Más innovación para una industria en pleno auge
21/07/2010
El desarrollo científico y tecnológico está vinculado directamente al crecimiento de las diferentes industrias de nuestro país. Sin embargo, siguen existiendo nuevas oportunidades para la innovación empresarial que están por explotar, principalmente en el sector auxiliar de la industria agroalimentaria, donde la I+D todavía tiene mucho que decir.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 21.07.2010

Por ello, recientemente, la directora de la Fundación Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), Ana Morato, daba a conocer un estudio donde se detallaban las oportunidades tecnológicas que habían constatado para la economía española, y entre cuyos sectores brillaba con luz propia el agroalimentario. Así, la directora mostró una radiografía del escenario actual de la nueva economía, afirmando que se había pasado de un modelo basado en el consumo a otro sustentado en la escasez para seguir creciendo.

Por ello, y dentro del área agroalimentaria, Morato hizo hincapié en que las propuestas para lograr oportunidades pasarían por los nuevos alimentos y cómo crear una nueva generación de los mismos, la I+D+i del máximo nivel, así como la vinculación entre alimentación y salud, con la clara orientación a la individualización y la dieta personalizada. Y es que, según considera la directora de OPTI, el sector agroalimentario se encuentra en una excelente posición para asumir una posición de liderazgo internacional de la mano del desarrollo científico-tecnológico.

La seguridad alimentaria es una de esas oportunidades de desarrollo de productos donde la tecnología debe aportar garantías para que no se vean alteradas las características nutricionales de los alimentos, mediante la incorporación de nuevos recursos y la mejora de tecnologías tradicionales.

Innovación auxiliar

Otro de los rasgos constatados en el estudio, realizado por la fundación, es la escasez de empresas auxiliares a la industria agroalimentaria, marcando la senda de un nicho incipiente en el que existe espacio para la innovación y su aplicación a procesos.

Algunas de las actividades que se antojan cruciales para que gane peso dicho sector auxiliar pasan por la mejora y flexibilización de las líneas de envasado, las tecnologías sensoriales -como la nariz electrónica-, la protección frente a alergias mediante nuevos sistemas de detección, además de la innovación en los procesos productivos ya existentes gracias a la aplicación de las TIC.

Asimismo, ese impulso sería ambicioso y generador de conocimiento de gran valor, que podría convertirse en otro paso más en camino a la excelencia empresarial y a la transferencia de Know-How al sector.

Este conocimiento llevaría al pleno conocimiento de los procesos y la tecnología creada a convertirse en otro recurso comercial, que permitiría rentabilizar los desarrollos tecnológicos más allá de la producción propia de la empresa, pudiendo comercializar y trasladar la innovación a sectores afines, como podrían ser el farmacéutico y el cosmético.

Como la industria agroalimentaria tiene un gran número de eslabones en su cadena, Morato quiso destacar las nuevas líneas de desarrollo donde existe espacio para la mejora, como es el caso de los nuevos materiales y diseños eficientes, que satisfagan las demandas de los consumidores, para lograr una experiencia de uso y consumo de gran valor.

Al respecto, la directora de OPTI puso un acento especial en la necesidad de hacer esfuerzos en el desarrollo de envases biodegradables y dando espacio a la nanotecnología, poniendo especial atención en los materiales inteligentes, envases hidrosolubles o tiras reactivas que permitan indicar la coción correcta de cada producto y que así se mantengan sus propiedades ideales.

Con respecto a la innovación alimentaria, Morato desveló la importancia de la alimentación funcional u orientada a la salud, que incorporará investigación sobre fuentes alternativas de ingredientes, como microalgas, elementos probióticos, etc. Además, puso de manifiesto una línea con mucho futuro que es la nutrigenómica, encaminada a conseguir dietas específicas por grupos poblacionales, así como mejorar la nutrición en función de diferentes variables personales de cada individuo.