Por qué Estados Unidos será la gran potencia del siglo XXI
27/03/2014
Tendrá una gran población joven, lo que garantiza una tasa de innovación tecnológica y crecimiento económico muy altos. Es la única de las potencias mundiales que está entre los ocho países donde se concentrará más de la mitad del crecimiento demográfico entre 2013 y 2100

 Fuente:  http://www.forumlibertas.com

En un mundo cambiante, donde el crecimiento demográfico y los avances tecnológicos son dos de los indicadores que definirán la economía del futuro, cabe preguntarse qué país liderará la economía mundial antes de que se cierre el siglo XXI. La respuesta viene de la mano del país que aglutinará, junto a una gran masa de población joven, una tasa de innovación tecnológica muy alta: Estados Unidos.

Líder en tasa de innovación tecnológica

Según informes de la División de Demografía de las Naciones Unidas y el Banco Mundial, más de la mitad del crecimiento demográfico entre 2013 y 2010 se concentrará en ocho países. De ellos, seis pertenecen al África Subsahariana: Nigeria, República de Tanzania, República Democrática del Congo, Níger, Uganda y Etiopía. En la lista también está India, y el octavo país que crecerá demográficamente de forma significativa es Estados Unidos.

Pero, ¿qué diferenciará a Estados Unidos de los otros siete países con un gran crecimiento demográfico? Pues precisamente el hecho de que ese gran crecimiento irá acompañado de una gran masa de población joven, en un país muy desarrollado y aún por explotar demográficamente, lo que a su vez garantiza una tasa de innovación tecnológica y crecimiento económico muy altos.

La cuestión de fondo que explica esta última afirmación es que la capacidad de innovación no se distribuye de manera igual a lo largo de la edad de la persona. La tasa de innovación tecnológica, especialmente en el ámbito de las ciencias físicas y las ciencias de la naturaleza, las que dan el poder técnico, es decir aquellas que no son filosofía o humanidades, se produce por debajo de los 45 años.

La tecnología digital, con los más jóvenes

Un segundo factor es que el vector número uno de difusión de la innovación tecnológica son hoy en día los jóvenes. ¿Por qué? Porque el tipo de tecnología que se está produciendo actualmente es básicamente tecnología digital, y quienes mandan en ella son precisamente aquellos que han nacido en la era digital. De ahí que un niño entre siete y diez años, salvo raras excepciones, se maneje mucho mejor en ese campo que una persona de edad avanzada, aunque sea doctor en filosofía.

Al mismo tiempo, esa innovación tecnológica repercute de forma directa sobre la tasa de progreso técnico, que es un factor determinante del crecimiento económico a largo plazo.

En ese sentido, cabe recordar que en los setenta parecía que Japón iba a marcar el futuro en este ámbito; e incluso antes pudo parecer que Europa estaría en cabeza de la tecnología, pero la realidad es que ambos han quedado muy por detrás de Estados Unidos.

La razón principal tiene que ver con los altos niveles de envejecimiento tanto en Japón como en Europa, y por lo tanto con una edad promedio de la población alta. De hecho, lo que define toda esta cuestión, el factor síntesis, es la edad promedio de la población. Si por ejemplo está por encima de los 40 años quiere decir que tienen mucha gente que ya ha sobrepasado la fase creativa.

Europa, detrás en la carrera tecnológica

Una muestra de ello es cómo Estados Unidos está dejando atrás a Europa y Asia en la carrera tecnológica, tal como muestra un informe de la consultora AT Kearney, que certifica la pérdida de peso de las empresas europeas del sector.

El estudio constata que Estados Unidos ha consolidado su recuperación tras atravesar una de las peores recesiones en décadas, y el abismo tecnológico con Europa y Asia, lejos de reducirse, ha aumentado.

Así lo reconocía el presidente francés, François Hollande, en su reciente viaje a Silicon Valley, la capital de las nuevas tecnologías, cuando un día antes en la Casa Blanca afirmaba que Estados Unidos es "un ejemplo a seguir" para los europeos a la hora de promover la competitividad y la innovación.

Según el estudio de AT Kearney, solo nueve de las cien primeras empresas del mundo de las tecnologías de la información y comunicaciones tiene su sede en Europa. Y esa cifra se reduce a ocho con la compra de la finlandesa Nokia por parte de Microsoft.

De las nueve áreas con grandes empresas tecnológicas que describe el informe, basadas en los ingresos del 2012, con un total de 92 empresas analizadas, solo ocho son compañías con base europea (siete si se cuenta con la inminente venta de Nokia a Microsoft).

Solo en el área de 'Equipamientos' las compañías europeas tienen una presencia significativa, con tres empresas bien situadas entre las 10 analizadas (en segunda, cuarta y quinta posición); en 'Consultorías y Servicios', también tienen tres entre doce, pero en las últimas posiciones (puesto 8, 10 y 12); en 'Terminales' solo tienen una empresa entre diez, Nokia, en el puesto 3, pero ya hemos comentado que deja de ser una empresa europea; y en 'Semiconductores' también una sola empresa entre diez, pero en el puesto 7.

En las otras cinco áreas: 'Software', 'Componentes electrónicos', 'Ordenadores y su entorno', 'Electrónica de consumo', y 'Periféricos', no consta ni una sola empresa europea entre las diez primeras. Un resultado más que mediocre en nueve de las áreas más significativas para el desarrollo y crecimiento económico.