Casi un cuarto de la población española no tiene acceso a Internet de alta velocidad
07/05/2014
Según un estudio de Kelisto.es, más de 11 millones de personas viven en municipios de menos de 10.000 habitantes y no pueden disfrutar de conexión de calidad.

Fuente:  www.computing.com

Actualmente, el 23% de la población española vive en municipios de menos de 10.000 habitantes, es decir, en zonas rurales, por lo que son más de 11 millones las personas en nuestro país no tienen acceso a Internet de alta velocidad. Es una de las conclusiones de un estudio realizado por Kelisto.es.

Solo Movistar ofrece cobertura total en Internet en el territorio español porque la operadora es la prestadora (al menos hasta 2016) del llamado Servicio Universal impuesto por el ministerio de Industria, Energía y Turismo y que le obliga a dar al menos 1 mega de velocidad en banda ancha a cualquier potencial usuario en cualquier lugar de España (mientras que en las ciudades se ofrecen velocidades de navegación de hasta 100 megas y redes ultrarrápidas móviles 4G).

Esta velocidad de conexión está todavía lejos de las promesas que se habían ido haciendo en los diferentes debates sobre digitalización de la sociedad y en los mínimos establecidos por la Agenda Digital europea. El objetivo para 2020 de Europa es que cualquier ciudadano de la Unión Europea pueda acceder a una oferta con un mínimo de 30 megas. O lo que es lo mismo: 30 veces más que lo que da en realidad el servicio universal.

Con la fibra la infraestructura sólo está llegando a donde hay grandes ratios de población. Para establecer una red de ADSL, las operadoras no tienen necesariamente que crear una infraestructura nueva. Es decir, ya existe una red - la que en su momento estableció Telefónica - a la que pueden acceder en servicio mayorista - como obliga la ley para evitar una situación de monopolio. Pero en el caso de la fibra óptica, se trata de un mercado nuevo, en el que todas las operadoras han tenido que partir de cero (incluida Telefónica) y establecer la infraestructura necesaria para dar soporte.

La Unión Europea aseguraba que el 100% de los europeos tenía ya acceso a Internet. Para ello, en realidad, no queda más remedio que echar mano del satélite. Cobertura fija (ya sea por cobre, ADSL o fibra) solo tienen el 96,1% de los europeos y móvil (tanto 2G, 3G como 4G) el 99,4 %. Pero los precios son también superiores a los que ofrecen las operadoras de telecomunicaciones con sus ofertas de ADSL tradicional.