El rey advierte de que fomentar la innovación es "esencial" para crear empleo
03/11/2011
El rey ha animado hoy a fomentar en España el compromiso a favor de la ciencia, la tecnología y la innovación, ya que es "esencial" para construir "una economía más próspera, que cree empleo",

Fuente:  www.publico.es  Fecha:  03.11.2011

especialmente en los actuales "tiempos de crisis y graves dificultades económicas".

Don Juan Carlos y doña Sofía han presidido la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales de Investigación 2011, celebrada en el Salón de Columnas del Palacio Real, donde la ministra Cristina Garmendia ha lamentado que la legislatura concluya sin dar tiempo a completar la tarea de su Gobierno en este terreno y ha lanzado un mensaje de esperanza sobre el futuro a los jóvenes científicos.

Con palabras del matemático Julio Rey Pastor, que da su nombre a uno de estos premios anuales, Garmendia ha puesto fin así a su intervención: "Muy duradero y cerril habrá de ser un gobierno inculto para que deje perecer en su país esa vegetación intelectual que ya se propaga y se perpetuará por sí misma si se cuida y estimula".

La titular del Ministerio de Ciencia e Innovación, que concede anualmente esos premios, ha citado también a otro matemático, el francés Évariste Galois, para compartir, "en las postrimerías de esta legislatura", su angustia "ante la cercanía del fin y la magnitud de la obra inacabada".

"Es inevitable suscribir las palabras que anotó" Galois "en el margen de su testamento científico: 'no tengo tiempo', 'no tengo tiempo'", ha parafraseado Garmendia, quien ha subrayado la necesidad de forjar "una alianza entre la comunidad científica y el conjunto de la ciudadanía" y ha advertido de que, en investigación, España no puede conformarse con avanzar, sino que debe "aspirar a liderar".

Tras destacar la preocupación de su ministerio por el futuro de los jóvenes científicos, la ministra ha avanzado los resultados de una encuesta realizada a casi 4.000 solicitantes y beneficiarios del programa Ramón y Cajal, en la que se muestra que el 90 por ciento de los beneficiarios disfruta de una plaza estable de investigador y un 86 por ciento ha podido permanecer en el centro al que se incorporó.

Además, una mayoría del 10 por ciento que no logró la estabilidad laboral tras su vinculación al programa "disfruta de un contrato temporal en España dedicada a actividades de I+D".

En su discurso, el rey ha instado a no olvidar que la ciencia debe seguir desempeñando en España el papel que permitió en su historia más reciente el despegue de un país que ha alcanzado ya "un lugar muy significativo en la escena científica mundial", con un capital humano "muy cualificado" e infraestructuras "de vanguardia".

"A ello hay que añadir el compromiso creciente de las empresas españolas con la innovación y el correspondiente avance en materia de competitividad", ha añadido el jefe del Estado, quien ha calificado de "gran salto adelante" el esfuerzo en I+D realizado por España y ha felicitado a los cinco premiados por su "extraordinaria aportación".

Este año, el Premio Nacional de Investigación "Blas Cabrera" de Ciencias Físicas ha recaído en Francisco José Guinea por sus estudios sobre los sistemas fuertemente correlacionados y el "Enrique Moles" en Ciencia y Tecnología Químicas ha sido entregado a Ernest Giralt Lledó por sus trabajos sobre las proteínas relacionadas con el desarrollo del alzhéimer y la esquizofrenia.

Antonio Córdoba Barba ha recibido de manos del rey el Premio Nacional "Julio Rey Pastor" en Matemáticas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, por sus análisis de ecuaciones en derivadas parciales y sus aplicaciones en mecánica de fluidos.

Don Juan Carlos ha hecho también entrega del Premio "Juan de la Cierva" en Transferencia de Tecnología a Antonio Hernando Grande, por su capacidad para transferir al sector empresarial los resultados obtenidos en su dilatada carrera profesional.

El Premio Nacional "Alejandro Malaspina" en Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales ha correspondido a Jordi Bascompte Sacrest, por identificar leyes generales que determinan la forma en que las interacciones entre especies condicionan la biodiversidad.

En nombre de todos los premiados, que recibirán 100.000 euros para sus proyectos, Bascompte ha reclamado "inversiones de capital significativas" para financiar proyectos de investigación españoles y ha llamado a aprovechar la crisis y el actual momento de "profunda transformación" que atraviesa España para construir una ciencia "moderna, interdisciplinar e internacional".