La sectorial de I+D+i del G-9 aborda la Ley de la Ciencia y el Estatuto del PDI
31/03/2009

Fuente:  www.unican.es     Fecha: 31.03.2009

La Comisión Sectorial de I+D+i del Grupo 9 de Universidades se reunió los pasados jueves y viernes en el Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para abordar diversos asuntos de gran trascendencia como la Ley de la Ciencia y el Estatuto del Personal Docente e Investigador (PDI). Los vicerrectores de las nueve instituciones públicas que integran el G-9 acordaron solicitar al Ministerio de Ciencia e Innovación que se haga un esfuerzo por consensuar y coordinar los borradores de ambas normativas.

 Al encuentro asistieron, por parte de la Universidad de Cantabria, el vicerrector de Investigación y Transferencia del Conocimiento, José Carlos Gómez Sal, el director de Área de Investigación, Rafael Torres, la directora de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), Isabel Sánchez Diego, y la jefa del Servicio de Gestión de la Investigación, Marianela Beivide.

Los vicerrectores de la UCLM y de la UC, Francisco Quiles y José Carlos Gómez Sal respectivamente, afirmaron que el G-9 tiene la intención de concretar el papel de las universidades en el sector de la investigación después de que señalaran que el 60% de la investigación que se hace en el país corresponde a las universidades. Asimismo, consideraron que en el borrador de la Ley de la Ciencia debe reconocerse el papel explícito de estas instituciones incorporando un apartado específico que promueva que tanto la investigación como la transferencia de conocimiento se contemplen en la financiación de las universidades.

Otros acuerdos adoptados por la Sectorial de Investigación han sido la puesta en común de los servicios técnicos de apoyo a la investigación de las nueve universidades, definiendo las posibilidades de complementariedad; la elaboración de un mapa de excelencia G-9 en investigación utilizando diversos indicadores; o la definición de un plan concreto de fomento de la investigación entre las universidades que integran el G-9.

Los responsables técnicos de la I+D+i trataron, por otra parte, asuntos relativos a la contratación de investigadores, el funcionamiento de las cátedras, la creación y participación en “spin-off”, la relación con los parques científicos, las formas de colaboración en la optimización de recursos de investigación, la regulación de becas y contratos, la explotación de resultados I+D y el Plan Nacional de I+D+i.

El G-9 es una entidad sin ánimo de lucro constituida en 1997 y formada por las universidades públicas que son únicas en sus respectivas comunidades: Castilla-La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Pública de Navarra y Zaragoza. Su objetivo es promover la colaboración entre las instituciones que lo integran, tanto en las actividades docentes e investigadoras como en las de gestión y servicios.