Por una Internet abierta, independiente y responsable
19/06/2009
La Comisión Europea ha presentado el 18 de Junio de 2009 su Comunicación COM(2009)227 bajo el título “La gobernanza en Internet: los próximos pasos” en la que aboga por una mayor transparencia y la rendición de cuentas multilateral en la gobernanza de Internet. En su documento estratégico la Comisión hace un análisis de los mecanismos de control existentes y aboga por un sistema en el que las decisiones sobre Internet, especialmente las relacionadas con su apertura y seguridad, deben adoptarse de manera transparente y responsable, reflejando el papel clave que ha adquirido en la sociedad.

Fuente: http://euroalert.net  Fecha: 19.06.2009

En una Comunicación de la Comisión denominada “La gobernanza de Internet: los próximos pasos” COM(2009)227, se han presentado las propuestas para que la gobernanza de Internet resulte más abierta, transparente e incluyente.

Existen actualmente 1.500 millones de usuarios de Internet en el mundo, de los cuales 300 se encuentran en los 27 Estados miembros de la Unión Europea. En este momento, un organismo privado con sede en Estados Unidos, la Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN), es responsable de coordinar los elementos clave de Internet. La Comisión está de acuerdo en que la empresa privada siga encargándose de la gestión ordinaria de Internet, siempre que lo haga con independencia y rinda cuentas adecuadamente.

Las actividades de ICANN se amparan en este momento en un Acuerdo de proyecto conjunto con el Departamento de Comercio estadounidense que expira el 30 de septiembre de 2009. En opinión de la Comisión Europea, los futuros mecanismos de gobernanza de Internet deben reflejar el papel clave que ha adquirido la red mundial para todos los países.

Un objetivo clave es por tanto el de la rendición de cuentas, tanto de tipo interno (los organismos de toma de decisiones y la organización general de ICANN) como externo (rendición de cuentas multilateral con respecto a todos los países del mundo). Esto significa también que quienes se vean afectados por las decisiones de los organismos de gobernanza deben tener la posibilidad de recurrir ante un tribunal independiente. La Comisión ha propuesto también que la red sea gestionada por entidades privadas con arreglo unos principios acordados por las autoridades públicas, pero sin interferencia de los gobiernos en las actividades ordinarias.

Con la expiración del Acuerdo de proyecto conjunto bilateral entre ICANN y el gobierno estadounidense en septiembre de 2009, la Comisión ha manifestado hoy que esta iniciativa del sector privado debe mantener su liderazgo, pero que sus actividades deben ajustarse a unas directrices claras definidas a través de un diálogo internacional. Por ejemplo, si ICANN va a supervisar la introducción de nombres de dominio personalizados (lo que permitirá a un sitio web sustituir «.com» por «.algo»), debe establecer unas directrices claras y trabajar con apertura. La UE considera también que los futuros mecanismos de gobernanza de Internet deben atenerse a unos principios básicos, en particular el respeto de los derechos humanos y la libertad de expresión, así como la necesidad de preservar la estabilidad y la seguridad de Internet, tal como en su día manifestó el Parlamento Europeo.

El gobierno estadounidense es el único que puede supervisar oficialmente las políticas y actividades de ICANN desde que se iniciaran en 1998. Como el Acuerdo de proyecto conjunto está a punto de finalizar, la Comisión considera que en adelante debería rendir cuentas de forma universal, no sólo a un gobierno, sino a la comunidad mundial de Internet. Esto resulta de especial importancia si se tiene en cuenta que los próximos mil millones de usuarios de Internet procederán principalmente del mundo en vías de desarrollo. La Comisión ha manifestado hoy que la UE debe entablar conversaciones con sus socios internacionales sobre estos temas, y en particular sobre la manera de reforzar la robustez de Internet frente a averías accidentales y ataques deliberados.

Las propuestas políticas de la Comisión desean reafirmar la iniciativa privada y garantizar que Internet siga siendo un motor de la innovación, la libertad de expresión y el desarrollo económico.

La Unión Europea y la Gobernanza en Internet
La UE siempre ha estado en la primera línea de los debates internacionales sobre la gobernanza de Internet. En particular, participó en la creación de ICANN en 1998. En el contexto de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, celebrada entre 2003 y 2005, los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil acordaron varios principios importantes sobre la manera en que debe gestionarse y coordinarse Internet al servicio del interés público. La necesidad de garantizar permanentemente la seguridad y estabilidad de Internet constituyó una prioridad clave impulsada por la UE, al igual que la necesidad de liderazgo del sector privado y de conseguir una participación, plenamente incluyente, de todas las partes interesadas en la formulación de las principales políticas.