El total de ayudas concedidas en 2011 ha sido un 57% superior a la convocatoria de 2010. Todos los proyectos aprobados son de alta calidad tecnológica, con resultados claramente orientados al mercado, y con un fuerte componente internacional, contribuyendo así a los objetivos de la Estrategia Estatal de Innovación (e2i).

Asimismo, el número de solicitudes recibidas y el número de solicitantes se ha duplicado con respecto a la convocatoria anterior, resultado de la adecuación de las características de la convocatoria a las necesidades de los solicitantes. En este sentido, cabe destacar que las ayudas en forma de préstamos son al 0% de interés, 3 años de carencia y 11 años de devolución.

La convocatoria INNPACTO, que se enmarca dentro de la e2i, tiene como objetivo fomentar la cooperación estable entre el sector productivo y los agentes de I+D+i, estimulando la transferencia del conocimiento desde el ámbito de la investigación al mundo empresarial. Parar ello financia proyectos liderados por empresas que cuentan con la participación de agentes de I+D+i. Es una de las mayores convocatorias del Ministerio de Ciencia e Innovación por el volumen de ayudas concedidas en las modalidades de subvención, préstamo y anticipo reembolsable con cargo a los fondos comunitarios FEDER.

El 56% de las empresas beneficiarias son PYME

En los 394 proyectos financiados participan 1.588 entidades beneficiarias, de las cuales el 54% son empresas y, entre ellas, el 59% son PYME. Por otro lado, del 56% de agentes de I+D destaca la participación de la universidad pública, con un 19%, y de los centros tecnológicos, con un 12% de participación.

Con respecto a la financiación, las empresas han recibido el 74% de las ayudas concedidas, lo que supone un total de 410,7 millones de euros, mientras que el resto se reparte entre universidades públicas, centros tecnológicos y otros agentes de I+D.

De los 410,7 millones de euros, 230 millones se han destinado al apoyo a PYME, lo que representa el 56% de la ayuda empresarial concedida. Esta elevada participación de PYME en la convocatoria indica el creciente desarrollo de la innovación en este sector -principal motor económico del tejido empresarial español- y una apuesta clara de este tipo de empresas por la actividad innovadora.

Los proyectos aprobados impulsan diferentes áreas de la tecnología, siendo las áreas de energía y salud las que presentan mayor número de solicitudes aprobadas y mayor porcentaje de ayuda concedida, con el 28% y 16% respectivamente. No obstante, destacan otros sectores de especial interés y alto contenido tecnológico, como TIC, transporte, alimentación, agricultura y pesca, medio ambiente, sectores industriales y biotecnología.

En el ámbito de la energía, se han destinado 147,5 millones de euros para la financiación de 78 proyectos que contribuyen a mejorar la seguridad del suministro energético, diversificar las fuentes de abastecimiento y promover la protección del medio ambiente. Por otro lado, en el ámbito de la salud se han destinado 88,1 millones de euros para la financiación de 64 proyectos innovadores en tecnologías y productos farmacéuticos y sanitarios, destinados a la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades y patologías.

Respecto a las CCAA que han recibido mayor financiación, destacan Madrid, Cataluña y País Vasco, seguidas de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Aragón, con ayudas superiores al 6% del total concedido.