Egipto se queda sin Internet
28/02/2011
El régimen de Mubarak ha decidido dejar a sus ciudadanos sin la Red para que no puedan coordinarse y organizar nuevas revueltas masivas.

Fuente: www.channelpartner.es    Fecha:  28.02.2011

Desde hace varias horas la mayor parte de Egipto se encuentra sin acceso a Internet. Se calcula que un 88% de la población no puede entrar en la Red, según la firma especializada en seguridad S21sec. A las 22:30 horas de ayer (hora local) el servicio comenzó a funcionar con dificultades y dos horas antes ya era imposible entrar en Facebook, poco antes Twitter también se había cerrado. A partir de la medianoche ya no se podía entrar a ninguna web y las principales operadoras siguen sin ofrecer conexión. Según un artículo de Arabist, todo ha sucedido después de que se publicase un vídeo del asesinato de un manifestante.

Según S21sec, de las 2.903 redes visibles en Egipto el día 27, hoy apenas quedan 327 accesibles por Internet, siendo un único ISP el que mantiene todas sus rutas  (Noor Data Networks con AS20928). Curiosamente el mercado de valores se encuentra en este ISP. La desconexión del resto de los ISP empezó el 27 de enero a partir de las 10 y media de la noche hora local.
 
 
Muchos de los principales proveedores de servicios de Internet desaparecieron por completo, incluyendo LINKdotNET, RAYA Telecom, Internet-Egypt, Vodafone-EG e IDSC, según informa Trend Micro. La mayoría del resto de proveedores de servicios también vieron significativamente mermada la conectividad ayer en dicho momento. 
  
El objetivo de este corte masivo es evitar que los manifestantes se organicen a través de Internet. Esto, sumado a la prohibición a los periodistas de hacer su labor, puede restar fuerzas a las revueltas sociales. Incluso la Agencia Nacional de Regulación de las Telecomunicaciones se encuentra totalmente inaccesible. Asimismo, hay constancia de que acciones similares se han tomado contra las redes de telefonía móvil, interrumpiendo las comunicaciones por teléfono y texto.
 
Esta acción sin precedentes en la historia de Internet no sólo perjudicará la posible revolución que se extiende por el país, sino que también generará pérdidas en entidades financieras, tiendas online o empresas que residan o inviertan en Egipto. Asimismo, todas las infraestructuras críticas monitorizadas por Internet dejan de ser accesibles, así como todos los cuerpos de seguridad que utilicen este medio.