La Cámara de Comercio de Madrid emprende siete acciones para ayudar a las empresas a combatir la crisis
La financiación de las empresas madrileñas, asegurar su acceso a las ayudas públicas y subvenciones, la supervivencia de pymes y autónomos, contribuir a mejorar la competitividad, la cualificación y la formación continua constituyen las prioridades de la institución

www.diariodelhenares.com  08.01.2009

  • Salvador Santos Campano, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid: "Debemos de estar preparados para afrontar los efectos adversos que la crisis financiera, la inflación, el deterioro del crecimiento económico y la presión fiscal puedan tener sobre la competitividad de nuestras empresas"
  • La Cámara de Comercio e Industria de Madrid ha emprendido una estrategia encaminada a apoyar a las 500.000 empresas madrileñas en una coyuntura de crisis económica que, según las previsiones, tocará fondo este año. Esta estrategia se fundamenta en siete líneas de actuación para favorecer la competitividad y expansión empresarial en la Comunidad de Madrid.   
    "La combinación de una burbuja inmobiliaria propia y la crisis bancaria internacional ha llevado a la economía española a la recesión desde mediados de año", explica Salvador Santos Campano, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid. En su opinión, "debemos de estar preparados para afrontar los efectos adversos que la crisis financiera, la inflación, el deterioro del crecimiento económico y la presión fiscal puedan tener sobre la competitividad de nuestras empresas". 
    Estas siete líneas de actuación persiguen que las empresas, emprendedores y autónomos madrileños encuentren financiación para sus proyectos, aprovechen al máximo las ayudas públicas disponibles y, en general, ganen en competitividad. Son las siguientes: 
    1. Apoyo a la financiación de las empresas: la Cámara de Comercio de Madrid cuenta con un servicio de financiación para pymes a través de su departamento de Promoción Empresarial. Este servicio ofrece el acceso a créditos a la medida a través de diversos convenios firmados con diversas entidades financieras: Caja Madrid, "la Caixa", Caja Mediterráneo, BBVA, Banco Gallego, Banco Pastor y la sociedad de garantía recíproca Avalmadrid. Los convenios firmados con Caja Madrid y "la Caixa" ponen 4.250 millones de euros a disposición de las pymes, emprendedores y autónomos madrileños en condiciones preferentes de financiación.
      Además, la Cámara de Comercio de Madrid se compromete a solucionar en un plazo máximo de 48 horas todas las dudas sobre financiación que las empresas, emprendedores y autónomos le transmitan. Para ello, ha desarrollado un servicio de asesoramiento online, que presta la dirección de Promoción Empresarial a través de esta dirección de correo electrónico: financiacion@camaramadrid.es,  
      Para la Cámara de Madrid, la financiación de los proyectos empresariales comprende también la prospección de nuevos mercados. Buscar salida en el exterior a los productos cuya demanda cede en el mercado nacional es una prioridad. Para ello, la dirección de Comercio Exterior de la Cámara ha reforzado su programa de ayudas a empresas exportadoras, así como su colaboración con Avalmadrid en la línea de financiación para la internacionalización de empresas de esta sociedad de garantía recíproca. 
    1. Colaborar en los programas de ayudas directas: desde la dirección de Comercio y Servicios, la Cámara colabora con la Comunidad de Madrid en el trámite y gestión de las ayudas del Plan de Fomento e Impulso al Pequeño Comercio y Hostelería (Ficoh), que pretende beneficiar a las 17.000 pymes madrileñas que se dedican a estas actividades para que inviertan en la mejora y modernización de sus instalaciones y en innovación. Para el período 2008-2011 se ha duplicado el importe de las ayudas que concede el Plan Ficoh, hasta 41 millones de euros, lo que prevé generar una inversión de más de 127 millones de euros.
      El año pasado se beneficiaron de las ayudas del Plan Ficoh 1.530 pymes comerciales y de hostelería madrileñas; ayudas que han alcanzado más de 12,8 millones de euros y han generado una inversión en el sector de 52,3 millones. A ello hay que sumar las ayudas de 4,8 millones de euros concedidas para promover la modernización y rehabilitación de las áreas comerciales tradicionales, ya sean ejes urbanos comerciales o mercados y galerías comerciales de la Comunidad de Madrid.  
      Las ayudas concedidas el año pasado al comercio y la hostelería han contribuido a  la creación de unas 300 empresas en estos sectores y casi 500 nuevos puesto de trabajo. Además, el 52% del presupuesto se destinó a empresarios que padecen algún tipo de discapacidad,  mujeres emprendedoras e inmigrantes. 
      Por su parte, la Dirección de Industria de la Cámara de Comercio de Madrid, en colaboración con la Comunidad autónoma, ha desarrollado un plan estratégico deimpulso, financiación y apoyo especialmente dirigido a los sectores productivos más vulnerables y que implica ayudas por importe de 2 millones de euros para este año.  
      En la región trabajan más de 28.000 empresas industriales, que generan el 13% del Valor Añadido Bruto Industrial nacional y el 11% del empleo de la Comunidad de Madrid, hasta 350.000 personas. 
      A estas ayudas específicas para los sectores del comercio, la hostelería y la industria, se une el programa Pyme Digital, que promueven la Dirección de Innovación y Competitividad de la Cámara y la Comunidad de Madrid, para la incorporación y modernización tecnológica de las pymes madrileñas y asegurar su progreso hacia la sociedad de la información. Este programa cuenta con un presupuesto de 980.000 euros, financiado a partes iguales entre la Comunidad y la Cámara. Las empresas que se adhieren a este programa reciben subvenciones para sus proyectos de innovación tecnológica al 100%. 
      Entre las aplicaciones que promueve el programa Pyme Digital están la implantación de la factura electrónica en los procesos de negocio de las pymes de menos de 10 trabajadores (micropymes), así como el intercambio de otros documentos electrónicos. 
      Desde la Dirección de Comercio Exterior de la Cámara de Madrid se cuenta con el Plan de Inicio a la Exportación (PIPE).para animar a nuevas empresas madrileñas a emprender la aventura de la internacionalización con las máximas garantías de seguridad. Este departamento gestionó el año pasado ayudas al comercio exterior para 657 empresas madrileñas. 
    1. Facilitar el acceso a ayudas y subvenciones: la Dirección de Promoción Empresarial de la Cámara de Madrid facilita a las empresas, emprendedores y autónomos de la región información sobre otras fuentes de financiación existentes en la Comunidad de Madrid, entre los que destaca el programa ImpulsaPyme, que promueve Avalmadrid, por importe de 75 millones de euros, al que la Cámara de Comercio de Madrid contribuye con 2,5 millones de euros. La entidad cameral también facilita información sobre las líneas financieras de la Agencia Financiera de Madrid y del Instituto de Crédito Oficial (ICO), así como sobre los microcréditos del Instituto de la Mujer.
      El apoyo financiero a la innovación es objeto especial de diversas iniciativas de la dirección de Innovación y Competitividad de la Cámara de Comercio, que trabaja en ello codo con codo con la Comunidad de Madrid. Entre ellas destaca la promoción de los programas Innoempresa, del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), así como de un servicio específicamente diseñado para ayudar a las empresas de la región a detectar los programas de financiación a los proyectos de I+D+i existentes a escala nacional, europea e internacional que más se ajustan a sus necesidades. 
      Mediante este último servicio, el departamento de Innovación y Competitividad de la Cámara de Madrid ayuda también a las empresas y autónomos interesados a presentar correctamente y en plazo todos los trámites necesarios para solicitar las subvenciones correspondientes. Subvenciones que, tanto en España como en la Unión Europea, financian generalmente el 50% de los gastos de investigación y desarrollo relacionados con el proyecto. 
      Mediante este servicio, la Cámara de Comercio y la Comunidad de Madrid ayudaron el año pasado a 97 empresas de la región a encontrar financiación nacional e internacional para sus proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), cuyo importe asciende a 13,14 millones de euros y que suponen una inversión inducida conjunta de más de 57 millones de euros. Esta inversión en I+D+i duplica con creces la registrada en 2007, que ascendió a 28,16 millones de euros.

      De manera que, por cada euro con el que la institución cameral y la consejería de Economía y Hacienda apoyan a las empresas en este sentido, éstas reciben 22 euros de financiación para la consecución de sus proyectos.
      Además, la Cámara de Comercio de Madrid se compromete a solucionar en un plazo máximo de 48 horas, todas las dudas sobre ayudas públicas y subvenciones que las empresas, emprendedores y autónomos le transmitan. Para ello, la dirección de Promoción Empresarial presta un servicio de asesoramiento online, accesible a través de esta dirección de correo electrónico: subvenciones@camaramadrid.es
    1. Promover la creación de empresas: la Ventanilla Única Empresarialde Madrid(VUE) lidera el ranking en asesoramiento a nuevos emprendedores que se realiza desde las Cámaras de Comercio españolas, con más de 2.000 personas atendidas en 2008. Dado que el año pasado se crearon 1.154 empresas (datos a 30 de noviembre), el 55% de los promotores que se han acercado a la VUE con una idea de empresa han conseguido, finalmente, constituirla. Este dato se sitúa en línea con los registrados en 2007.
      La Ventanilla Única Empresarial de Madrid es una iniciativa conjunta de la Cámara de Comercio, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la ciudad y los ministerios de Administraciones Públicas, Trabajo e Inmigración y Asuntos Sociales.  
      La crisis económica no ha afectado al número de empresas creadas en la Comunidad de Madrid. De hecho, la VUE ha conseguido superar los datos registrados mes a mes en 2007, salvo en el período estival de julio, agosto y septiembre.  
      La Dirección de Promoción Empresarial de la Cámara de Madrid cuenta además con un servicio de creación y desarrollo de empresas, al que acudieron el año pasado un millar de emprendedores. Este servicio les orienta y ayuda en cuestiones prioritarias para asegurar el éxito de sus proyectos, como la realización de un plan de viabilidad, la elección de la forma jurídica, los trámites administrativos, las obligaciones de tipo contable, fiscal y laboral.  
    1. Asegurar la supervivencia de las pymes y autónomos: la Dirección de Promoción Empresarial de la Cámara de Comercio tiene la firme voluntad de contribuir a mejorar la competitividad y asegurar la supervivencia de las 465.000 pymes con menos de 10 trabajadores (microempresas) y los 240.000 autónomos que tributan por el IRPF en la Comunidad de Madrid.
      Entre sus más recientes iniciativas en este sentido, y con la colaboración de CEIM (Confederación de Empresarios de Madrid-CEOE) y el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), la Cámara de Madrid ha publicado el Manual del empresario autónomo. Se trata de una publicación gratuita en la que se abordan, desde un punto de vista práctico, cuestiones de organización empresarial para consolidar el negocio y las estrategias de futuro para que emprendedores y autónomos dirijan sus pasos hacia la expansión de su proyecto. 
      Además, este departamento de la Cámara cuenta con un servicio de transferencia de pymes, mediante el que pretende asegurar la supervivencia de los negocios familiares que tropiezan con dificultades de sucesión y relevo generacional. Mediante este servicio, la Cámara de Madrid pretende ayudar a los propietarios de las pymes madrileñas que no encuentran sucesión, a fin de ponerles en contacto con aquellos emprendedores cuyo plan de negocio se ajusta al de la pyme en cuestión.  
      Para ello, la Cámara de Madrid ha creado una base de datos relacional entre planes de empresa de emprendedores y pymes sin sucesión, conectando ambos procesos. Los expertos de la Cámara ayudan al propietario en el proceso de sucesión, seleccionando el mejor perfil para la continuidad del negocio, a la par que asesoran al futuro propietario sobre los trámites y le ayudan a conseguir la formación específica que pueda necesitar. 
    1. Ayudas a la competitividad: la Cámara de Comercio de Madrid refuerza para 2009 todos sus programas de apoyo a la competitividad de las empresas, tanto desde el punto de vista de la mejora la productividad y la eficiencia de costes de las empresas, como de su internacionalización, para conseguir diversificar sus mercados.
      Así, la Dirección de Comercio Exterior de la Cámara de Madrid prevé incrementar este año el número de misiones comerciales, encuentros empresariales y participación en ferias internacionales. A lo largo de 2008, los técnicos de la Cámara acompañaron y asesoraron a las 1.700 empresas madrileñas que acudieron a un centenar de estas prospecciones de mercado en el exterior para analizar sus posibilidades de negocio en regiones estratégicas.  
      Entre estas regiones estratégicas destacan los 12 nuevos socios de la Unión Europea, los países del sureste asiático (en especial, la India y China), la región del Golfo Pérsico (sobre todo, Emiratos Árabes y Omán) y los países de la cuenca del Mediterráneo, además de América Latina, que constituye ya un mercado natural para la empresa madrileña. En esta última región, los mercados emergentes de Brasil, Chile y Perú constituyen un reclamo principal para las empresas españolas, debido al desarrollo de planes de infraestructuras. 
      Esta estrategia se realizará sin perder de vista las posibilidades para la producción de las empresas madrileñas que proporcionan economías maduras, más afectadas por la crisis, como Estados Unidos y la Unión Europea.  
      El objetivo es consolidar mercados para las empresas madrileñas exportadoras y ayudarles a abrir otros nuevos, a la par que se pretende conseguir animar a nuevas empresas madrileñas a emprender la aventura de la internacionalización con las máximas garantías de seguridad. Para este último objetivo se cuenta con las ayudas del Plan de Inicio a la Exportación (PIPE). El año pasado, gracias a ello, la Cámara ayudó a 78 empresas madrileñas a iniciar su actividad exportadora. 
      Las empresas madrileñas que ponen rumbo al exterior cuentan, además, con la ayuda y orientación de 35 técnicos de la Cámara de Comercio de Madrid desplazados en sus oficinas en el exterior, en concreto, en Shangai (China), Miami (Estados Unidos), Sao Paulo (Brasil) y México D.F. (México). Oficinas que la Cámara de Comercio de Madrid ha puesto a disposición de la Comunidad de Madrid y CEIM para poner en marcha una red de oficinas en el extranjero y desarrollar el proyecto de la marca internacional de la región. Para ello, las dos instituciones y el Gobierno regional han creado la sociedad Centros Empresariales de Madrid en el Exterior, que prevé unir a las cinco delegaciones mencionadas dos más: la primera, en Nueva York (Estados Unidos), a la que seguirá Tokio (Japón). 
      La competitividad de las empresas pasa también por la modernización tecnológica y la eficiencia de su gestión. Estos objetivos son prioritarios en el sector industrial. De ahí que la Dirección de Industria de la Cámara de Comercio de Madrid se haya propuesto poner en marcha próximamente un portal en Internet que reunirá toda la información y legislación que compete a este sector, incluida la información medioambiental. Desde este portal se proporcionará un asesoramiento especializado para que estas empresas consigan implantar con éxito todas las nuevas medidas legislativas con el mínimo coste posible y evitando así las sanciones derivadas de la demora o la aplicación deficiente de la normativa. 
      Para ayudar a las empresas a reducir su factura energética, la Cámara de Madrid promueve auditorías energéticas, que pretenden mejorar la eficiencia en el consumo de las empresas y contribuir al aumento de la producción de las energías renovables 
      La Dirección de Industria de la Cámara también cuenta con diversos proyectos para mejorar el diseño industrial y el ecodiseño de los productos industriales, así como ha desarrollado unos programas de formación e información a través de guías y publicaciones especializadas, a fin de ahorrar tiempo y costes a las empresas. 
    1. Promover la cualificación y la formación continua: en momentos de declive de la actividad económica, la formación se configura como la herramienta más eficaz para la recuperación económica, debido fundamentalmente a dos motivos: el aumento de la competitividad de los trabajadores y el hallazgo de nuevos yacimientos de empleo a que toda crisis obliga.
      El Instituto de Formación Empresarial (IFE) de la Cámara de Comercio de Madrid ha desarrollado seis propuestas específicas en el ámbito de la formación empresarial, de las que se derivan los siguientes objetivos: 
      1. Reconversión de colectivos de trabajadores para facilitar su inserción laboral en otras actividades económicas. El IFE ha reforzado sus programas para facilitar, entre otros objetivos, que los trabajadores excedentes del sector de la construcción puedan encontrar una salida profesional en el sector de la hostelería y el comercio. Para ello, la Escuela de Hostelería cuenta con un programa de formación ocupacional de camareros, auxiliares de cocina, maestresalas, sumilleres y cocineros. Por su parte, la Escuela de Comercio de la Cámara se ha creado con el objetivo de formar buenos comerciantes.
      1. Inserción de colectivos en riesgo de exclusión social (mujeres, inmigrantes, mayores de 45 años y discapacitados): el IFE ha concertado programas experimentales con el Servicio Regional de Empleo y con la Agencia de Empleo del Ayuntamiento de Madrid para formar auxiliares de centros geriátricos, asistentes sociales, recepcionistas, teleoperadores y vigilantes.
      1. Formación en nuevos "nichos" de oportunidad por aumento de su actividad en tiempo de crisis, por nuevas necesidades y oportunidades emergentes: cursos para agentes de seguridad privada y programación de la Escuela Industrial de la Cámara de Comercio de Madrid (cursos de domótica, mantenimiento, calidad y gestión medioambiental).
      1. Fomento activo de empleo y creación de puestos de trabajo: el IFE está tramitando un convenio con el Servicio Regional de Empleo para colaborar con la Comunidad de Madrid en la orientación profesional y formación con compromiso de contratación de hasta el 60% de los desempleados formados. Además, procura formación específica para emprendedores y sobre los procedimientos para la creación de empresas.
      1. Mejorar la competitividad de las pymes comerciales mediante la adopción de elementos diferenciales en la oferta de sus productos y servicios: para ello, el IFE cuenta con la programación de la Escuela de Comercio (con cursos de vendedores, interiorismo, escaparatismo, atención al cliente, importación, exportación, gestión del establecimiento, inglés comercial, ofertas turísticas), que pretende enseñar el oficio de saber vender bien.
      1. Rentabilizar la formación interna de las empresas en términos de mejora de la cuenta de resultados: para ello el IFE prevé la publicación del Informe Forcam (Análisis de Necesidades de Formación en las empresas de la Comunidad de Madrid) para esta primavera, acompañado de una aplicación informática que permita medir el impacto de la formación empresarial tanto en términos de mejora del desempeño individual como del rendimiento que se refleje en la cuenta de resultados de la empresa.
      Por su parte, la Fundación Universidad-Empresa (FUE), que preside el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Salvador Santos Campano, concentra sus esfuerzos en ayudar a la inserción laboral de los jóvenes estudiantes universitarios. En este sentido, los programas de prácticas en empresas de la FUE, denominados Start y Líder, constituyen un arma eficaz contra el desempleo, ya que proporcionan a los universitarios que acaban de finalizar sus estudios su primera oportunidad de empleo y de conseguir experiencia en el mercado laboral. Los programas Start y Líder son también una herramienta muy útil para la empresa en sus procesos de selección. 
      Durante los más de 25 años en los que la FUE ha desarrollado ambos programas, más 2.000 estudiantes se han beneficiado cada año de ellos.  
      La FUE también colabora en el proyecto de preincubadora de empresas Madrid Crece, que se creó el año pasado y que este año será también Punto de Asesoramiento e Inicio de la Tramitación (punto PAIT), a fin de completar sus servicios para incentivar el espíritu emprendedor.