La buena vida está al alcance de un click
Cada vez son más numerosos e innovadores los servicios que se ofrecen desde las empresas e instituciones a través de internet con el objetivo de facilitar su acceso

www.ideal.es  04.01.2009

HACE relativamente pocos años internet era una herramienta casi del futuro. Poco a poco fue convirtiéndose en una realidad cada vez más cercana que se fue introduciendo en nuestras rutinas diarias. Primero como fuente dónde encontrar ocio, información o curiosidades, pero hoy en día como una herramienta donde acceder -con un sólo click- a servicios que antes generaban tiempo y más de una molestia. Desde realizar la compra, a consultar las cuentas del banco, adquirir una entrada para un concierto, solicitar una cita con el médico, etc.; todo es hoy más asequible gracias a internet. Y además desde una perspectiva local, puesto que cada vez son más cercanas las prestaciones que se ofrecen desde la red digital.
Desde que el hombre es hombre, su primera necesidad ha sido procurarse el alimento. Con el paso del tiempo, esta prioridad se suplía visitando un comercio, algo que hasta hace unos años requería de un carro de la compra, una lista y grandes dosis de paciencia. Pero hoy eso está olvidado. Son cada vez más los supermercados que permiten realizar la compra a través de internet. Desde el salón de la casa, desde la oficina, o en un cíber, los usuarios pueden acceder a la amplia lista de productos de estos establecimientos -sino a todo a casi todo-; repasar una y otra vez sus necesidades y finalmente, introduciendo una clave de cliente y un número de cuenta, hacer el pago para que en un plazo mínimo la compra llegue a casa. El coste del servicio que se añade al precio de la compra depende del establecimiento, pero gira en torno a los 6 ó 7 euros ; un precio reducido si se tiene en cuenta el ahorro de tiempo y esfuerzo, que para muchos se cotiza alto.
Sin colas
Y es que gracias a este sistema de comunicación y al ingenio de empresarios, instituciones y administraciones, se ha conseguido eliminar una de las cosas que más molestan en este mundo: hacer colas. Sí, se acabó el aguantar detrás de un número indeterminado de personas como paso previo a realizar una gestión.
Porque el que quiere esperar para conocer el saldo de su cuenta corriente o hacer una trasferencia es porque quiere. Hoy en día la práctica totalidad de los bancos y cajas de ahorros que operan en El Ejido ofrecen el acceso on line a sus clientes; es un sistema en el que ganan ambas partes, los bancos porque pretenden eliminar los 'atascos' en sus sucursales y los clientes, porque pueden realizar multiples gestiones sin salir de casa o de la oficina. Algo similar pasa con el médico. ¿O no se acuerdan de lo incómodo que era ir al ambulatorio para ir a pedir cita? Con servicios como Salud Responde se puede concertar la consulta con el médico sólo con introducir en la página web de la Consejería de Salud el número de tarjeta sanitaria, la fecha de nacimiento y el número de DNI.
Y que decir del acceso a la educación. Tanto los trámites de acceso como muchas de las necesidades que se plantean durante el año pueden solventarse mediante una web en instituciones como la Universidad de Almería. Los alumnos a partir de segundo año pueden matricularse desde su propio domicilio y la totalidad del alumnado puede conseguir apuntes, temarios, notas, etc., a través de la página de la UAL o comunicarse con el profesorado a través del correo electrónico.
La realización de trámites burocráticos con el Ayuntamiento de El Ejido también dejará en un tiempo de ser un engorro. El gobierno local presentó en septiembre un proyecto a la Junta de Andalucía para convertirse en en una administración electrónica integral que permita a los ciudadanos realizar sus gestiones desde casa, gracias a la firma electrónica.Las estimaciones municipales eran que este nuevo sistema pudiese estar operativo en otoño del próximo año. Así, el Ayuntamiento podrá abaratar su relación con los vecinos en cuanto a consumo de papel, pero los ejidense también ahorrarán en tiempo y desplazamientos para realizar sus gestiones municipales.
La comodidad que ofrece a los usuarios este tipo de servicios es uno de los grandes valores añadidos de los servicios on line. Porque aunque la satisfacción de leer un periódico tradicional en el salón de la casa o en el bar de la esquina es incuestionable, hay días en los que decenas de circunstancias impiden acercarse al kiosco para adquirir el diario; por eso cada vez más las empresas informativas apuestan por sus ediciones web como herramientas de servicio hacia sus clientes. Por eso, aquellos que tienen hoy en sus manos un ejemplar de este periódico y le echan un vistazo a este reportaje, también podrían hacerlo en www.ideal.es (con acceso además a sus otras ediciones).
Algo similar pasa a la hora de disfrutar del arte. Evidentemente no hay nada como contemplar un cuadro en primera persona, pero que si la cosa se complica, la red facilita el acceso a todo esto. Como opción, los museos dependientes de la Consejería de Cultura -entre ellos el Museo de Almería- ofrecen visitas virtuales a través de la página web de la administración, que desde hace un tiempo ha digitalizado gran parte de estas colecciones artísticas.
De cena
Y como pasa con todo en la vida, el nivel de sofisticación ha llegado también a internet. En El Ejido tampoco es ya necesario salir de casa para disfrutar de las propuestas de un gran chef. La web www.cocineroadomicilio.info es la tarjeta de presentación de una curiosa iniciativa que ofrece a los usuarios la posibilidad de que un cocinero se traslade hasta el hogar del demandante para confeccionarle una cena especial. Desde los productos, hasta la vajilla, pasando por cualquier detalle que sea necesario, esta empresa traslada el restaurante hasta la casa del cliente para agasajarlo junto a sus invitados.
Y si son recelosos de su intimidad y no quieren meter a desconocidos en casa también pueden optar la clásica pizza a casa, sin necesidad de descolgar el teléfono. La empresa Telepizza ofrece, desde hace meses, la posibilidad de hacer pedidos on line.
Todas estas posibilidades no sustituyen a los medios tradicionales para abastecerse, sino que son un complemento y una opción para suplir esas necesidades que surgen hoy en día, en momentos en los que la vida diaria pone más de un obstáculo. Eso sí, todavía hay carencias, porque todavía no se ha inventado -y muchos esperan que todo siga así- la posibilidad de tomarse el aperitivo on line. Las tabernas son todavía tradicionales y prefieren el cara a cara. ¡Olé!