Los empleados demandan oficinas flexibles
22/07/2014
Los modelos de trabajo tradicionales ya no son válidos. Han cambiado las culturas empresariales, y la tecnología nos permite trabajar hoy desde cualquier lugar y en cualquier momento. El modelo de relaciones laborales se está reescribiendo, y avanza desde el control hacia la construcción de un nuevo marco basado en la confianza.

Fuente:  www.rrhhdigital.com

Los empleados demandan oficinas flexibles

Según, Ofita, estas nuevas culturas empresariales van unidas a conceptos de trabajo flexible. Las empresas están modificando la forma de trabajar de un concepto totalmente caduco. Pasamos de sentarnos en el mismo puesto de trabajo cada día, durante toda la jornada laboral, a una forma de trabajar autónoma en cuanto a espacio y tiempo, en la que priman los resultados por encima del control y la presencia en la oficina.

El trabajo flexible se traduce en importantes ventajas competitivas, al alinear las necesidades de la empresa con los intereses de sus empleados. Por ejemplo, según Ofita, podemos hablar de incrementos de la productividad global superiores a un 20%. Y también se traduce en oficinas diseñadas de forma totalmente diferente.

El trabajo flexible genera un uso menos intensivo del puesto de trabajo tradicionalmente asignado. Y surgen espacios más informales y diferentes a los puestos de trabajo tradicionales para fomentar las actividades a las que ahora se va a la oficina.

En la oficina actual conviven los puestos asignados con las áreas no territoriales; salas de proyectos para el trabajo en equipo, con las zonas para el trabajo concentrado individual; los Phone Box para el trabajo confidencial con las zonas de colaboración compartidas; y los despachos con las áreas de colaboración informal y los espacios de relax…

Por otra parte, la oficina se planifica en función de la presencia real de los empleados frente a la asignación tradicional: 1 trabajador, 1 puesto de trabajo.

Mientras el número de despachos disminuye en torno a un 60%, las zonas de interacción son los espacios que más se están demandando en los diseños de las oficinas actuales.

Y además, esos espacios son cada día más atractivos para motivar y retener a un talento cada vez más exigente.

En España, tras la crisis, de nuevo se vuelve a hablar de la guerra del talento; un talento ahora mucho más exigente, que busca proyectos atractivos.

Para atraer y retener al mejor talento es necesario hoy proporcionarle un entorno de trabajo que responda a sus expectativas y necesidades; que le inspire y le permita trabajar con mayor libertad. Según Ofita, los empleados cada vez valoran más la libertad de elegir dónde trabajar en función de sus necesidades, y por ello, reclaman oficinas flexibles, que les permitan realizar diferentes actividades en espacios distintos.

Todo su hábitat se convierte en un posible espacio de trabajo. De hecho, cada día es más común que las reuniones se realicen en las zonas de office, áreas de paso o de descanso, por ejemplo..

RRHH Digital