente asentadas con Intel, AMD, HP, Dell, IBM, Toshiba, Fujitsu, Acer, Avanade, Accenture…, y un largo número de Integradores y Consultoras, entorno duro como una roca mientras que las nuevas alianzas que se ven más artificiales y coyunturales. Más allá de la firma de un documento de acuerdo los nuevos frentes deben demostrar capacidades de expansión real y rentabilidad para sus accionistas.

Nadie sabe cómo acabará esto, (Wall Street parece una montaña rusa), pero hay una cosa clara, de esta batalla el gran beneficiado será el usuario y la evolución tecnológica. Es en épocas de tribulaciones cuando se producen los avances más rápidos y eficaces.

¿Quién creéis que se está posicionando de una manera más adecuada? ¿Conocíais la situación en la que nos encontramos o ha sido una novedad leer sobre ello? ¿Quién creéis que ganará además de los usuarios?
 




2016
Todos los derechos reservados

SPC