La industria farmacéutica invierte en 2008 más de mil millones en I+D en España a pesar de la crisis
17/06/2009
Se generaron más de 4.700 empleos y se invirtieron 453 en ensayos clínicos, la mayoría en Cataluña y Comunidad de Madrid

Fuente: www.europapress.es  Fecha: 17.06.2009  

La industria farmacéutica invirtió el pasado año en España un total de 1.010 millones de euros en materia de I+D, de los que el 85 por ciento se destinaron a investigación clínica y el 15 por ciento restante a investigación básica, según los datos de la encuesta sobre actividades en I+D de 2008 que ha presentado hoy Farmaindustria tras celebrar su asamblea general en Madrid.

Esta cifra supone un aumento del 9,6 por ciento en relación con el presupuesto destinado a I+D anterior ejercicio, en 2007, cuando la inversión fue de 922 millones de euros, consiguiendo así superar los mil millones "como ningún otro sector industrial ha sido nunca capaz en España", aseguró el presidente de la patronal, Jesús Acebillo.

Ante el actual periodo de crisis económica que vive el país, el presidente de Farmaindustria destacó que "la sociedad necesita que el sector concierte presupuestos bien definidos", lo que implica un continuo entendimiento con el Gobierno central a través de la interacción con distintos ministerios, "no sólo en materia de I+D sino también en empleo".

Además, en virtud de esta inversión Acebillo se mostró más seguro de cumplir con el compromiso del sector de invertir 3.600 millones de euros en los próximos tres años, "algo que tampoco habrá hecho ningún sector en España".

Según los resultados de este informe de Farmaindustria, que aglutina a un total de 211 laboratorios farmacéuticos nacionales e internacionales, el 39,2 por ciento (395 millones de euros) fueron inversiones extramuros, es decir, contratos de investigación con hospitales, universidades y centros públicos, casi el doble de la inversión de hace cuatro años, lo que, como advirtió Acebillo, demuestra la implicación de la industria con el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Las comunidades que más se beneficiaron de dicha aportación fueron Cataluña y Comunidad de Madrid, con 89,1 y 85,7 millones de euros respectivamente, seguidas de Andalucía (32,3), Comunidad Valenciana (31,1), Galicia (14,8), País Vasco (8,9), Castilla y León (6,5) y Cantabria (5,9).

En cuanto a la inversión intramuros, que fue de 614,4 millones de euros, el 47,6 por ciento se realizó en Cataluña, el 42 por ciento en Madrid y el 10,4 por ciento restante en otras comunidades autónomas y en el extranjero.

El grueso de la inversión, en coherencia con el coste real de investigación de un nuevo fármaco, se dedicó a ensayos clínicos (453 millones de euros), lo que supone que se ha duplicado en los últimos 7 años (en 2005 esta inversión ascendió a 229 millones), mientras a investigación básica se destinaron más de 162 millones de euros.

Sin embargo, en la fase de desarrollo de los ensayos clínicos se ha observado "un cambio de tendencia clara", destacó Acebillo, ya que aumenta la investigación clínica en fases tempranas. De los estudios financiados, el 27 por ciento estaban en fase II y el 46,1 por ciento en fase III, mientras que sólo un 18,2 por ciento estaban ya en la última etapa de desarrollo (fase IV), 10 puntos porcentuales menos que en 2002.

APUESTA POR LA BIOTECNOLOGÍA

Como novedad este año, la encuesta sobre Actividades del I+D en 2008 del sector farmacéutico en España incluye un apartado exclusivo dedicado al uso de la biotecnología en la investigación. Así, en el año 2008 la industria farmacéutica invirtió en España más de 192 millones de euros en biotecnología, lo que supone el 19,8 por ciento de la I+D farmacéutica nacional.

El 62 por ciento de los laboratorios farmacéuticos en España utiliza la biotecnología en la fase preclínica, con herramientas que en la mitad de los casos son propias. El 90 por ciento de las compañías que utilizan la biotecnología en fase preclínica desarrollan total o parcialmente estas actividades en España.

Por otro lado, el 72 por ciento de la muestra utiliza la biotecnología en la fase clínica, siendo propias la mitad (52%) de las herramientas empleadas. El 71 por ciento de las compañías que utilizan la biotecnología en esta fase desarrollan total o parcialmente estas actividades en España, habiéndose reportado 49 medicamentos biotecnológicos de origen recombinante en fase de desarrollo con 187 ensayos clínicos en España, principalmente en oncología, diabetes, osteoarticular, cardiovascular y hematología.

Además, se han reportado 49 medicamentos de síntesis química en desarrollo en los que se han empleado herramientas de biotecnología, con 75 ensayos clínicos gestionados en España (básicamente en oncología, endocrinología y respiratoria).

MÁS DE 4.700 EMPLEOS EN I+D

Por otro lado, la encuesta refleja que en 2008 la creación de empleo en I+D aumentó un 3,9 por ciento en tasa anualizada entre 2006 y 2008, siendo relevante que de los 4.786 empleos en I+D generados por la industria farmacéutica el pasado año, más de tres cuartas partes corresponden a titulados superiores.

En este sentido, se aprecia a lo largo de los últimos años una clara tendencia a emplear personal cada vez más cualificado en las tareas de I+D, de forma que los titulados superiores --licenciados y doctores-- han pasado de ser menos de dos tercios de la plantilla de I+D a más de tres cuartos en seis años.

Según el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, estos datos demuestran el "buen entendimiento" que existe dentro del sector a la hora de potenciar el empleo cualificado, y anunció que están en conversaciones con el Ministerio de Trabajo para lanzar un plan sectorial que "asegure las contrataciones, fidelice a sus empleados y mejore su formación y desarrollo".

FARMAINDUSTRIA CAMBIA SUS CRITERIOS DE GOBERNABILIDAD

Por otro lado, en la asamblea general de acordaron las líneas para actualizar los criterios de gobernabilidad de la Asociación, por las que ahora se pasarán a utilizar criterios de valor añadido para adecuar la representatividad en la Asociación de los distintos grupos, nacionales y extranjeros, añadiendo a indicadores clásicos como ventas otros como exportaciones, número de empresas, empleo, I+D y activos fijos.

El objetivo, según explicaron ambos mandatarios, es generar un escenario de certidumbre y estabilidad a largo plazo y adecuar progresivamente los criterios de representatividad interna a los pesos de los grupos que conforman la Asociación.

Además, puntualizó Acebillo, el acuerdo se alcanzó por unanimidad gracias a toda la colaboración de todos los grupos, lo que "refuerza" la entidad para afrontar con garantías los retos a los que debe enfrentarse y asumir el sector en España.